EL MINISTRO DANIEL SALINAS DICE QUE EL OBJETIVO ES PRESERVAR LA INSTITUCIÓN Y MANTENER LOS PUESTOS DE TRABAJO

El Gobierno de Uruguay interviene la mutualista Casa de Galicia por un año para resolver la continuación o liquidación de la entidad

| 29 de octubre de 2021, 14:01
fachada CDG
Fachada de la Casa de Galicia en Montevideo.

Luego de la resolución de Casa de Galicia de presentarse a concurso de acreedores por las dificultades económicas en que se encontraba, ha habido distintas repercusiones en la sociedad y el gobierno. Este jueves 28, el Gobierno de Uruguay ha hecho pública la designación de una comisión interventora de dos integrantes para administrar Casa de Galicia por un año, para resolver la continuación o liquidación de la institución.

Según el ministro de Salud Pública, Daniel Salinas, el objetivo es preservar la institución y mantener los puestos de trabajo. “La prioridad será asegurar la atención de los afiliados. La institución entra en concurso por falta de liquidez y lleva 6 balances consecutivos negativos”.

La comisión interventora que administrará la mutualista ha puesto un plazo de un año. La resolución ha sido firmada por el presidente, Luis Lacalle Pou, señalando que corresponde dicha intervención con el desplazamiento de sus autoridades actuales, dado que la mutualista no ha logrado subsanar el desfase económico que tenía dentro del plazo concedido por el Ministerio de Salud Pública (MSP).

La comisión interventora la integra la contadora Alicia Rossi y la doctora Nuria Santana que, según dice la resolución, cuentan con reconocida idoneidad en la materia y se mantendrán en sus cargos hasta que se resuelva el futuro de la institución. Percibirán un salario de 280.000 y 230.000 pesos respectivamente, que deberá pagar la propia mutualista.

Las interventoras tendrán las mismas obligaciones y deberes que tenían las autoridades salientes, de preservar los servicios y atención a los afiliados y las disposiciones administrativas.

 

Alberto Iglesias: “No se comprende”

El presidente de Casa de Galicia, Alberto Iglesias, ha dicho que la intervención del poder ejecutivo es “caprichosa y no se comprende”. Aseguró que el plan financiero que tenía la mutualista le permitía sanear la institución haciendo uso de ingresos a futuro, pero que el MSP no se lo permitió, pese a tener un préstamo aprobado por un banco.

Según fuentes allegadas a la mutua, esta comisión directiva venía manejando con extrema austeridad los dineros de la institución y ya tenían la lupa de autoridades del MSP, quienes hicieron un informe favorable. Dijeron que era viable el plan, si recibieran una asistencia pequeña inmediata, para dar el primer impulso, ya que el resto lo conseguían de financiación privada de un banco conocido en plaza, que daría el préstamo en base a los 44.000 afiliados que posee la mutua.

Evidentemente, para esto se necesitaba el aval del MSP que ha sido quien se negó a darlo por los motivos expuestos en una extensa notificación.

El ministro de Salud Pública ha dicho que la institución al presentarse a concurso está hablando de un grado de iliquidez para hacer frente a determinadas obligaciones que no solamente no mejoró los números, sino que se duplicó el déficit, y esa situación se ha mantenido a lo largo del tiempo.

La Casa de Galicia venía planificando un acto electoral para nombrar nueva junta directiva en la que se habían presentado dos listas: La lista 100 (oficialista), con el lema ‘Para seguir construyendo’, encabezada por el actual presidente. Alberto Iglesias; y la lista opositora, la 1917, con Eduardo Miras (quien ya fuera vicepresidente de la institución en años anteriores). Este acto electoral se ha frustrado por el momento por las circunstancias actuales. El ministro de Salud ha dicho: “Nuestros asesores jurídicos analizarán la conveniencia de proceder o no a un acto electoral dentro de este contexto tan particular”.

 

 

Los planes naufragados por la pandemia

La obra planificada de hacer dos edificios sobre la Av. 18 de Julio y por calle Colonia habría naufragado por la pandemia, ya que los recursos venían desde una institución bancaria gallega que pretendía instalarse en la plaza financiera. La maqueta y el plan se presentaron en presencia del presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, el embajador de España y estaba presente el propio ministro de Salud Pública y otras autoridades en el año 2019.

El edificio principal albergaría una sucursal del propio banco que daría el préstamo para la obra y se habían destinado pisos para oficinas de la Xunta de Galicia e instituciones de Uruguay.

Por la calle Colonia se había proyectado una entrada para la emergencia móvil y en la planta baja la policlínica de emergencias, tan necesaria en ese punto céntrico de la capital.

De momento, todo esto ha quedado en suspenso, pero lo que más importa es ahora mantener la institución centenaria en pie y funcionando.

Más acciones:
MÁS NOTICIAS
  • Colección Crónicas de la Emigración

Boletín de noticias

Si quiere recibir información actualizada de Crónicas de la Emigración, envíenos su correo electrónico.
Suscribirse al boletín

Álbumes de Fotos

Hemeroteca