XI PLENO DEL CONSELLO DE COMUNIDADES GALEGAS

Un edificio singular para un acto de la diáspora

La historia del Centro Gallego de La Habana, renovado recientemente, data de 1906, fecha en que la colectividad gallega en la isla adquirió el Teatro Tacón, el más grande y lujoso del continente americano, y los terrenos aledaños para levantar su sede social, en pleno corazón de La Habana.

Un edificio singular para un acto de la diáspora
9.FEIJOO VISITA CENTRO GALLEGO21
El embajador, Feijóo y Miranda a la puerta del Centro Gallego de La Habana, durante su última visita a la capital cubana.

La historia del Centro Gallego de La Habana, renovado recientemente, data de 1906, fecha en que la colectividad gallega en la isla adquirió el Teatro Tacón, el más grande y lujoso del continente americano, y los terrenos aledaños para levantar su sede social, en pleno corazón de La Habana.
Inaugurado en 1914, fue construido por el arquitecto belga Paul Belau en estilo neobarroco y siguiendo el estilo barroco europeo. Prueba de ello son sus tallas y esculturas en piedra y los cuatro grupos escultóricos de mármol blanco que lucen en su fachada principal, alegorías de la Beneficencia, la Educación, la Música y el Teatro, realizadas por el italiano Guiseppe Moretti.
El complejo comprende un teatro, así como dos salones de baile, un casino, salones de juego, oficinas, cajas de ahorro, tesorería, restaurantes y el conocido Café Adagio, donde se ofrecen conciertos de música de cámara.
La sala principal, conocida como Federico García Lorca, tiene capacidad para unas 1.500 personas y es actualmente sede del Ballet Nacional de Cuba. Desde esta misma sala se dirigió al pueblo cubano el actual presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, durante la visita que realizó a la isla, el pasado mes de marzo, para hablarles de democracia y derechos humanos e invitarlos a aprovechar los puntos comunes entre Cuba y Estados Unidos para continuar por el camino de las buenas relaciones.
El edificio cuenta también con otros espacios más pequeños, entre los que sobresale la Sala Lecuona.
Entre los años 2013 y 2015 fue totalmente restaurado y renovado y en la actualidad acoge las célebres funciones del Ballet Nacional de Cuba, bajo la dirección de la primera bailarina absoluta Alicia Alonso. En su honor, con carácter excepcional y en señal de su reconocimiento a la cultura cubana y universal, su amor a la Patria y fidelidad a la Revolución cubana, el Consejo de Estado de la República de Cuba acordó denominar al inmueble como Gran Teatro de La Habana ‘Alicia Alonso’.
El trabajo reconstructivo abarcó las fachadas, vestíbulos, palcos, cubierta y tabloncillo. Asimismo se dotó al teatro con nuevo mobiliario, telones, sistema de climatización, acústica, mecánica escénica, salones de ensayos para los bailarines y la orquesta, un estudio de grabación y más de 20 camerinos y baños.
Por su vinculación con Galicia, el Gran Teatro de La Habana es lugar de visita obligada para cualquier presidente autonómico que acuda a la isla. Por sus dependencias pasaron el exjefe del Ejecutivo gallego Manuel Fraga, ya fallecido, quien vivió en Cuba en sus años jóvenes, y también los restantes presidentes regionales, con motivo de sus viajes al país caribeño: Emilio Pérez Touriño y Alberto Núñez Feijóo. Igualmente, pasaron por sus instalaciones los responsables de Emigración del Gobierno gallego, así como conselleiros y demás autoridades que se acerquen a la isla.
Sus instalaciones están reservadas entre el 27 y 28 de mayo para celebrar el XI Pleno del Consello de Comunidades Galegas, en el que se darán cita representantes de más de 85 entidades de la colectividad gallega en el exterior, tanto las radicadas en España, como en Europa o en América.

Un edificio singular para un acto de la diáspora