La nueva presidenta del CGCEE dice que tuvo una impresión “muy positiva” del Pleno

Violeta Alonso: “Esos cambios en la titularidad de la Secretaría de Estado lastran un poco la dinámica de trabajo y nos preocupa”

Residente desde hace nueve años en Fráncfort, Violeta Alonso es la nueva presidenta del Consejo General de la Ciudadanía Española en el Exterior (CGCEE). Esta es la primera vez que una mujer accede a la presidencia de este organismo, al que quiere imprimir un carácter feminista sin dejar de luchar por temas tan importantes como la reforma de la nacionalidad, el derecho de los descendientes a conocer el idioma y la cultura española, la visibilización del Consejo o cuestiones de fiscalidad. Alonso también mostró su preocupación por la posible ralentización del trabajo tras el último cambio de secretario de Estado.

Violeta Alonso: “Esos cambios en la titularidad de la Secretaría de Estado lastran un poco la dinámica de trabajo y nos preocupa”
IMG_6495
Violeta Alonso, junto a Jesús Perea, durante la celebración del I Pleno del CGCEE el pasado mes de junio en Madrid.

Pregunta. ¿Qué valoración hace del primer Pleno del CGCEE recientemente celebrado?

Respuesta. Como es mi primer pleno, yo no he estado en otros para comparar, pero la impresión que yo me he llevado es muy positiva. Creo que hay muchos miembros del Consejo nuevos, más que en ninguna otra ocasión. Es un Consejo más rejuvenecido y al ser tan intergeneracional tenemos puntos de vistas y experiencias migratorias muy diferentes y todas pueden aportar.

Veo un pleno muy dinámico y con muchas ganas de trabajar. Además, ha salido una Comisión Permanente que está muy cohesionada y está trabajando bastante.

La verdad es que la impresión del Pleno ha sido positiva. Vamos a ver qué pasa en los próximos meses porque lo que queremos es estar trabajando todo el año y no esperar a que sea el Pleno para reunirnos allí, y estamos trabajando en varios temas.

P. Una vez conseguida la supresión del voto rogado, ¿cuáles son las principales reivindicaciones del Pleno?

R. Hay muchos temas. Está el tema de la nacionalidad. La Ley de Memoria Democrática lleva un año parada, queremos que se relance o que, en su defecto, lo haga la Ley de Descendientes que se presentó en el Senado, pero también está parada. El tema de la nacionalidad es un punto muy importante y ahí la Comisión de Derechos Civiles y Participación ya está trabajando con distintas propuestas para reformar algunos artículos del Código Civil.

Un tema que también nos preocupa a todos los Consejos de Residentes Españoles (CRE), seamos de donde seamos, son los servicios consulares. Queremos que se impulse la digitalización consular y queremos que aumente el personal en los consulados porque ahora mismo tenemos unos niveles de saturación tremendos y con muchos retrasos para hacer los trámites. La saturación consular nos preocupa bastante y queremos que se palie de las dos formas, permitiendo hacer trámites digitalmente, manteniendo la atención presencial para aquellas personas que por su edad o condiciones no tengan tanta facilidad para hacer trámites digitales, pero también que se refuerce el personal y que esté con unas condiciones dignas porque todos conocemos la situación del personal laboral en el exterior.

Queremos también impulsar las Aulas de Lengua y Cultura Española (ALCE). Ahora mismo en algunos países, sobre todo los que tienen emigración reciente, tenemos desconocimiento de las Aulas y hay falta de aulas en muchos sitios.

Otro de los hitos importantes que queremos empezar a trabajar en este mandato, porque además en el caso de lograrse –sabemos que no es una carrera rápida–, es el tema de la representación electoral directa, contar con una circunscripción electoral exterior.

Hay la sensación de que quizás si tenemos nuestros propios representantes se preocupen más por las cosas que nos pasan a los que estamos fuera y los distintos problemas que podemos tener.

Yo espero ahora que, con la derogación del voto rogado, se vuelva a incrementar la participación electoral exterior y que los distintos partidos políticos vuelvan a tener un interés mayor en las políticas que afectan a la emigración.

Se quiere trabajar también en la homologación de títulos y en cuestiones fiscales, tanto de pensiones como de doble imposición. Yo espero que en este mandato la Comisión de Jóvenes y Mujeres, que ya está trabajando con varios temas, tenga un papel más principal que en mandatos anteriores.

P. Esta Comisión en otros mandatos era la que menos propuestas tenía. ¿Se va a impulsar ahora?
R. Uno de los principales puntos en los que esta Comisión va a trabajar es en el protocolo de mujeres españolas víctimas de violencia de género. Es un protocolo que está muy bien y en el que este mismo año se han aprobado nuevas ayudas, es un protocolo que para la mayoría de mujeres que estamos fuera es desconocido y hemos detectado que falta mucha coordinación con las organizaciones locales para que sea más efectivo.

Otro punto en el que va a trabajar esta Comisión es en de los materiales educativos. Los materiales de la ALCE, por ejemplo, están llenos de contenido sexista y con estereotipos y roles muy marcados por sexo y eso queremos que se actualice y que sea un contenido más acorde a los tiempos en los que estamos.

Yo creo que, en general y durante estos cuatro años, de esta Comisión y de sus propuestas se va a hablar.

P. Durante el Pleno habló de dar mayor visibilidad al Consejo, ¿en que líneas van a trabajar?

R. Al margen de propuestas concretas o puntos en general que llevamos al Pleno, lo que queremos también es que la ciudadanía conozca más al Consejo y conozca más lo que hace y que también las administraciones nos escuchen más. Sobre todo, ahora que estamos empezando, se va a trabajar mucho en ir dándole visibilidad al Consejo. Abriremos redes sociales, llevaremos a cabo una modernización de la web e intentaremos a través de diferentes medios ser más conocidos. Al final, para que la Administración te haga más caso, tienes que hacerte visible, tienes que hacerte oír. Si nadie te conoce es todo más complicado.

Estamos empezando por redes y por medios de comunicación, pero también vamos a intentar hacer algún tipo de evento –telemático o presencial– para darnos a conocer. Todavía estamos hablando sobre cómo podíamos conseguir mayor visibilidad, pero estamos viendo cómo hacer para que nos reciban más los grupos parlamentarios y las distintas instituciones.

P. El principal interlocutor del Consejo fue el secretario de Estado, Javier Perea, que dimitió al poco de finalizar el Pleno. ¿Tiene miedo de que el cambio de titular en la Secretaría de Estado afecte al CGCEE?

R. Es algo que al comienzo del Pleno ya comentamos que estábamos preocupados que en los dos últimos años había habido tres secretarios de Estado. Yo tengo muchas expectativas que con la nueva secretaria de Estado la dinámica de trabajo sea también muy buena, pero me preocupa la estabilidad, que haya cambios continuos y el año que viene vuelve a ver elecciones y puede que haya más cambios.

Cuando llega un equipo nuevo estás a la expectativa de ver cómo de receptivos son. Jesús Perea era muy receptivo respecto a las diferentes cuestiones o problemáticas que le planteábamos. Yo espero que ahora sea así, pero, naturalmente, esos cambios en el titular de la Secretaría de Estado lastran un poco la dinámica de trabajo y nos preocupa.

Ahora hay que volver a presentar todas las iniciativas y ver qué receptividad tienen. Además, teniendo en cuenta que la Secretaría de Estado de Migraciones se ocupa de otras muchas cosas y tiene que ir viendo los diferentes temas, con lo cual supone una ralentización.

Yo lo que espero es que en este mandato saquemos adelante el mayor número de propuestas posibles. Como hubo un parón de cuatro años desde el anterior Pleno, no solo tenemos que trabajar en las propuestas que nosotros traemos, sino que estamos intentando coger las propuestas que quedaron descolgadas o a medias para ver si siguen teniendo vigencia y seguir trabajando en ellas. La verdad es que tenemos mucho trabajo por delante, pero también mucha disposición para intentar sacar todo adelante.

P. ¿Qué le parece que Europa tenga un mayor peso en este Pleno?
R. A mí me gustaría que no se plantease esa dicotomía porque yo creo que los consejeros que estamos ahí, estamos para trabajar por la ciudadanía en el exterior no solo la de Europa o la de América, también por la de continentes como África, que no tienen representación, y tienen más de 30.000 españoles viviendo allí. Tenemos que estar por y para todos y espero que las dinámicas sean buenas.

Es verdad que ha habido un cambio, pero quizás era Europa la que había estado tradicionalmente infrarrepresentada en relación al número de españoles que viven en Europa.

A mí me gustaría que no hubiese esa dicotomía porque, además, muchos de los problemas que tenemos son similares. Vamos a trabajar para todos los países tanto desde el Consejo como desde la Comisión Permanente.

P. ¿Cuáles son los principales cambios del nuevo reglamento?

R. Básicamente el nuevo reglamento trata de dar más autonomía al Consejo General, reforzando sus labores de decisión, seguimiento y control, y adecúa las formas de trabajo derivadas de la transformación digital y promueve la transparencia, la participación y la colaboración.

En concreto, se planteó que si un presidente de una Comisión Delegada no está haciendo su trabajo se le pueda cambiar durante el mandato, de manera que no haya figuras que bloqueen el trabajo del Consejo.

P. ¿Qué le parece que muchos consejeros no estuvieran en el Pleno?

R. Me preocupa ver la ausencia de la mayor parte de grupos parlamentarios que no fueron y también me preocupó ver que había ausencia de diferentes entes sectoriales. Faltaron muchos consejeros de la patronal, unos cuantos de sindicatos y de los ministerios faltaban más de la mitad. Viendo estas ausencias, la emigración nos preguntamos hasta qué punto a las administraciones les interesan nuestros problemas o lo que nos pasa.

P. ¿El Consejo se plantea solicitar un cambio en la composición?

R. Tras el Consejo enviamos un comunicado al Ministerio de la Presidencia, ya que algunos estamentos que no estuvieron allí han pedido más representación en el Consejo.

Nuestro comunicado fue en dos sentidos. Por una parte, pedir más voz para los países y continentes donde hay españoles y todavía no la tienen, como es el caso de África y, por otra, que se dé un toque de atención a aquellos entes que no están. Si tú quieres representación en el Consejo tienes que asistir y lo suyo es que tengas una participación activa que en muchos casos no se da, porque o bien no se participa o se va a votar, pero no se participa en los trabajos de las comisiones delegadas.

El comunicado que hicimos iba en este sentido e iba al Ministerio de la Presidencia porque al final la composición del Consejo está regulada por un Real Decreto.

Nosotros lo que pedimos es que los que vengan participen. Los que más tienen que estar es la emigración, que es nuestro foro, pero pueden estar otros actores, aunque no pueden estar de adorno. Lo que hemos pedido es que si se da asientos a otros estamentos sea para que asistan y que asistan activamente.

Otra de las cosas que ocurrió es que otros entes solo fueron allí un rato, cuando tenían que decir algo, pero no se quedaron a escuchar lo que la emigración tenía que decir. No vengas solo a contarnos lo bien que haces tu trabajo, como hicieron algunas comunidades autónomas, sino que vengan a escuchar nuestras necesidades. No quiero generalizar porque sí hay comunidades que han estado todo el rato y sí participan en las comisiones delegadas.

Violeta Alonso: “Esos cambios en la titularidad de la Secretaría de Estado lastran un poco la dinámica de trabajo y nos preocupa”