Participó en la inauguración del VII Congreso de la Lengua Española

El Rey reivindica en Puerto Rico a Cervantes, Rubén Darío y el Inca Garcilaso

Los Reyes don Felipe y doña Letizia y el gobernador de Puerto Rico inauguraron  el VII Congreso Internacional de la Lengua Española en la capital, San Juan, en una ceremonia en la que don Felipe reivindicó a tres grandes autores –Miguel de Cervantes, el Inca Garcilaso y Rubén Darío– y apoyó esta gran cita panhispánica que sirve “para reforzar los lazos de sangre que nos unen por encima de cualquier diferencia”.

El Rey reivindica en Puerto Rico a Cervantes, Rubén Darío y el Inca Garcilaso
Su Majestad el Rey, durante su intervención en la inauguración del Congreso
Su Majestad el Rey, durante su intervención en la inauguración del Congreso.

Los Reyes don Felipe y doña Letizia y el gobernador de Puerto Rico inauguraron  el VII Congreso Internacional de la Lengua Española en la capital, San Juan, en una ceremonia en la que don Felipe reivindicó a tres grandes autores –Miguel de Cervantes, el Inca Garcilaso y Rubén Darío– y apoyó esta gran cita panhispánica que sirve “para reforzar los lazos de sangre que nos unen por encima de cualquier diferencia”.

Intervinieron también en la inauguración el director del Instituto Cervantes, Víctor García de la Concha; los escritores Jorge Edwards (Chile) y Luis Rafael Sánchez (Puerto Rico); el académico y periodista Juan Luis Cebrián; el director de la Real Academia Española (RAE) y de la Asociación de Academias de la Lengua Española, Darío Villanueva; la secretaria general iberoamericana, Rebeca Grynspan, y el gobernador del Estado Libre Asociado de Puerto Rico, Alejandro García Padilla, quien cerró el acto.

El Rey recordó el “inmenso legado” de Cervantes y la “vida azarosa, jalonada por la firme vocación literaria con afán de originalidad” del escritor fallecido hace ahora 400 años. En esa línea, destacó “la dimensión americana, panhispánica y universal del autor de la obra culmen de la literatura”.

También evocó a otras dos “figuras clave de nuestra lengua”: el Inca Garcilaso de la Vega y Rubén Darío. Del Inca Garcilaso -conocido como ‘El primer peruano’ y fallecido, como Cervantes, el 23 de abril de 1616- dijo el Rey que “personificó como pocos el mestizaje integral que daría lugar a un mundo diferente, a una civilización nueva que trascendería a unos y a otros”. En cuanto al poeta nicaragüense Rubén Darío, de cuya muerte se cumplen 100 años, “afirmaría con brillantez y contundencia la patria del español a uno y otro lado del océano, o sea, la dimensión panhispánica”.

El Congreso se ocupará “de nuestra lengua considerada como fuente de creatividad en todos los órdenes de artes y ciencias” y debatirá sobre “la dimensión y la proyección de nuestro idioma” que, dijo el monarca, “enriquece verdaderamente el conjunto de la Comunidad Internacional”. Porque el español, añadió, “que convive armoniosamente en su territorio con infinidad de idiomas y expresiones culturales, contribuye a fortalecer y garantizar la misma diversidad cultural mundial”.

Respecto a Puerto Rico, elogió su “lealtad lingüística con el español” y el uso cotidiano de nuestra lengua pese a que casi todos los puertorriqueños dominan bien o muy bien el inglés. También agradeció “la acogida hospitalaria” que brindó “en tiempos dramáticos y muy dolorosos” a españoles como Fernando de los Ríos, Américo Castro, Pedro Salinas, Francisco Ayala o Ricardo Gullón.

Es la primera vez que un congreso de este tipo “se celebra en un país tan íntimamente ligado al conjunto de los Estados Unidos”, donde el español no solo crece (hay 53 millones de hispanos, según el Censo) sino que “ha dejado de ser una lengua marginal de emigrantes para integrarse como lengua social y de cultura en la sociedad americana”.

El Rey confió en que su “breve pero intensa” estancia en la isla caribeña sea “una inmersión en la puertorriqueñeidad”, un guiño a la petición del escritor Luis Rafael Sánchez, quien poco antes reclamó que esta palabra sea admitida en el Diccionario de la Real Academia –en pie de igualdad con “argentinidad”– y que se definiría como “la cualidad de lo que es privativo de la isla de Puerto Rico”.

“Estos Congresos son una celebración de la hermandad en la lengua”, concluyó el Rey. El mejor homenaje que podemos tributar a Cervantes, dijo, “es seguir el espíritu ideal de don Quijote: diálogo de lenguas y culturas hermanadas por la palabra que nos hace humanos”.

SIELE y bodas de plata del Cervantes

El director del Instituto Cervantes, Víctor García de la Concha, avanzó dos cuestiones que centran la atención del Instituto: el nuevo Servicio Internacional de Evaluación de la Lengua Española (SIELE), que ahora entra en funcionamiento y la celebración de las bodas de plata del Cervantes.

En estos 25 años desde su creación en 1991, destacó, se ha conseguido estar presente en 90 ciudades de 44 países pese a haber nacido “con retraso” respecto a instituciones análogas como el British Council o el Goethe Institut. Además, se ha avanzado decisivamente en la “iberoamericanización”, es decir, la implicación de los países de Hispanoamérica. Gracias a esta estrecha cooperación, casi el 70% de las actividades culturales se organizan en colaboración con esos países con los que compartimos idioma.

Agradeció a los Reyes el esfuerzo de tan largo viaje y una breve estancia de 24 horas para “no faltar” a la apertura de la gran cita del español. Hoy, dijo, todos los hispanohablantes del mundo fijan su mirada en Puerto Rico y en esta cumbre.

García de la Concha desgranó la larga historia de los Congresos de la Lengua, desde su germen en 1992 en Sevilla, empezando por Zacatecas (México, 1997) y continuando por Valladolid (España, 2001), Rosario (Argentina, 2004), Cartagena de Indias (Colombia, 2007), Valparaíso (Chile, 2010, frustrado por el terremoto), Panamá (2010) y finalmente este. “Puerto Rico es el primero que se celebra fuera del ámbito de la comunidad iberoamericana”, afirmó el director del Instituto Cervantes, “pero no venimos a un país extraño”. Además, Estados Unidos es, precisamente, el país que hará “que el español se consolide como lengua de comunicación internacional”.

El Rey reivindica en Puerto Rico a Cervantes, Rubén Darío y el Inca Garcilaso