En el encuentro se organizó una comida fraterna para septiembre

Se realizó en Buenos Aires la primera reunión nacional de familias mixtas italo-españolas, con hijos y nietos argentinos

El miércoles 24, se realizó la primera reunión nacional de familias mixtas italo-españolas, con hijos y nietos argentinos, con el objetivo de organizar para el próximo mes de septiembre una comida fraterna que reúna estos dos colectivos.

Se realizó en Buenos Aires la primera reunión nacional de familias mixtas italo-españolas, con hijos y nietos argentinos
Reunión españoles e italianos 2
De izda. a dcha., Miguel Ochoa, Juan Balestritti, Benito Blanco, David Carriedo y Darío Signorini, durante la primera reunión, en el salón Rojo del Club Español de Buenos Aires.

El miércoles 24, se realizó la primera reunión nacional de familias mixtas italo-españolas, con hijos y nietos argentinos, con el objetivo de organizar para el próximo mes de septiembre una comida fraterna que reúna estos dos colectivos.

El encuentro, que tuvo lugar en el Club Español de Buenos Aires, contó con la presencia del ministro consejero de la Embajada de España en Argentina, David Carriedo Izquierdo; del director nacional de Mecenazgo, Juan Manuel Beati; del director porteño de Mecenazgo, Carlos Porroni; del presidente de la Federación de Sociedades Italianas, Darío Signorini; del vicepresidente de la Federación Argentina de Colectividades, Juan Balestritti; y Miguel Ángel Ochoa, quien concurrió en representación del secretario general de Futhgra, Dante Caamaño.

También estuvieron presentes, los diputados porteños Emilio Raposo y Eduardo Santamarina; el presidente de la Asociación Amigos de la Avenida de Mayo, Manuel Novo; los presidentes de las federaciones española de Argentina, José Vila, y de centros castellanos y leoneses del país, Pedro Bello; así como representantes de asociaciones de ambas colectividades.

El presidente del Club Europeo e integrante de las directivas del Club Español de Buenos Aires y la Federación de Sociedades Españolas de Argentina, Benito Blanco, presidió la reunión, ya que él, junto a su esposa, Mariana Vicat, es el impulsor de esta iniciativa.

“A nadie escapa que los pilares inmigratorios en la República Argentina fueron las grandes oleadas de España e Italia. La conformación de la masa predominante de la sociedad porta apellidos de esas procedencias. Y la historia nos dice que esa mano de obra fue fundamental para construir la Argentina moderna”, expresó Blanco en su nombre y en el de su esposa.

“El objetivo de esta iniciativa –destacó– es poder llevar a cabo un sueño que tengo desde hace mucho tiempo”. “Una gran comida –continuó– que nos reúna para celebrar ser habitantes con plenos derechos en esta bendita tierra”.

El dirigente contó que, en primer lugar, consultó la idea con el embajador de España, Estanislao de Grandes, y que éste, “con su generosidad habitual”, se lo comentó a la embajadora de Italia, quien sostuvo que “era una gran idea”.

Blanco explicó asimismo que en Madrid coincidió con el presidente Macri en la Embajada de Argentina y se lo comentó. “Él se mostró encantado y fue para mí un gran impulso”, dijo, y agregó que también comunicó esta iniciativa “a dos motores incansables”: Claudio Avruj y Julio Croci.

La meta, avanzó, no culmina en la realización de “una simple comida” sino que el sueño  sería poder organizar un encuentro a nivel nacional, con la participación de todos aquellos que puedan colaborar para llevarla a cabo para “celebrar nuestra mezcla de sangre y la conformación de las familias”.

Durante el encuentro, los españoles designaron a Benito Blanco presidente del comité y Signorini explicó, por su parte, que elegirán a los integrantes del comité organizador por Italia, este viernes, durante el desarrollo del encuentro de centros italianos de Buenos Aires, Rosario y Córdoba.

Se realizó en Buenos Aires la primera reunión nacional de familias mixtas italo-españolas, con hijos y nietos argentinos