JULIO LAGE, PRESIDENTE DE LA ASOCIACIÓN DE EMPRESARIOS GALLEGOS EN MADRID (AEGAMA)

“El objetivo es luchar por nuestros socios, con una mentalidad orientada a generar negocio”

Julio Lage González, natural de Ourense, es, desde el pasado 20 de junio, presidente de la Asociación de Empresarios Gallegos en Madrid (Aegama), en la que sustituyó a Francisco Cal Pardo –con el que ya ocupaba la vicepresidencia–, después de una década al frente de la Asociación.
“El objetivo es luchar por nuestros socios, con una mentalidad orientada a generar negocio”
 Julio Lage encabezó la única candidatura que optó a la presidencia.
Julio Lage encabezó la única candidatura que optó a la presidencia.

Julio Lage González, natural de Ourense, es, desde el pasado 20 de junio, presidente de la Asociación de Empresarios Gallegos en Madrid (Aegama), en la que sustituyó a Francisco Cal Pardo –con el que ya ocupaba la vicepresidencia–, después de una década al frente de la Asociación. Encabezó la única candidatura que optaba al cargo y se presentó con un amplio programa que contempla la “revitalización de la asociación y captación de nuevos socios”, así como “ampliar el ámbito de influencia y ser un punto de referencia para los empresarios gallegos”. Para ello cuenta con un equipo “potente”, compuesto de empresarios experimentados.

 
Pregunta. ¿Cuánto tiempo lleva funcionando Aegama y desde cuándo está en ella?
Respuesta. Aegama tiene veinte años de historia y yo llevo en ella quince de esos veinte años, de los cuales, todos los que ha estado al frente Paco [Francisco Cal Pardo, anterior presidente] he estado como vicepresidente.
P. Me llama la atención que su amplio currículo no parece el de un empresario típico como podría indicar el hecho de que presida una asociación de empresarios, ¿no es una trayectoria peculiar la que tiene dentro de los empresarios gallegos en Madrid?
R. En realidad, Aegama es una asociación de empresarios, profesionales, directivos, y ejecutivos. Es decir, lo mismo cabe un empresario que cabe el directivo de un empresa, sea pequeña, mediana o grande, y también cabe un profesional. De hecho, un número curioso de nuestros asociados son profesionales autónomos; por eso, dentro del programa hemos abierto este año un capítulo que se llama Pymes, empresas pequeñas, microempresas y autónomos, a los que vamos a dedicarles mucha atención. Hay una persona responsable de ese capítulo que se está dedicando a preparar un plan de actuación y apoyo a este segmento de empresarios que es importantes dentro de la Asociación; plan que ya tenemos prácticamente listo para lanzar a la vuelta del verano. Vamos a tratar de ayudarles y de conexionarles entre ellos, de ponerles en contacto con empresas de dentro y fuera de la asociación, con grandes empresas que puedan requerir los servicios de las suyas, para que haya una unidad entre ellos importante y un arrastre económico de las grandes empresas hacia las pequeñas.
P. ¿Cómo es la composición de Aegama: cuántos socios tiene y qué distribución por sectores y tamaños de empresas?
R. En este momento, el número de socios está próximo a los 300; estamos en más de 280 y subiendo, porque en este último mes y medio hemos movilizado bastante la relación con empresas y se han asociado nuevos miembros. Prácticamente todos los sectores de la economía están representados; hay empresas de tecnología, de telecomunicaciones, del sector agroalimentario, de distintos sectores industriales, más grandes, más pequeñas…; hay un porcentaje no muy grande de grandes empresas, lógicamente tiene que ser así, el número de grandes emresas siempre es menor dada la composición también del país, en España un noventa y mucho por ciento del tejido industrial son Pymes y, lógicamente, en Aegama,  más de un ochenta por ciento de nuestros asociados son Pymes, autónomos y profesionales, pero también hay un porcentaje de empresas medias y grandes, algunas incluso muy grandes, que son tanto socios normales como socios protectores.
P. Entonces, ¿tienen un papel especial dentro de la asociación las empresas grandes?
R. Los socios protectores son socios que por decisión propia aportan una cuota más alta que la de un socio normal, no tienen ningún privilegio especial; todos los socios son iguales, sean pequeños, muy pequeños, grandes o muy grandes, da igual, y todos tienen el mismo peso a la hora de votar. Sin embargo, algunos de los que más pueden han decidido apoyar un poco más a la Asociación con una cuota un poco más alta y patrocinando algunos actos que desarrollamos en beneficio de todos.
P. Creo que el mandato que tiene recién estrenado es de cuatro años, ¿no? ¿Cuáles son sus objetivos?
R. Sí, el mandato es de cuatro años y nuestro objetivo es luchar por nuestros asociados, con una mentalidad muy orientada a la generación de negocio; es decir, lo que queremos es apoyar a nuestros socios, primero a que hagan negocios entre ellos, que se conozcan y que haya una relación fluida entre ellos, y para eso promovemos actos como los encuentros entre empresarios, donde cada uno habla con todos, uno a uno, y se cuentan lo que hacen, de manera que unos empresarios puedan consumir los productos y servicios de los otros y viceversa. También, proyectar nuestra asociación hacia empresas de otras asociaciones, con las que ya hemos entrado en contacto, tanto de distintos lugares geográficos nacionales como internacionales, con asociaciones de empresarios gallegos en el mundo como con empresarios no gallegos, de otras comunidades autónomas, o directamente con empresas españolas con las que tenemos contacto.
El objetivo fundamental es procurar y apoyar el desarrollo de negocio de nuestros asociados. En segundo lugar, procurar y apoyar que el espíritu gallego de nuestras empresas tenga cabida y sea parte de nosotros y les ayudemos también si quieren hacer algo en Galicia o quieren relacionarse con empresarios gallegos. Un objetivo claro es apoyar que se pueda producir inversión en Galicia, tanto con nuestros asociados como dirigentes de otras empresas con los que hablamos para intentar movilizar su posicionamiento en Galicia.
También luchamos por la formación de nuestros asociados. De hecho tenemos un componente importante en nuestro programa de formación, donde tenemos el apoyo, tanto de la Comunidad autonóma de Galicia, de nuestra querida tierra, como de la Comunidad de Madrid, nuestra segunda tierra. Desarrollamos, usando las empresas de formación que tenemos dentro de la Asociación, cursos que son gratuitos para nuestros asociados y sus empleados.
En la línea de desarrollo de negocio, también apoyamos la internacionalización. De facto hay dos capítulos en nuestro programa, innovación e internacionalización, donde tratamos de apoyar, primero, que a través de procesos de innovación nuestras empresas, bien en relación directa con empresas innovadoras, bien fomentando su innovación, puedan desarrollar productos y servicios innovadores y, segundo, su expansión al exterior. ¿Cómo? Pues sabiendo que los gallegos tenemos presencia en todo el mundo, hemos empezado a hablar ya con las asociaciones de empresarios gallegos en distintos países y estamos tratando de trazar programas conjuntos de forma que puedan nuestros empresarios y los de ellos relacionarse entre sí y hacer negocio entre ellos o inversiones o proyectos conjuntos.
P. ¿Con qué asociaciones tienen contacto?
R. En Madrid, hay varias asociaciones gallegas: la Asociación de Médicos Gallegos en Madrid (Asomega), la Asociación de Juristas Gallegos en Madrid (Iurisgama), la Asociación de Periodistas Gallegos en Madrid y la Orden de la Vieira, que dirige Entique Santín con todo el apoyo de Carlos de Blas, y esto representa un poco el mundo gallego en Madrid, más relacionado con el entorno empresarial. Están también los centros gallegos, que hay varios, que también agrupan a gallegos, pero en un ámbito ya más lúdico que empresarial, y la Xuntanza de Galegos de Alcobendas, que es también un asociación gallega en la que hay un espíritu mezcla de lo lúdico y lo empresarial. Obviamente todas las asociaciones gallegas estamos relacionadas entre nosotros y mantenemos una estrecha unidad para conseguir el máximo para todos.
Luego, dentro de España, la más significada después de la Asociación de Empresarios Gallegos en Madrid es la Asociación de Empresarios Gallegos en Cataluña (Aegaca), con la que mantenemos también una estrecha relación para generar negocio entre nuestros asociados. Ahora, una de las personas que fue miembro de la Junta Directiva hasta ahora, Carlos Segundo, está creando la Asociación de Empresarios Gallegos en Canarias, donde hay un número de gallegos muy importante, que tiene conexiones muy fuertes con Venezuela, donde la emigración gallega ha sido fortísima. Este asociado y amigo cuenta con todo nuestro apoyo y con esta asociación también vamos a tener una relación muy estrecha. Pero, sabiendo que hay gallegos por todo el mundo, estamos en contacto con las asociaciones empresariales gallegas en Latinoamérica, por ejemplo con la de México, con la Uruguay, con la de Brasil…. Y estamos tratando de trazar claves sobre cómo establecer mecanismos de unión entre nuestros empresarios que sirvan o para hacer negocios conjuntos o para intercambiar negocios o para tener relaciones de colaboración profesional entre ellos. Esto, con el objetivo de ayudar a nuestras empresas a que se internacionalicen, que es una clave importante en el desarrollo económico de nuestro país, porque las oportunidades ya no sólo están dentro, dentro las hay, pero cada vez son más empresas vendiendo lo mismo a los mismos, por lo tanto hay que intentar salir fuera y ocupar espacios que permitan que nuestras empresas crezcan. Eso lo sabemos hacer muy bien porque somos emigrantes de natural, pues hay que aprovecharlo.


Salir fuera, con el apoyo de la Xunta

P. ¿Están consiguiendo que muchas empresas salgan fuera, desde la Asociación?
R. Este es un plan que acabamos de comenzar, es muy incipiente todavía. Sí hay empresas que están saliendo ya fuera, por ejemplo hay varias empresas en la Asociación que están trabajando en África, hay algunas que están en Latinoamérica y también hay alguna, alguna de las muy grandes en este caso, que está trabajando por todo el mundo, algo que ha sido generado directamente por ellos, porque la Asociación no estaba todavía moviéndose en esos terrenos. Ahora nuestro objetivo es ayudar a nuestras empresas a que puedan llegar y participar en todas las oportunidades que haya fuera y que estén en manos de los ámbitos gallegos.
P. ¿Para esto cuentan con la colaboración de la Xunta de Galicia?
R. Sí, efectivamente. Hemos hablado con el secretario xeral de Emigración, Santiago Camba, a quien hemos contado esta iniciativa, que le ha interesado, y hemos quedado ya en establecer una serie de reuniones de trabajo con él, con el Igape y con los organismos gallegos que puedan tener que ver en este tema de forma que saquemos el máximo partido y, entre todos, consigamos apoyar de la mejor forma a nuestra empresas.
P. ¿Todavía no tienen nada concreto en la colaboración con la Xunta, algún programa de actuación?
R. Este tema es nuevo. Sin embargo, con la Xunta venimos colaborado ya y tenemos acuerdos con el Igape porque uno de los objetivos en los que trabajamos desde hace tiempo es promover inversiones de nuestros empresarios en Galicia o promover movimientos empresariales de nuestros asociados en Galicia. Ahí venimos colaborando con el Igape desde tiempo atrás, de hecho alguna empresa hemos movido hacia allí. Concretamente alguna empresa que no era asociada nuestra que se ha creado sedes en Galicia y ahora sí que es asociada nuestra.
P. ¿Tienen cuantificadas las posibilidades de empleo y negocio que se pueden crear?
R. De momento no porque son actividades relativamente recientes y comparativamente con el volumen de la Asociación este impacto es todavía pequeño, pero justamente lo que queremos desde la Junta Directiva es empujar estos temas y hacer que sean una parte importante de lo que hacemos.
P. Como otras asociaciones gallegas en Madrid, Aegama ha instaurado un premio para distinguir a profesionales de su ámbito…
R. Tenemos el ‘Premio Victoriano Reinoso’, en honor a Victoriano Reinoso, personaje muy querido por todos los empresarios gallegos y hombre que fue importantísimo en el desarrollo del negocio en Galicia y en Madrid, a través de Unión Fenosa. Lo instituimos hace unos años para distinguir al empresario gallego del año en Madrid. Hemos venido homenajeando a personas muy significadas y es un premio que solemos entregar a finales de octubre o principios de noviembre todos los años y por supuesto que éste lo haremos también. Hay un jurado que está trabajando con una serie de candidaturas que han presentado distintos miembros de la asociación. En este momento está seleccionando cuál puede ser la persona más adecuada para este año, lo que no quiere decir que unos sean mejores que otros, sino simplemente que hay momentos de oportunidad, donde para un empresario es más oportuno que su premio sea ese año y no otro y viceversa.
P. He notado que en las asociaciones gallegas que tienen instaurados este tipo de premios y que llevan años además desarrollándolos hay muy poca representación femenina en ellos, por no decir incluso que ninguna. En el caso de Aegama, ¿tan poca representación empresarial femenina hay en la Asociación?
R. Bueno, pues no ha coincidido, pero sí hay socias y socias tremendamente emprendedoras que han desarrollado empresas bastante significadas. Ocurre que cuando hablas del premio al empresario gallego del año en Madrid en muchos casos se está reconociendo una trayectoria profesional, eligiendo a una persona que ya tiene una serie de años de servicio como empresario muy significado, y el volumen de hombres sigue siendo todavía mucho mayor que el de mujeres, especialmente dentro de la Asociación, pero digamos que la brecha está abierta y muy bien abierta en el sentido de que ya hay muchas mujeres empresarias y un número significado de mujeres como miembros de la Asociación; por tanto, todo llegará.
P. ¿Qué otras iniciativas desarrollan periódicamente?
R. En Aegama, de vez en cuando hacemos algún homenaje a alguna persona que no siendo el Premio empresario del año, nos parece que es el momento de hacerle un reconocimiento. También tenemos lo que llamamos ‘Los almuerzos de Aegama’, que solemos hacer una vez cada mes y medio, donde traemos a alguien significado que tiene algo importante que contar para los empresarios, que le pueden preguntar directamente. El almuerzo suele durar un par de horas, con un cóctel previo para que pueda haber relación entre los empresarios que asisten y establezcan nexos mayores de conocimiento y de negocio entre ellos. Han pasado por ahí personas muy significadas, ministros, personas de la Xunta de Galicia, empresarios…, buscamos siempre que sea de interés para nuestros asociados, que les aporte algo a su mundo empresarial.
P. Hablando con el presidente de una asociación de empresarios no se puede dejar de lado la economía del momento. ¿Cómo se ve desde Aegama la situación económica de España?
R. Creo que la realidad pura y dura es que el momento económico es malo, eso no se nos escapa a nadie, y que hay muchas empresas que están sufriendo porque los mercados están un poco parados y porque la financiación fluye poquito hacia las empresas. También ahí estamos haciendo un plan de diálogo con los bancos para ayudarles en la financiación. Me parece que, a pesar de la crisis, nuestros asociados se están defendiendo bastante bien, porque muchos de ellos, al ser empresas pequeñas, ni están sobrecargados de personal ni tienen necesidades muy especiales de sostenimiento, son sostenibles en sí mismas, el dirigente y los socios propietarios están muy encima del negocio y están saliendo adelante, con un esfuerzo y un sacrificio grande, porque eso sí que es la tónica general. Dentro de la asociación no nos podemos quejar; tenemos un momento que no siendo económicamente el mejor sigue siendo de un cierto grado de estabilidad. Pero es un momento duro, que tiene que terminarse cuanto antes y las medidas que haya que poner hay que ponerlas cuanto antes para que el empresariado pueda salir adelante, si no iremos haciendo que se mueran muchas empresas, como está ocurriendo en estos momentos en la economía en general.
De todos modos quiero lanzar un mensaje de optimismo transmitiendo a nuestros empresarios que, primero, la unión hace la fuerza, es decir que luchando juntos se consigue más que sin luchar juntos, que este espíritu de unidad y de cooperación entre todos es mercado y es negocio y, por tanto, vamos a fomentarlo; segundo, que puede haber una crisis en un lugar del mundo y menos crisis en otro, por lo tanto hay que salir fuera y moverse y también en esta línea les vamos a apoyar y, tercero, que los gallegos siempre hemos sabido luchar cuando había dificultades y buscarnos la vida allí donde había oportunidades y este momento no será distinto a otros y como tal habrá que luchar bastante más que antes, pero saldremos adelante.
Por supuesto que la Asociación está para ayudar y desde la Junta Directiva, que es una Junta Directiva potente, compuesta por gente muy experimentada, con una buena posición en el mercado y con buenas relaciones y dentro, intentamos aprovechar esas relaciones de sus miembros para apoyar a las empresas a desarrollarse, a crecer, a abrir puertas, a abrir negocio y a todo lo que sea necesario.
 

“El objetivo es luchar por nuestros socios, con una mentalidad orientada a generar negocio”