Está formada por 125 investigadores y la preside María José Galoto

Nace en Chile la asociación de científicos españoles en el extranjero más numerosa de la diáspora en América Latina

Un total de 125 investigadores constituyeron este lunes 7 en Chile la asociación de científicos españoles en el extranjero más numerosa de toda la diáspora en América Latina. La iniciativa, impulsada por la Embajada de España en Chile, supone también la primera agrupación de está índole en Sudamérica y la segunda de la región junto con la de México, que cuenta con alrededor de medio centenar de miembros.

Nace en Chile la asociación de científicos españoles en el extranjero más numerosa de la diáspora en América Latina
Chile-Asociacion cientificos 1
Un momento del acto de presentación de la asociación de científicos españoles en Chile.

Un total de 125 investigadores constituyeron este lunes 7 en Chile la asociación de científicos españoles en el extranjero más numerosa de toda la diáspora en América Latina. La iniciativa, impulsada por la Embajada de España en Chile, supone también la primera agrupación de está índole en Sudamérica y la segunda de la región junto con la de México, que cuenta con alrededor de medio centenar de miembros.

“Al fin hemos logrado generar este grupo tan necesario para compartir experiencias, apoyarnos entre nosotros e impulsar a científicos que quieran venir a Chile a desarrollar su carrera”, dijo a Efe la recién electa presidenta de la asociación, María José Galoto, durante la ceremonia inaugural en el Centro Cultural España de la capital.

La académica española, vicerrectora de Investigación de la Universidad de Santiago de Chile, agregó que la organización “va a seguir creciendo indudablemente y va a permitir reforzar los lazos entre la ciencia de Chile y España”.

Sergio Carranza, consejero cultural de la Embajada de España en Chile e impulsor de esta iniciativa, afirmó a Efe que “la diplomacia científica es esencial para poner en valor la contribución de los científicos en el exterior, un aporte que afecta a la ciencia y a las relaciones bilaterales”. “Además, manifestó, “Chile es un paraíso para la ciencia en múltiples disciplinas”.

Para el astrónomo Miguel Vioque, secretario de la asociación e investigador del telescopio Alma –el mayor proyecto astronómico del mundo–, el país latinoamericano es “el mejor lugar del mundo para estudiar lo que hay más allá de la Tierra”.

“Chile tiene un clima ideal, unas condiciones óptimas y unas instalaciones únicas para la astronomía que hace que sea un privilegio poder trabajar aquí con otros tantos científicos españoles y de otros países”, expresó a Efe.

La asociación, sostuvo, nos va a “permitir conectar el conocimiento astronómico de España y Chile y también trabajar en conjunto desde diferentes áreas de conocimiento: astrónomos con físicos, biólogos con farmacéuticos, sociólogos con psicólogos, etc.”.

Entre los más de cien científicos que constituyen esta organización figuran representantes de disciplinas tan diversas como la astronomía, la física, la biología, la lingüística o la educación.

Para el geólogo Diego Morata, la comunidad científica española en Chile ha estado hasta ahora “abandonada” y sin contacto entre sus miembros. “Recibimos la constitución de la asociación con mucha esperanza. Ahora somos una plataforma que nos permitirá conocernos, interactuar y hacer que España mire más a la región”, dijo el académico de la Universidad de Chile.

En los últimos años, señaló, la relación entre “España y Chile ha ido mermando, se han eliminado muchos convenios de cooperación y otros países como Alemania o Francia le han comido terreno”, lamentó.

Integrada en Raicex

Esta asociación chilena formará parte de la Red de Asociaciones de Investigadores y Científicos Españoles en el Exterior (RAICEX), nacida en julio de 2018 con el objetivo de dar voz a los más de 4.000 profesionales que la integran.

Desde colaboraciones entre diferentes actores del extranjero y el sistema español, hasta jornadas de diplomacia científica pasando por alianzas con instituciones como el Observatorio Mujeres, Ciencia e Innovación, el Instituto Cervantes u organizaciones privadas son algunos de los cometidos de la organización.

En América, existía ya una sede de Raicex en Estados Unidos y otra en México, explicó Carranza, esta última de menor envergadura que la chilena.

“Esta asociación es relevante para la ciencia en español y para todo Iberoamérica. Es un honor tener cerca otra institución con la que poder colaborar próximamente”, dijo en una intervención virtual el académico Miguel Jacome, miembro de la directiva de la Red de Científicos Españoles en México (Recemex).

Nace en Chile la asociación de científicos españoles en el extranjero más numerosa de la diáspora en América Latina