VALORA EL TRASPASO DE LA GESTIÓN ADMINISTRATIVA AL INSTITUTO NACIONAL PARA JUBILADOS Y PENSIONADOS

La juez pide más información antes de decidir el futuro del Hospital Español

| 24 de febrero de 2014, 13:32
Fachada Hospital Español
Fachada del Hospital Español de Buenos Aires.

El juzgado comercial número 8, a cargo de la doctora Margarita Braga, es quien tiene en sus manos la decisión de aprobar, o no, el traspaso de la gestión administrativa del Hospital Español de Buenos Aires al Instituto Nacional de Servicios Sociales para Jubilados y Pensionados (PAMI), por un período de 180 días. El lunes 17 por la mañana, tal como lo habían anunciado, los directivos de la entidad presentaron en el Juzgado esta propuesta que quizás podría constituir –señalaron– la última alternativa que le queda al hospital antes de sumirse en la quiebra.

Antes de tomar una decisión, la magistrada solicitó a los actuales directivos más información, con lo cual el plazo para expedirse sobre la intervención administrativa que habían previsto para la pasada semana podría demorar unos días más todavía.
Consultado sobre la situación, el expresidente del directorio y actual consultor, José López Carballedo, recordó que la institución esta concursada desde hace 10 años y que desde entonces el directorio de la institución “no puede decidir nada por sí mismo, sino a través de la Juez del Concurso que es quien resuelve”.
Por este motivo, señaló, el Directorio del Hospital solicitó a la doctora Braga que analice el pedido para que PAMI asuma la dirección administrativa del hospital, por un período de seis meses, haciéndose cargo del pago de salarios adeudados a trabajadores, proveedores y acreedores. El acuerdo, además, prevé que la actual dirección del hospital no podrá gerenciar la entidad pero sí supervisar, puntualizó Carballedo.
Para el dirigente, “no existe otra alternativa porque PAMI es el cliente más grande que tiene el hospital (representa un 70% de sus prestaciones). En este sentido, opinó que “es imposible que la casa siga adelante sin este acuerdo”. “Si PAMI se retira o no paga –ahondó– el Hospital no tiene posibilidades de seguir adelante”.
En este momento, precisó, la institución solo presta servicios de emergencia, porque los trabajadores continúan aplicando una medida de fuerza que contempla el cese de actividades desde hace más de 35 días.
En este punto, Carballedo reconoció que el Hospital no está en condiciones de pagar los salarios porque, a su vez, PAMI no le paga las cápitas que le debe y “lo que PAMI paga es justo lo que se destina a sueldos”.
Por otra parte, indicó que “las cápitas que abona PAMI están totalmente desactualizadas ($102)”. “Si trabajas con gente mayor ese monto no alcanzaba para nada”, apuntó y avanzó: “Además, menos la cápita todo lo demás aumentó: salarios, precio de los insumos, etc., y eso se ha hecho insostenible para la casa”.
López Carballedo destacó por último que la entidad está priorizando la atención a sus socios (unos 4000 socios activos y unos 600 vitalicios). En esta línea, aseguró que “se atienden casi con normalidad” y apuntó que están “negociando con PAMI que se reconozcan sus derechos”.

Más acciones:
MÁS NOTICIAS
  • Colección Crónicas de la Emigración

Boletín de noticias

Si quiere recibir información actualizada de Crónicas de la Emigración, envíenos su correo electrónico.
Suscribirse al boletín

Hemeroteca