Recuerda que la propia UE pide que facilite la movilidad entre los estados miembros

IU Exterior insta al Gobierno a adecuar los requisitos de acceso a España para los residentes en el exterior

La federación de Izquierda Unida en el Exterior (IU Exterior) se suma a otros colectivos de españoles en el exterior e insta al Gobierno a que tenga en cuenta la excepcionalidad de las personas de nacionalidad española residentes en el exterior y de aquellas personas que regresen al Estado español para reunirse con sus familias en las próximas semanas a la hora de adaptar los requisitos de acceso al país.

IU Exterior insta al Gobierno a adecuar los requisitos de acceso a España para los residentes en el exterior

La federación de Izquierda Unida en el Exterior (IU Exterior) se suma a otros colectivos de españoles en el exterior e insta al Gobierno a que tenga en cuenta la excepcionalidad de las personas de nacionalidad española residentes en el exterior y de aquellas personas que regresen al Estado español para reunirse con sus familias en las próximas semanas a la hora de adaptar los requisitos de acceso al país.

Para IU Exterior, las condiciones incluidas en la nueva normativa —como la obligatoriedad de realizarse una prueba PCR en origen durante las 72 horas previas al viaje, de elevado coste en muchos de los países en los que residen las migrantes, o la necesidad de presentar los resultados en inglés o castellano— suponen “verdaderas trabas” para los más de 2,5 millones de emigrantes que deseen volver a casa en las próximas semanas.

En su comunicación, esta formación política solicita que en ningún caso se pidan las pruebas PCR en origen de forma obligatoria, sino que sea una alternativa voluntaria y principalmente orientada al turismo. En muchos de los países de residencia de la emigración española no se puede garantizar la obtención de los resultados en el tiempo requerido o existen dificultades para obtenerlo en inglés o castellano, como exige la norma. Además, esta prueba supone un coste económico añadido que oscila entre los 50 euros en Alemania y los 200 euros de Suecia e Irlanda, una cuantía que se dispara en el caso de las familias.

También piden que, en el caso de requerirse pruebas PCR, estas se realicen al llegar y sin coste para nacionales y residentes, así como para las personas que conforman una unidad familiar, aunque los miembros de esta no tengan nacionalidad española. Tras realizarse la prueba PCR a la llegada, los españoles del exterior se desplazarían al destino especificado en el formulario de entrada de la forma más rápida posible, donde guardarían la cuarentena necesaria hasta recibir los resultados del test.

La Federación considera que las medidas actuales son “exacerbadamente restrictivas” y contrastan con la “total laxitud” mostrada durante el periodo estival para garantizar el acceso de los turistas a España. “Esto supone un agravio comparativo para quienes tuvimos que buscarnos un futuro fuera ante la falta de oportunidades, quienes hemos tenido que depender en muchos casos del apoyo de amigas y familiares para poder asumir los costes de unas pruebas cuyos resultados además quedarán obsoletos una vez llegados a nuestros destinos”, destaca Nerea Fernández, coportavoz de IU Exterior.

Por su parte, el coportavoz de IU Exterior Eduardo Velázquez señala que “desde la emigración reconocemos la importancia de la seguridad sanitaria, pero el propio ministro Illa ha reconocido que tan solo un 0,08% de los casos positivos de la Covid 19 han entrado por los aeropuertos”. Además, recuerda que estas restricciones en los aeropuertos están provocando que se estén organizando grupos de emigrantes desconocidos entre sí dispuestos a cruzar la frontera en coche, para los cuales no se exigen estos requisitos, con el riesgo que ello conlleva.

La Federación llama al Gobierno a aprobar “con carácter de urgencia” una excepción siguiendo las recomendaciones del Centro Europeo de Control de Enfermedades (ECDC) y la Agencia Europea de Seguridad Aérea (EASA), que pidió que “no se impongan test sistemáticos ni cuarentenas obligatorias a los viajeros que se desplacen entre Estados miembro”.

IU Exterior recuerda que, en la actualidad, los viajeros que llegan a España sin una PCR en origen deben someterse a un test de antígenos para determinar si deben ser derivados a un hospital o no, y asumir una multa que va de los 3.000 a los 6.000 euros. Para Fernández, la existencia de este protocolo “demuestra la viabilidad de una alternativa que podría hacerse extensible a nacionales y residentes como mecanismo regular y gratuito de aceptación de esos viajeros sin necesidad de obligarnos a asumir los costes de unas PCR inasumibles o multas desproporcionadas”.

IU Exterior insta al Gobierno a adecuar los requisitos de acceso a España para los residentes en el exterior