ES EL PRIMER PASO PARA ADAPTAR ‘ON LINE’ TAMBIÉN LOS EXÁMENES DELE Y SIELE

El Instituto Cervantes permitirá este año, por primera vez, realizar de forma remota las pruebas CCSE        

| 28 de enero de 2021, 16:04


El Instituto Cervantes permitirá este año, por primera vez, realizar de forma remota –no presencial– las pruebas CCSE (Conocimientos Constitucionales y Socioculturales de España), necesarias para obtener la nacionalidad española. La medida beneficiará a los sefardíes residentes en Estados Unidos y Canadá que, al no contar con un centro de examen en su ciudad y debido a las restricciones de la movilidad por la pandemia, no pueden desplazarse (normalmente en avión) a otra localidad para examinarse. Este sería el primer paso para una gradual digitalización que permitiría a los candidatos realizar ‘on line’ los exámenes de los diplomas de español DELE y SIELE que administra el Instituto Cervantes.

Se trata de una medida excepcional que por el momento solo afecta a los candidatos sefardíes originarios de España que efectuaron su inscripción a la prueba CCSE en 2020 en los centros de examen del Instituto Cervantes de Estados Unidos y Canadá y que aún no han podido examinarse debido a la cancelación de sus convocatorias.

Estos sefardíes presentaron en plazo ante el Ministerio de Justicia su solicitud de nacionalidad española, pero les falta incorporar el certificado de haber superado las pruebas del Instituto Cervantes. Dado que el plazo para la tramitación de su expediente está próximo a expirar, deberán examinarse de CCSE como muy tarde en la convocatoria de julio de 2021, para que les dé tiempo a obtener e incorporar la calificación. La medida solo es válida para quienes se inscribieron en 2020, no para los que aún no se han inscrito o lo han hecho después del pasado 31 de diciembre.

Las ciudades de EE UU con candidatos inscritos en 2020 y que no han podido aún examinarse son Miami, Nueva York, Chicago, Albuquerque, Boston y Seattle. En Canadá, Calgary. Los que decidan examinarse en remoto lo podrán hacer desde su domicilio u otro lugar sin tener que desplazarse.

 

Comprobar la identidad de los interesados

Esta nueva posibilidad de examinarse ‘on line’ por internet se fundamenta en el Real Decreto 1049/2020 del pasado 1 de diciembre, que habilita al Instituto Cervantes a administrar las pruebas a distancia utilizando medios electrónicos que permitan comprobar la identidad de los interesados y el correcto desarrollo de las pruebas, en los supuestos y con los requisitos que determine el propio Instituto.

La prueba del CCSE en remoto es voluntaria y conllevará un coste adicional para el candidato de 100 dólares americanos, que se suman a los de 85 euros abonados en el momento de su inscripción.

Los candidatos que no puedan o no deseen examinarse del CCSE en remoto podrán hacerlo de manera presencial cuando ello sea posible, según recoge la Instrucción 1/2021 dictada por la Secretaría General del Instituto Cervantes sobre el nuevo procedimiento de administración de estas pruebas.

La posibilidad de examinarse en remoto que se va a aplicar en 2020 a sefardíes de EE UU y Canadá, en forma de experiencia piloto, podría ampliarse de forma paulatina a otros aspirantes o en otras convocatorias de las pruebas que administra el Instituto Cervantes, tanto el CCSE como los exámenes para obtener el Diploma oficial de Español DELE o el SIELE.

De esta forma, convivirían las pruebas presenciales con las que realicen online, en un proceso paralelo a la proliferación de clases virtuales de español, que imparte el Instituto Cervantes desde que estalló la pandemia, y que coexisten (donde es posible) con la enseñanza presencial.

Más acciones:
MÁS NOTICIAS
  • Colección Crónicas de la Emigración

Boletín de noticias

Si quiere recibir información actualizada de Crónicas de la Emigración, envíenos su correo electrónico.
Suscribirse al boletín

Hemeroteca