El Centro de Descendientes de Españoles Unidos pide reparar “las discriminaciones cometidas”

Hijos y nietos de españoles reclaman que se aplique el principio constitucional de igualdad ante la ley

Hijos y nietos de españoles agrupados en el Centro de Descendientes de Españoles Unidos  (Ce.DEU) reclaman al poder político español igualdad ante la ley para que todos los nietos de españoles puedan adquirir la nacionalidad.

Hijos y nietos de españoles reclaman que se aplique el principio constitucional de igualdad ante la ley

Hijos y nietos de españoles agrupados en el Centro de Descendientes de Españoles Unidos  (Ce.DEU) reclaman al poder político español igualdad ante la ley para que todos los nietos de españoles puedan adquirir la nacionalidad.

“Tras la reciente decisión del Gobierno español de otorgársela a los descendientes de sefardíes (emigrados en el siglo XV por cuestiones religiosas), Ce.DEU ha hecho llegar cartas a las autoridades gubernamentales y políticas de España solicitando incluir los casos que quedaron excluidos de la normativa vigente conjuntamente con los descendientes de sefardíes; “a fin –sostienen– de reparar las discriminaciones cometidas”.

En este sentido, Juan Manuel de Oz, uno de los integrantes de esta agrupación, apuntó que la Ley de Memoria Histórica (52/2007) no ha tenido en cuenta todos los casos y que se da la circunstancia de que hijos y nietos de españoles se han visto imposibilitados de acogerse a la normativa, a su criterio “injustamente”. “Esto –ahondó– ha generado discriminaciones y divisiones en el seno de las propias familias”.

De Oz informó, asimismo, que la agrupación ha realizado un censo cuyos resultados preliminares detectan tres tipos de casos de hijos y nietos que se han visto “arbitrariamente” imposibilitados de acogerse al beneficio.

Al respecto, precisó que se trata de los nietos de abuelas españolas de origen, casadas con un no español y emigradas antes de 1936 y entre 1956 y 1978. En este punto, hay que tener en cuenta que hasta el año 1978 la mujer española no podía transmitir la nacionalidad, salvo en el caso de las mujeres solteras o que hubieran emigrado por cuestiones políticas entre 1936 y 1955.

El segundo conjunto de casos contempla a los hijos mayores de edad de quienes obtuvieron la nacionalidad de origen por la Ley 52/2007. “Esto –planteó De Oz– ha generado grandes divisiones en el seno de las familias. Vemos muchos casos en los que la madre y padre de un núcleo familiar son españoles, mientras que unos hijos han podido obtener la nacionalidad y otros no, dependiendo si éstos eran mayores o menores de edad a la hora de que sus padres obtuvieran la nacionalidad de origen”.

El tercer grupo de casos reúne a los nietos de españoles nacionalizados al país de acogida por cuestiones no políticas. Cabe recordar que la Ley 52/2007 únicamente permitió acceder a la nacionalidad a los nietos de españoles no nacionalizados al país de acogida o  de aquellos emigrados por cuestiones políticas.

De Oz destacó que no hay que olvidar que la Instrucción dada a la Ley 52/2007 ha caducado, por lo que los nietos de españoles que podrían haber tomado la nacionalidad por dicha Ley actualmente ya no pueden acceder a la misma, por lo que las autoridades españolas también deberían rever esta situación, permitiendo el acceso a la nacionalidad sin límites temporales.

Finalmente, apuntó que el artículo 14 de la Constitución Española establece que todos los españoles son iguales ante la Ley, y que el artículo 39 de la Carta Magna establece que los poderes públicos aseguran la protección integral de los hijos, también iguales ante la ley. “Todos estos derechos –afirmó– actualmente están siendo vulnerados”.

Finalmente, De Oz invitó a todos los interesados a unirse a su grupo de Facebook (https://www.facebook.com/groups/cedeulineafundadora/), por el cual podrán acceder al censo que la agrupación está realizando y ponerse al tanto de las actividades y noticias del centro.

Hijos y nietos de españoles reclaman que se aplique el principio constitucional de igualdad ante la ley