Las misivas también fueron remitidas a los retornados sin obligación de declarar

La Feaer denuncia la “gran insensibilidad” de la Agencia Tributaria al enviar nuevas cartas a los pensionistas

La Agencia Tributaria ha enviado desde principios de febrero más de 700.000 cartas a pensionistas emigrantes retornados, en las que, según la Federación de Asociaciones de Emigrantes Retornados (Feaer), se demuestra “gran insensibilidad” hacia este colectivo.

La Feaer denuncia la “gran insensibilidad” de la Agencia Tributaria al enviar nuevas cartas a los pensionistas

La Agencia Tributaria ha enviado desde principios de febrero más de 700.000 cartas a pensionistas emigrantes retornados, en las que, según la Federación de Asociaciones de Emigrantes Retornados (Feaer), se demuestra “gran insensibilidad” hacia este colectivo, al que  “intimida” con unas cartas informativas que han recibido incluso los que no tiene obligación de presentar la declaración de Hacienda, ya que “sus pensiones no alcanzan el mínimo establecido para verse obligados a declarar”.
Estas cartas, según la Feaer, “deberían haberse remitido únicamente a las personas con obligación de declarar y/o regularizar sus pensiones”, para evitar “un sufrimiento innecesario”, así como “molestias y preocupaciones” a este “colectivo de personas mayores que en este último año han sido tan castigados”.
Otro “gran problema” que detecta la Feaer es que el Ministerio de Hacienda no ha dotado a las delegaciones de la AEAT del personal necesario para atender “esta gran demanda de información” y sobre todo para llevar a cabo la regularización de los años 2010, 2011, 2012 y 2013, lo que, a su juicio, ocasiona de nuevo “una molestia y gasto adicional a este castigado colectivo que tiene que acudir a empresas privadas” a realizar los trámites, cuando ello debería ser ocupación de la Agencia Tributaria.
Desde la Federación, que preside Eva Foncubierta, se exige que se establezcan “unos cauces inmediatos de homologación de invalidez, ya que actualmente se produce una discriminación hacia el pensionista que recibe una pensión de invalidez del extranjero”, La invalidez absoluta de España está exenta de declarar, pero el tratamiento a una invalidez del mismo grado procedente del extranjero “no es el mismo”, denuncia Foncubierta, quien asegura que “ello perjudica de nuevo a este colectivo que se vio obligado a salir al extranjero”.
Por último, desde la Federación se asegura que, en lo que respecta a este asunto, “no se ha rectificado de forma justa” y se insiste en que se debe establecer “un sistema de aplazamiento sin intereses” de las cuantías a las que tendrá que hacer frente el emigrante retornado tras la regularización, ya que los impagos “no son nada más que fruto de una falta de información de la Agencia Tributaria”. Por ello, el Gobierno “debería ser consecuente con el daño ocasionado y facilitar en todo lo posible la aplicación de esta medida extraordinaria”, con la que se reconocería “la injusticia cometida contra los retornados”.

 

La Feaer denuncia la “gran insensibilidad” de la Agencia Tributaria al enviar nuevas cartas a los pensionistas