Durante un desayuno de trabajo organizado por la ADE y UCES

El embajador en Argentina disertó en la UCES sobre la situación de España

En el marco de un desayuno de trabajo organizado por la Asociación de Dirigentes de Empresa (ADE) y la Cátedra de la Unión Europea de la Universidad de Ciencias Empresariales y Sociales (UCES), el embajador de España en Buenos Aires, Román Oyarzun, se refirió a la economía española en el marco de la Unión Europea y sus relaciones con la Argentina.

El embajador en Argentina disertó en la UCES sobre la situación de España
Personalidades del ámbito empresarial, diplomático y académico se dieron cita en el desayuno de trabajo.

En el marco de un desayuno de trabajo organizado por la Asociación de Dirigentes de Empresa (ADE) y la Cátedra de la Unión Europea de la Universidad de Ciencias Empresariales y Sociales (UCES), el embajador de España en Buenos Aires, Román Oyarzun, se refirió a la economía española en el marco de la Unión Europea y sus relaciones con la Argentina.

Durante el encuentro, que tuvo lugar el lunes 17 en la sede de la ADE, su presidenta, Elizabeth O'Donnell; el rector de la Universidad, Gastón O'Donnell, y el director de la Cátedra de la Unión Europa, Patricio Degiorgis, dieron la bienvenida al diplomático español, y agradecieron la presencia de las personalidades del ámbito empresarial, académico y diplomático que allí se dieron cita.

Durante su intervención, Román Oyarzun ahondó en las fortalezas y debilidades de la política y la economía española, la crisis actual y su relación con la Europa comunitaria y el euro. Por último, dedicó un apartado final para analizar la situación por la que atraviesan las relaciones hispano-argentinas.

En relación a la situación política en España, Oyarzun puso de relieve “la solidez” de la democracia española, “basada en la previsibilidad y estabilidad político-institucional –apuntó–, fruto de un marcado bipartidismo”; en una “economía sólida y potente de sesgo exportador” y con una “mano de obra calificada”; en un “sistema financiero de última generación” como resultado de las últimas reformas encaradas en 2012 y en la moderna infraestructura con la que cuenta la Península.

En lo que respecta a las debilidades, señaló el elevado déficit fiscal, “en proceso de reducción paulatino desde el actual 8% hasta el esperado 2,8% para 2016”, según las previsiones; una deuda pública que alcanza el 79% sobre el PIB; el nivel “desesperante” de desempleo, cercano al 25% de la población económicamente activa, y entre los más jóvenes del 60%; y, en especial, la prima de riesgo situada por encima de los 400 puntos básicos.

Para el diplomático, la crisis que vive España en estos momentos tiene que ver en parte con los aspectos antes señalados, pero también con una “sobredimensión del sector de la construcción” (la burbuja inmobiliaria), que hoy deja más de 180.000 millones de euros en propiedades inmobiliarias de dudosa supervivencia; un “altísimo gasto público” nacional y autonómico.

Pese a todo, Oyarzun se mostró confiado en que las políticas que está llevando adelante el gobierno de Mariano Rajoy permitirán sanear la economía y recuperar el Estado de Bienestar. Al término de su disertación, respondió preguntas de los invitados presentes.

El embajador en Argentina disertó en la UCES sobre la situación de España