Congregó a 30 mujeres emigrantes de diferentes lugares del país

La Coordinadora en Alemania organizó en Bonn un seminario contra la violencia estructural hacia las mujeres

La Coordinadora Federal del Movimiento Asociativo en Alemania convocó durante el fin de semana del 11 al 13 de mayo a un total de 30 mujeres asociadas a través de sus organizaciones a la Coordinadora Federal y demás españolas residentes en Alemania con el fin de celebrar en la ciudad alemana de Bonn un seminario acerca de la violencia estructural hacia las mujeres.

La Coordinadora en Alemania organizó en Bonn un seminario contra la violencia estructural hacia las mujeres
Jpeg
Un momento de la ponencia de Rafaela Pastor.

La Coordinadora Federal del Movimiento Asociativo en Alemania convocó durante el fin de semana del 11 al 13 de mayo a un total de 30 mujeres asociadas a través de sus organizaciones a la Coordinadora Federal y demás españolas residentes en Alemania con el fin de celebrar en la ciudad alemana de Bonn un seminario acerca de la violencia estructural hacia las mujeres.

La introducción realizada por Carmen Couto Boullosa, presidenta de la Coordinadora Federal, se inició con un Informe de Igualdad de Oportunidades, como base principal de la participación política-social y, en general, en todos los campos de participación. El documento esboza un panorama de novedades e iniciativas políticas muy destacable a escala europea. Es cierto que se han logrado muchos éxitos, pero queda aún un largo camino para erradicar las desigualdades a las que las mujeres tienen que hacer frente como parte de la vida cotidiana, ya sea en la diferencia salarial en la Europa comunitaria, las tasas de desempleo más elevadas o en su deficiente participación en el mundo de los negocios, así como en las instituciones políticas de la Unión Europea. Además, ni siquiera los derechos básicos de las mujeres son siempre respetados como es debido, puesto que la violencia machista en muchos casos queda impune, y miles de víctimas de la trata de mujeres siguen siendo vendidas, compradas y explotadas sexualmente en todo el mundo; el abuso sexual es utilizado como arma de guerra.

Carmen Couto continuó su intervención expresando su más absoluto rechazo al término “violencia de género”. La violencia machista no es un problema que afecta directamente al ámbito privado. Tampoco se puede olvidar a las otras víctimas de esa violencia, las hijas y los hijos de las mujeres maltratadas. Un estudio realizado por una organización no gubernamental de defensa y promoción de los derechos de la infancia destaca que, a pesar de ser víctimas de violencia, los recursos y los programas de atención son escasos. Los que ya existen están descoordinados e incluso a veces se da la paradoja de que la justicia obliga a las víctimas, al menos, a mantener contacto con sus agresores o a entregarles la custodia de sus hijos.

La Oficina Federal de Criminalidad (BKA) cifró en 149 los asesinatos de mujeres a manos de sus parejas o ex-parejas. La Oficina Federal de Estadísticas no incluye en sus datos, casos de palizas, violaciones, abusos sexuales, amenazas o intentos de acoso. Solamente el año pasado más de un 51% de las mujeres vivía bajo el mismo techo o en el hogar con los mismos sospechosos de estos delitos. En 357 casos se trató de un asesinato o maltrato físico con golpes; 208 sobrevivieron, mientras que 149 desgraciadamente fallecieron.

Ricardo Fernández Fidalgo, consejero de Empleo y Seguridad Social de la Embajada de España en Berlín, también quiso saludar a las asistentes resaltando el gran compromiso social de la Coordinadora en el apoyo, en el marco de esta y de otras temáticas, destinadas a la población inmigrante, así como en la activación de voluntariado destinado a ayudar a los diferentes colectivos de inmigrantes en Alemania.

Una organización de mujeres modelo

En su ponencia, Rafaela Pastor Martínez describió el compromiso social de la Plataforma Andaluza de Apoyo al Lobby Europeo de Mujeres (PALEM) en el área del asesoramiento y acompañamiento de mujeres que son o han sido víctimas de violencia o discriminación y en la creación de asociaciones de mujeres por todo el país que realizan esta labor en sus respectivas ciudades y de forma autónoma. La idea de presentar el trabajo de PALEM consistía en mostrar a las participantes una organización de mujeres modelo con el fin de motivarlas a crear sus propias

asociaciones en Alemania y colaborar en el apoyo de otras mujeres discriminadas, golpeadas y explotadas. Muchas mujeres sufren agresiones y violaciones por el mero hecho de ser mujeres e inmigrantes. La cifra de casos de violencia machista y de mujeres víctimas de explotación sexual asciende día tras día. Rafaela Pastor considera que la igualdad entre ambos sexos en los diferentes puestos de poder sería un mensaje de igualdad para los siguientes niveles y escalas de la sociedad, como el mundo laboral o la vida cotidiana.

Aparte de la violencia machista, la desigualdad salarial y laboral es otra de las grandes lacras que hay que eliminar. Las mujeres perciben un salario anual en torno a un 20 por ciento inferior al de los hombres por trabajos iguales o de igual valor. También hay que adoptar más medidas para facilitar la reincorporación al trabajo después de un período de inactividad por motivos familiares y así posibilitar la conciliación entre la vida familiar y la laboral. Y es que ya lo decía Simone de Beauvoir: ‘La mujer antepone a la Iglesia, al Estado y a la familia a sus propios intereses’.

Finalmente, la ponente resaltó que existe un dominio total en todos los idiomas en el lenguaje que muestra el predominio del masculino sobre el femenino. En ese mismo sentido, también se debe criticar el lenguaje machista en el cine y en la música.

En el acto de clausura, Carmen Couto agradeció en primer lugar a Rafaela Pastor por el ímpetu y la entrega que ha demostrado durante el fin de semana, así como a las participantes por implicarse en la temática y querer trasladar el mensaje a otras mujeres de sus asociaciones, centros, agrupaciones y entornos directos para terminar su última intervención como comenzó la primera, con la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres, como base principal de la participación política-social y, en general, de todos los campos de participación.

Las participantes consideraron este seminario como un método eficaz de intercambio que consigue aumentar la autoestima de las mujeres emigrantes y concienciar a la sociedad para que la lucha por la igualdad efectiva y contra la violencia de género siga tematizándose por parte de la Coordinadora Federal y estando presente en la opinión pública. Recibieron las campañas en política de igualdad y violencia de género de PALEM como un notable avance y mantuvieron su esperanza de que los cambios legislativos en temáticas que afectan directamente a la mujer, como el derecho laboral o asistencial o la igualdad efectiva, se logren aplicar íntegramente a la mujer española emigrante. La mayoría coincidió en que el seminario le ha servido para abrir los ojos acerca de cosas que en un principio no se entendían como machismo y en que la mujer tiene que estar más representada y expresarse más en público para defender sus derechos, con conciencia de mujeres. Asimismo, expresaron su voluntad de continuar participando en las respectivas agrupaciones y asociaciones miembro para conseguir mejorar la situación de las inmigrantes, así como de fundar, si aún no se ha conseguido, asociaciones independientes de mujeres, en las que se pueda orientar y asesorar a mujeres que son víctimas de desigualdades o de casos violencia machista.

La Coordinadora agradeció la colaboración de la Plataforma Andaluza de Apoyo al Lobby Europeo de Mujeres, sin cuyo apoyo la realización de este seminario no hubiese sido posible.

La Coordinadora en Alemania organizó en Bonn un seminario contra la violencia estructural hacia las mujeres