EL EMBAJADOR DE ESPAÑA EN ALEMANIA FUE EL ENCARGADO DE COMUNICAR LA NOTICIA A LA ASOCIACIÓN

Conceden la Medalla de Isabel la Católica a la Sociedad Hispano-Alemana de Hannover

No solamente las personas, sino también las asociaciones reciben condecoraciones. En el caso de la Sociedad Hispano-Alemana de Baja Sajonia, DSGN, con sede en Hannover, se trata de un reconocimiento a la labor de promoción de las relaciones culturales y económicas entre este ‘land’ y España, llevada a cabo en estrecha colaboración con el Consulado español de la ciudad, ahora en proceso de cierre.
Conceden la Medalla de Isabel la Católica a la Sociedad Hispano-Alemana de Hannover
Heidi Merk, al lado del Embajador –en el centro–, posa con los diplomáticos españoles y demás autoridades asistentes al acto.
Heidi Merk, al lado del Embajador –en el centro–, posa con los diplomáticos españoles y demás autoridades asistentes al acto.
No solamente las personas, sino también las asociaciones reciben condecoraciones. En el caso de la Sociedad Hispano-Alemana de Baja Sajonia, DSGN, con sede en Hannover, se trata de un reconocimiento a la labor de promoción de las relaciones culturales y económicas entre este ‘land’ y España, llevada a cabo en estrecha colaboración con el Consulado español de la ciudad, ahora en proceso de cierre. En el acto conmemorativo del décimo aniversario de la asociación, el embajador de España en Alemania, Rafael Dezcallar, les comunicó que recibirán la Medalla de la Orden de Isabel la Católica.
Este galardón, que les concede el Ministerio de Asuntos Exteriores en honor a los méritos de la sociedad, reconoce los méritos de la asociación que el diplomático puso de relieve en un discurso ante los invitados asistentes, según informa su presidenta, Heidi Merk, quien, asimismo, es portadora de la Gran Cruz de Isabel la Católica. A este acto oficial, celebrado en la Caja de Ahorros, asistieron también el ministro consejero de la Embajada de España, Enrique Sardá Vals, y el cónsul general en Hamburgo, Joaquín Pérez-Villanueva, entre otras autoridades.


Una pasión por España
Heidi Merk, en el discurso que dirigió a los invitados a la recepción y concierto conmemorativos de la fundación de la DSGN, recordó cómo la sociedad se había constituido en ese mismo lugar diez años atrás y cómo lo que al principio fuera solamente una idea se había convertido en realidad. El propósito había sido fundar una asociación para dar forma y poder expresar esa pasión sentida por España, por su cultura, arte, historia y lengua, por su gente y su forma de vivir. Sería también el sumergirse en todos esos temas, analizarlos a fondo, entender la relación entre el desarrollo de la economía y la sociedad, a la vez que encontrarse, celebrar fiestas, escuchar música juntos y relacionarse. Así se habrían consolidado amistades y surgido otras nuevas. Objetivo de la asociación sería, no sólo representar a España de vez en cuando en ferias de muestras, sino tener presente al país durante todo el año, lo que había sido posible a través de todas las actividades organizadas.
Conocida sería la afinidad de los alemanes hacia España, pero también los socios españoles habrían encontrado aquí una segunda patria y serían ellos los que les ayudarían a mantener la conexión con el país ibérico. Como historia exitosa, recordó que todos los miembros de la directiva, excepto uno, mantuvieran sus puestos desde la fundación, y que todos los socios fundadores les hubieran sido fieles durante estos diez años.
El resultado sería que el Gobierno español les tuviera en cuenta y les apoyara económicamente cada año, a pesar de las restricciones del momento, una ayuda sin la cual no podrían desarrollar sus programas. La presidenta de la DSGN rogó al embajador que transmitiese a Madrid su agradecimiento. También mostró su gratitud por el apoyo de los sucesivos cónsules en Hannover y del personal del Consulado, así como la colaboración de renombrados ponentes, mencionando especialmente al profesor universitario emérito Martin Franzbach, que ofreciera recientemente una conferencia sobre las víctimas españolas del nacionalsozialismo en el campo de Neuengamme, cerca de Hamburgo, de las que en muchos casos ni quedaron huellas. A partir de esa conferencia, la asociación recordaría a las víctimas españolas del nazismo con un acto conmemorativo.
Finalmente, dos estudiantes del Conservatorio Superior de Música de Hannover, Tamara Gombac y Nikolas Patrakka, interpretaron obras del músico y compositor Enrique Granados. En la introducción al concierto, Heidi Merk rememoró la historia de la vida y trágica muerte del compositor español.

Conceden la Medalla de Isabel la Católica a la Sociedad Hispano-Alemana de Hannover