FUE TAMBIÉN PRESIDENTE DE CASA GALICIA Y DEL CENTRO GALLEGO

El Club Español de Montevideo homenajea a Manuel Rodiño Buceta, uno de sus expresidentes

| 29 de noviembre de 2021, 9:17
Uru-Homenaje Rodiño-araujo-aut
Un momento de la celebración del homenaje.

En una de las reuniones de la nueva directiva del Club Español de Montevideo, se comenzó a hablar de aquellos que habían tenido una trayectoria importante en las instituciones y que merecían tener un reconocimiento. Fue así que se decidió, en este fin de 2021, el reconocimiento a Manuel Rodiño Buceta por haber sido presidente de al menos tres instituciones, Centro Gallego, Casa Galicia y Club Español.

El acto ha contado con la presencia del embajador de España, José Javier Gómez Llera; la cónsul general, María Victoria Scola Pliego; el presidente del CRE y FIEU, Jorge Torres; y directivos y amigos de la institución.

El presidente del Club Español, Antonio Araujo, ha hecho entrega de un trofeo a Manuel Rodiño, quien lo recibió con emoción.

El vicepresidente del Club, Eduardo Alonso, ha contado parte importante de la vida del homenajeado, resaltando sus valores y personalidad. También ha leído mensajes que llegaron desde fuera de fronteras saludando a don Manuel.

Presentes en el acto, su esposa, Norma Genovese, su hijo Juan y su nieta Florencia, recibieron de manos de la presidente de eventos, Yolanda Sena, una atención especial.

Al ser la primera visita de este embajador de España al Club Español se le pidió que estampara su firma en el libro de honor.

Manuel Rodiño Buceta, nacido en la parroquia de Poyo Grande en Galicia, llegó a Uruguay, abordo del buque ‘Alcántara’ de la marina real inglesa, un 25 de agosto de 1936 con solo 12 años de edad.

Un año después, y luego de estabilizarse en Montevideo, comenzó sus estudios en el colegio Sagrada Familia. A los 17 años, y para no ser un cargo para su familia, decidió trabajar en el dique Mahua, luego de adquirir la experiencia necesaria para independizarse, y a sus 21 años, junto a su hermano Angel, decidió poner un taller de mecánica industrial.

En aquella época ya era un alto honor ser socio de Casa de Galicia, el Centro Gallego, el Club Español, el Pontevedrés, y más aún ser socio fundador del Hogar Español y de los empresarios gallegos. Ser presidente era además que honor, un privilegio que pocos podían llegar a tener.

También ha sido socio fundador durante 40 años de la Cámara española y ha llegado a ocupar el cargo de presidente del Centro Gallego en el período 1967-1969, luego de Casa de Galicia, en los períodos 1969-1971 y 1974-1977; y finalmente presidente del Club Español, entre 1982-1984 y 2007-2009.

Manuel está casado con una uruguaya, Norma Genovese de Rodiño, hija de madre gallega y padre italiano, y tienen dos hijos, una de 64 años, de profesión escribana, y otro de 61, que sigue los pasos empresariales de su padre al frente de una pujante empresa que tiene como slogan ‘una industria al servicio de la industria’.

Más acciones:
MÁS NOTICIAS
  • Colección Crónicas de la Emigración

Boletín de noticias

Si quiere recibir información actualizada de Crónicas de la Emigración, envíenos su correo electrónico.
Suscribirse al boletín

Álbumes de Fotos

Hemeroteca