FUNDADO EN CARACAS EN 1945 POR 112 CATALANES EXILIADOS POR LA GUERRA CIVIL ESPAñOLA

El Centre Català de Caracas arribó a sus 70 años de vida

El Centre Catalá de Caracas (CCC) celebró sus 70 años de vida institucional en Venezuela, el martes 14 de abril. El Centro Català de Caracas es una entidad fundada en Caracas el 14 de abril de 1945 por 112 catalanes exiliados por la Guerra Civil española, entre ellos el Dr. August Pi i Sunyer, el Dr. Peré Grases i Gonzàlez, Josep Vandellós, Marc Aureli Vila, Josep Cruixent, Abel Vallmitjana y Luis Albert i Talón.

El Centre Català de Caracas arribó a sus 70 años de vida
Int
El presidente del Centre Català de Caracas se dirige a los presentes en presencia de Alba Escandell, Alberto Serrano y Giovanni Damico, tesorero y secretario de Relaciones Públicas.

El Centre Catalá de Caracas (CCC) celebró sus 70 años de vida institucional en Venezuela, el martes 14 de abril. El Centro Català de Caracas es una entidad fundada en Caracas el 14 de abril de 1945 por 112 catalanes exiliados por la Guerra Civil española, entre ellos el Dr. August Pi i Sunyer, el Dr. Peré Grases i Gonzàlez, Josep Vandellós, Marc Aureli Vila, Josep Cruixent, Abel Vallmitjana y Luis Albert i Talón. Un antecedente a la fundación del Centre fue la creación de la Coral Catalana ‘Joan Gols’, fundada en Caracas en 1940, la cual posteriormente se integró a las actividades del CCC.

Una fecha de nacimiento muy significativa para los catalanes en Venezuela, ya que en esa misma fecha, el 14 de abril de 1931, después de las elecciones municipales que dan la mayoría a su partido ERC (Esquerra Republicana de Catalunya), Francesc Macià, proclama la República Federada Catalana dentro de la República Española desde el balcón de la Generalitat de Catalunya.

En la celebración del 70º aniversario estuvieron presentes el embajador de España en Venezuela, Antonio Pérez-Hernández y Torra; el cónsul general, Paulino González Fernández-Corugedo; el primer secretario de la embajada, Toribio de Prado Pérez; el cónsul adjunto, Miguel Mahiques Núñez; el consejero de Empleo y Seguridad Social, Juan de Genaro Santana Reyes; el consejero de Información, Francisco Javier Rubio Rodríguez; el vicepresidente del Club Puerto Azul, Walter Pacifici Gagliazzo; y la diputada al Parlatino, Delsa Solórzano Mejías.

También se encontraba presente la Junta Directiva en pleno, conformada por: Omaira Rubio, vicepresidenta; Omaira Núñez, secretaria general; Roberto Serrano, tesorero; María Elena Trinker, vicesecretaria; Antonieta Carmasi, vocal; Alba Escandell pubilla y vocal de la entidad; Giovanni Damico, secretario de Relaciones Públicas; Jonathan Marini, secretario de Infraestructura; Juan Escandell, vocal; Andras Toth, seguridad; y su presidente, William Puchades Navarro, además de una gran cantidad de socios y amigos de la institución.

El acto dio comienzo con unas palabras en catalán de parte del tesorero de la Junta Directiva, Roberto Serrano. Concluidas éstas, se prosiguió con un minuto de silencio por los socios que ya no se encontraban para el momento de este acto. Después de saludar a las autoridades presentes, tuvo lugar una alocución con unas emotivas palabras de parte del presidente del Centre Català de Caracas, William Puchades Navarro, en las cuales se puso de realce esa historia que a través de estos 70 años de vida han contribuido a formar todos los socios que han pertenecido al Centre Català de Caracas, enfatizándose en el hecho de la fecha de fundación de la entidad junto a la de la República española como “un legado de los fundadores hacia las futuras generaciones, la labor que realizan las diferentes agrupaciones culturales del centre como el ‘Esbart Dansaire Terra Nostra; la Coral ‘Dolça Catalunya’, el teatro ‘Ángels Puig de Serrano’, los grupos deportivos”, en fin unas palabras que pusieron en alto el gentilicio del Centre Català en todas las formas en que la entidad interactúa con su socios.

Puchades Navarro aseguró que “70 años es un número que se dice rápido, pero ha sido recorrer un camino lleno de trabajo, luchas, conquistas, amores y desamores, subidas y bajadas, pero en fin un camino que ha recorrido nuestro Centre gracias al esfuerzo, el amor y la pasión de todos sus asociados, catalanes y no catalanes, porque en esta casa se le ha dado la bienvenida a todo aquel que quiere respirar y tener un espacio de libertad para él y su familia”.

“Nos hemos convertido en un Centre Català en los descendientes de esos socios fundadores, que con esfuerzo y entusiasmo se mudaron de La Florida a esta bella casa y con el lema ‘dues mes y prou’ (dos más y listo) hicieron la hucha para pagar este bello terreno, para preservar así sus tradiciones y ondear su bandera y hacer crecer sus familias dentro de esa catalanidad. Catalanidad que se divulga hoy en día a través del Esbart Dansaire ‘Terra Nostra’ que nos hace quedar muy en alto todos los años en el Festival Internacional de Danzas, así como en cualquier acto que se requiera representar las danzas catalanas. También la Coral ‘Dolça Catalunya’, que lleva sus cantos a todos los escenarios nacionales e inclusive internacionales; nuestros atletas en todas las disciplinas, poniendo en alto los colores del Centre; el teatro, a través del ‘Grup Scenic’; las clases de catalán con la profesora Montserrat Ranera; la peña del Barça, a cargo de Oriol Umbert; el billar, en fin estamos llenos de pequeños detalles por todas partes que de alguna manera reflejan ese espíritu de la cultura catalana”, apostilló el presidente del CCC.

“70 años cumple nuestro querido Centre Català, el cual ha visto crecer a muchos de nosotros hoy presentes en esta sala, una institución que nos permite ser libres dentro de su recinto y poder tener unos momentos de sosiego y paz, de soñar, de tomar un café en su terraza y admirar el majestuoso Ávila (Waraira Repano), en este convulsionado mundo en que vivimos, un Centre Català que esperemos siga su camino y viva muchos años más”. William Puchades Navarro concluyó su intervención con un “Feliz Cumpleaños Centre Català” y “viva Venezuela, viva España y visca Catalunya”.

El Centre Català de Caracas arribó a sus 70 años de vida