RECORDÓ CON EMOCIÓN LA HISTORIA DE EMIGRACIÓN DE SU FAMILIA

Efraín Medina pide en el Pleno del Cabildo de Tenerife ayuda urgente para los canarios de Venezuela

| 5 de mayo de 2017, 17:09

Efraín Medina, consejero de Empleo, Comercio, Industria y Desarrollo Socioeconómico del Cabildo de Tenerife, defendió en el Pleno del Cabildo una moción para pedir “ayuda urgente para los canarios que están atravesando la peor de las calamidades en Venezuela”. “Hoy pediré lo que me han pedido que pida, hoy suplicaré lo que me han pedido que suplique, hoy hablaré lo que me han pedido que hable. Hoy no es día para la demagogia, ni para el provecho político, ni para el oportunismo. Hoy es el día donde nuestros hermanos que viven en la ‘octava isla’ nos necesitan más que nunca, nos piden que en estos momentos no los olvidemos, nos piden porque ahora son ellos los que están necesitando ayuda”. “Por eso pediré lo que me han pedido que pida”, aseguró el que fuera director general de Acción Exterior del Gobierno de Canarias.

Un emocionado Medina, que durante una parte importante de la intervención habló de la historia de emigración de su familia, aseguró que ya era hora de volver a su tierra natal, la localidad gomera de Vallehermoso, “para visitar a su abuela Serafina” y recordó cómo ella le explicaba que su tío vivía en una avenida en Venezuela. “Yo le preguntaba al maestro qué era una avenida y me decía: son cien veces las calles de este pueblo”, narró Medina, quien aseguró que ahora “tendré que decirle a mi abuela que en esas avenidas está la gente en la calle pidiendo libertad, está la gente en las calles clamando un cambio, clamando justicia y clamando para que un país que tanto ayudó pueda volver a la senda del progreso y la senda de la libertad”.

La intervención de Medina comenzó recordando cómo de pequeño cada vez que se acercaban las Navidades su abuela Serafina lo mandaba a ver si el cartero traía una carta certificada desde Venezuela. “Manolo, el cartero, empezaba a decir los nombres en voz alta y recuerdo que todos los años que fui, como para desesperarme aún más, el nombre de mi abuela, Serafina León Suárez, siempre era nombrado casi al final. El cartero me decía ‘echa un garabato aquí pero con el nombre de tu abuela’. Y yo corría cuesta arriba para decirle a mi abuela: ¡llegó, llegó, ya llegó!”, relata el consejero del Cabildo.

“Llegaba el cheque de Venezuela, el cheque en Bolívares, el cheque con el que empezaban las Navidades en nuestra casa y en muchas casas de Vallehermoso gracias a Venezuela”, recuerda Medina, quien explica que, antes de la llegada del turismo y de otros sectores económicos, “las remesas enviadas desde Venezuela dieron de comer a muchísimas personas y apoyaron el desarrollo de nuestra bendita tierra”.

“Mi abuela –continua narrando– se sentaba en un banco pequeñito que estaba en la cocina y leía la carta con lágrimas calladas que le recorrían las mejillas y todos mirábamos sin decir absolutamente nada. Una de mis hermanas la leía después en voz alta para todos. La abuela doblaba la carta y se la metía en el delantal negro y decía: Tu tío y tus primos están bien, que tienen ganas de venir...”.

Medina explicó cómo después su abuela cumplía con el ritual de cobrar el cheque y “separar lo que después nos dejaban los Reyes” a mi hermano y a mí, ya que, cuenta, “a mis hermanas les daba 25 pesetas a cada una para que se sintiesen mayores”. Con ese dinero, explica Medina, “se compraba algún turrón (nunca faltó el blando), licores de la marca María Brizard y Licor 43, por si llegaba una visita por estas fechas, y el resto del dinero se guardaba por si surgía algún imprevisto, que normalmente era ayudar a pagar el pasaje a otra persona que emigraba”.

En su relato familiar, Medina narró cómo su abuela le hablaba de La Guaira y de que cómo, a pesar de no haber estado nunca allí, viajaba cada noche en sueños y veía a sus hermanos. “Me dijo que había muchos barcos en un puerto que era mil veces el pescante de mi pueblo, y muchos niños de raza negra como su delantal. La primera vez que escuché en la barbería de Ramón, en una vieja radio, la canción de ‘Angelitos Negros’ de Antonio Machín, corrí y le dije a mi abuela: Abuela le están cantando una canción a los negritos de los que tú me hablas, a los niños de La Guaira. Y mi abuela me miró y me dijo: ¿Ves? Yo nunca miento”.

Con lágrimas en los ojos, Efraín Medina recordó cómo su abuela murió en 1979 sin conocer Venezuela y cómo él había emigrado cuatro años antes. “Yo me despedí de ella sin saber lo lejos que estaba La Guaira”, dijo, a la vez que recordaba que pensaba que “volvería pronto”. “Pensé que en sueños la tocaría pero no volví a verla nunca más”, se lamentó, a la vez que confesó que “todas las Navidades yo pongo turrón del blando y le digo: Abuela mira, del cheque de Venezuela. Ese es el cheque de Venezuela”.

En su intervención, Medina reconoció que su historia y las vivencias con su abuela “no tienen nada especial porque hay miles de casas en este Archipiélago que han dejado historias de la emigración, historias de nostalgia y de recuerdo, de pensamientos profundos, de distancias insalvables o salvables, historias de gente que nunca más volvió, que se las llevó el Atlántico en la emigración clandestina; gente que ha muerto allá soñando con volver a ver el Roque de Taganana, Los Tilos, Arguamul, el Pinar... Mas nunca volvieron”.

 

Un emigrante gomero

Efraín Medina Hernández nació en la localidad gomera de Vallehermoso y es técnico en actividades socioculturales y comunitarias. Ha ejercido cargos en el Ayuntamiento de Candelaria como concejal y también fue director general de Acción Exterior y Cooperación y viceconsejero de Emigración del Gobierno de Canarias. Durante esta época, promovió diversas iniciativas sociales, culturales y de cooperación relacionadas con los canarios en el exterior.

Fue emigrante en Venezuela y, en la actualidad, vive en Candelaria, donde ostenta el cargo de presidente del Comité Local de Coalición Canaria (CC) en este municipio. También es el responsable de la política de Acción Exterior de la Ejecutiva Insular de CC en Tenerife.

En el mandato pasado, desempeñó el cargo de vicepresidente económico y consejero con delegación especial de Desarrollo Económico, Comercio y Empleo, área desde la que ha gestionado diversos proyectos de desarrollo comunitario y economía social, así como el Plan de Acción por el Empleo de Tenerife, cuyo objetivo es generar oportunidades de trabajo en la Isla.

Más acciones:
MÁS NOTICIAS
  • Colección Crónicas de la Emigración

Boletín de noticias

Si quiere recibir información actualizada de Crónicas de la Emigración, envíenos su correo electrónico.
Suscribirse al boletín

Álbumes de Fotos

Hemeroteca