CUENTA CON LOS EDIFICIOS MáS REPRESENTATIVOS DE LA ARQUITECTURA INDIANA

El Gobierno asturiano declara a Colombres, Bien de Interés Cultural

El Consejo de Gobierno aprobó la categoría de Bien de Interés Cultural (BIC), con la categoría de Conjunto Histórico, para la villa de Colombres, capital del concejo de Ribadedeva, por la singularidad y calidad de su conjunto arquitectónico, uno de los más relevantes de Asturias. Colombres destaca no sólo por la cantidad y calidad de viviendas y residencias debidas a los capitales indianos, sino también por un conjunto excepcional de equipamientos públicos promovido directamente por asturianos que emigraron a América.

El Gobierno asturiano declara a Colombres, Bien de Interés Cultural
Un momento de la reunión del Gobierno asturiano.

El Consejo de Gobierno aprobó la categoría de Bien de Interés Cultural (BIC), con la categoría de Conjunto Histórico, para la villa de Colombres, capital del concejo de Ribadedeva, por la singularidad y calidad de su conjunto arquitectónico, uno de los más relevantes de Asturias.

Colombres destaca no sólo por la cantidad y calidad de viviendas y residencias debidas a los capitales indianos, sino también por un conjunto excepcional de equipamientos públicos promovido directamente por asturianos que emigraron a América. Entre los elementos más significativos de ese rico acervo destacan la plaza central de la localidad (dedicada a uno de los grandes benefactores de la villa, Manuel Ibáñez Posada), el Ayuntamiento, el Hospital-Asilo Ulpiano Cuervo o la propia red de abastecimiento de aguas, que comenzó a funcionar en 1892 y permitió a Colombres, que apenas contaba con 700 habitantes en 1900, disponer de un servicio que en aquel momento tan sólo estaba implantado en los principales núcleos urbanos de Asturias.

Además de estas infraestructuras y obras públicas, Colombres cuenta con algunos de los edificios más representativos de la arquitectura indiana asturiana, como las mansiones La Solana, Villa Las Palmeras, Villa Ignacia o La Quinta Guadalupe, sede del Archivo de Indianos. Todas esas construcciones conviven en el callejero de la villa con testimonios de la arquitectura tradicional de los siglos XVIII y XIX.

El Gobierno asturiano declara a Colombres, Bien de Interés Cultural