Entre bailes y cantos, el Centro Asturiano de Caracas homenajeó a ‘La Santina’

La santa patrona de Asturias, la Virgen de Covadonga, fue homenajeada en su día recibiendo a sus fieles del Centro Asturiano de Caracas (CAC) con una misa que contó con la participación de la Coral ‘Ecos de la Quintana’ y la Agrupación Folklórica del CAC.

Entre bailes y cantos, el Centro Asturiano de Caracas homenajeó a ‘La Santina’
El embajador y su esposa, acompañados por la presidenta del CAC, Ana Gloria Somoano Iglesias.

La santa patrona de Asturias, la Virgen de Covadonga, fue homenajeada en su día recibiendo a sus fieles del Centro Asturiano de Caracas (CAC) con una misa que contó con la participación de la Coral ‘Ecos de la Quintana’ y la Agrupación Folklórica del CAC.
Para iniciar la misa del 8 de septiembre, la Coral ‘Ecos de la Quintana’ guió la procesión desde la entrada principal del CAC hasta la réplica de la Cueva de Covadonga, donde se ubica la imagen de ‘La Santina’. El padre Enrique Alañas fue el encargado de oficiar la misa… El ‘Yo confieso’ y el ‘Gloria a Dios’ abrieron paso a la primera lectura en la cual se cuestionaba la ambición del hombre por saberlo todo.
En la misa se entregaron ofrendas a la patrona asturiana, velas, la biblia, un rosario, flores, instrumentos musicales, artículos deportivos, que fueron bendecidos ante la imagen de la Santina llena de flores blancas y velas adornadas con su estampa.
La lectura del Evangelio dio paso a la homilía, donde el sacerdote hizo hincapié en la fe que debe permanecer en todos aquellos fieles de la Virgen de Covadonga, en la creencia, en mantener las costumbres y elevar la fe por sobre todas las cosas. El sacerdote también invitó a los asistentes a “pedir por Venezuela, por la tolerancia y amor en los corazones de todos los venezolanos para que cese la violencia y dar paso a la paz”, destacó.
Por su parte, la presidenta del Centro Asturiano de Caracas, Ana Gloria Somoano Iglesias, recordó la importancia de celebrar el día de la Señora de Covadonga. “Es el día más importante para todos los asturianos. Celebramos el día de la patrona de Asturias y cuenta la tradición que la Virgen ayudó a los cristianos dirigidos por don Pelayo a vencer en la conocida Batalla de Covadonga al ejército árabe. Esta victoria es considerada como el inicio de la Reconquista y la reinstauración de los reyes cristianos en la Península Ibérica”.
Para la presidenta, organizar la festividad de la Virgen es un trabajo en equipo de la Junta Directiva, Comité de Damas y socios, y “requiere tiempo, paciencia y mucho amor, para que todo salga a la perfección como todos queremos. Una vez más este trabajo contó con la ayuda de muchas personas a quienes quiero dar las gracias de mi parte y de toda la Junta Directiva, ya que sin el apoyo de todos ellos hubiera sido imposible la realización del mismo”.
Somoano Iglesias aprovechó la oportunidad para agradecer a los asistentes y “llenar con su alegría las instalaciones del Centro Asturiano de Caracas”, a los integrantes de la Coral ‘Ecos de la Quintana’, por deleitarnos una vez más con ese repertorio de canciones que sé que a más de uno le aflojan las lágrimas” y a la Agrupación Folklórica; “esto sigue siendo un reto para la Junta Directiva, volver a tener nuestra Agrupación Folklórica, hay madera, hay amor y hay ganas, se les nota cuando bailan”.
Entre los invitados se encontraban el embajador de España, Antonio Pérez-Hernández y Torra, y su esposa, María Durán de la Colina; el cónsul general, Paulino González Fernández-Corugedo; el jefe de gestión de la Consejería de Empleo y Seguridad Social, José Luis Ruiz Navarro; así como representantes de otros centros españoles.
Al finalizar la santa misa, la Agrupación Folklórica presentó sus bailes tradicionales ante la Virgen de Covadonga. Las piezas bailadas por los más pequeños fueron ‘Río Verde’ y ‘Xiringüelu de Avilés’; los ‘guajes’ presentaron la ‘Polca de Nemesio’, ‘Danza de los Castaños’ y ‘Muñeira de Ibias’; por su parte, los más grandes bailaron ‘Corricorri’, ‘Pericote’ y la ‘Danza del Peregrino’.
Tras los actos religioso-culturales, el secretario de Deportes del CAC, Eugenio Lucas Roiz, hizo entrega de premios a todas aquellas personas que participaron en las diferentes categorías.
La Junta Directiva para el período 2012-2014 está integrada por: Ana Gloria Somoano Iglesias, presidenta; Felicitas Sánchez Ansia ‘Titina’, vicepresidenta; María Zoraida Sánchez Roza, secretaria general; María Vittorino Fernández, tesorera; Manuel Zapico Campillo, secretario de Relaciones Institucionales; Belisario Pellico Sierra, secretario de Cultura; Eugenio Lucas Roiz, secretario de Deportes; Jaqueline Vittorino Fernández, secretaria de Festejos; y como secretaria de Mantenimiento, Irene Padilla Ruiz.


La Santina
La primera imagen de la Santina se perdió por culpa de un incendio que destruyó la iglesia que la albergaba dentro de la Cueva (la palabra Covadonga quiere decir precisamente Cueva de la Señora, Cova Dominica). Dicha imagen, de estilo románico, formaba parte de una estructura de madera que colgaba en el aire, rodeada por la cascada del río Deva.
Justo un año después y dada la importancia religiosa y también política del santuario, la catedral de Oviedo donó la imagen de la Virgen actual. Esta imagen, que se bautizó por su pasado histórico como la “Virgen de las Batallas”, es una talla policromada cubierta con ropaje y manto. Sin embargo, fue concebida para mostrarse sin el ropaje y este manto al que hacemos referencia está pintado sobre la madera en un azul verdoso, que se adorna con flores rojas alineadas verticalmente.
La capa, que por su escueto tamaño apenas se aprecia si se mira a la talla de frente, es de color rojizo con los bordes rematados en dorado. El cinturón y los bajos del faldón tallados sobre la escultura son del mismo color rojizo.
La Virgen sujeta al Niño en su mano izquierda y sostiene una flor dorada en la derecha. En el rostro de la figura, adornado por una larga melena, se dibujan rasgos sencillos y muy poco expresivos. La cara del Niño, desnudo, resulta también inexpresiva. Ambos tienen la boca pequeña, una nariz fina y a alargada, y la mirada perdida bajo unas cejas extremadamente finas y simétricamente perfectas.   
La cabeza de la Virgen está adornada con una enorme corona dorada con perlas en cada una de sus aristas y adornada con brillantes incrustados. Del arco que describe la parte superior de la corona pende un águila rodeada por un círculo también de brillantes. En ocasiones, cuando la imagen va a ser expuesta, se sustituye esta corona, así como la del Niño, por otras de menor valor.
En un pequeño santuario burgalés situado a orillas del Ebro, se halla la talla de la Virgen de Cillaperlata, cuya imagen es gemela de la primera Virgen de Covadonga, que desapareció en el incendio en 1777.
Existe una tercera imagen de la Santina, donada en el año 1957 por la Institución Teresiana y que es la que se exhibe en la peregrinación que realiza la imagen por tierras asturianas al coincidir con el año mariano. Para hacerla más resistente al frío, al agua y a las humedades propias se realizó, a diferencia de las otras réplicas, en material plástico.
En el interior de la Basílica existe una imagen mariana que crea confusiones frecuentes entre los visitantes y turistas. No se trata de la Virgen de Covadonga, que en todas las imágenes mira de frente, sino de una talla de Sansó llamada la Virgen con el Niño. La talla es prácticamente contemporánea a la basílica y en ella la Virgen está cabizbaja y en actitud reflexiva.

Entre bailes y cantos, el Centro Asturiano de Caracas homenajeó a ‘La Santina’