El secretario general de Acción Exterior explicó las políticas de la Junta en el pleno del CGCEE

Enric Millo asegura que “el objetivo final es volver a hacer atractiva Andalucía para conseguir el retorno” de los andaluces en el exterior

El secretario general de Acción Exterior de la Junta de Andalucía, Enric Millo, aseguró durante su intervención en el Pleno del Consejo General de la Ciudadanía Española en el Exterior (CGCEE) que “nuestro objetivo final es volver a hacer atractiva Andalucía para conseguir el retorno” de los andaluces en el exterior.

Enric Millo asegura que “el objetivo final es volver a hacer atractiva Andalucía para conseguir el retorno” de los andaluces en el exterior
Andalucía
Enric Millo –a la dcha.–, durante su intervención en el Pleno del CGCEE.

Millo, quien también expresó el “honor” que suponía representar a Andalucía en este foro, explicó que actualmente “Andalucía es la tierra que más empleo genera, donde se crean más empresas, en donde el desempleo femenino y juvenil ha descendido en un porcentaje mayor en toda España y la segunda comunidad más exportadora en toda España, son oportunidades que queremos ofrecer”.

Ante la situación de crisis actual, explica el responsable de Emigración, todas las comunidades deberían buscar, de la mano del Gobierno de España, los resortes que nos ayuden a conseguir niveles de bienestar previos al Covid 19. Para ayudar a afrontar la situación en España hace falta, “aparte de una gestión eficaz por parte del Ejecutivo, mano de obra, personas con ingenio, talento y dedicación y amor por su tierra”, dijo Millo, quien afirmó que “todo esto lo tenemos ahí a la vuelta de la esquina y a veces parece que no somos conscientes de ello, y lo obviamos”. “A nuestros residentes en el exterior, en este caso, a los andaluces, los necesitamos también para ejercer de palanca de cambio e impulso ante el nuevo escenario de la globalización del mercado que se nos presenta”, dijo Millo.

El responsable de Emigración del Gobierno de Andalucía también enumeró las “muchísimas” iniciativas del Ejecutivo en el ámbito de la emigración como son las ayudas al mantenimiento de las sedes de las entidades en todo el mundo; las subvenciones destinadas a atender las necesidades asistenciales y de extrema necesidad de las personas que lo necesitan; las subvenciones a la acción cultural de la entidad andaluza, cuyo importe “hemos incrementado en un 30%”; y las ayudas para “facilitar o propiciar el retorno" de los ciudadanos andaluces y que hemos establecido un plan en colaboración con la Federación Andaluza de Emigrantes y Retornados (FAER). “Son solo un mínimo detalle del global de esas acciones encaminadas a hacerle más fácil la vida a los que por algún motivo tuvieron que abandonar Andalucía un día”, asegura Millo, quien reconoce que no se conforman con esto y que “hay que seguir trabajando e implementando nuevas medidas”.

En su intervención, Millo afirmó que Andalucía “no sería lo mismo” sin los residentes en el exterior que, según recordó, “son casi 315.000 los que tienen origen andaluz y están residiendo en esas otras andalucías”. “Son 313.785 corazones andaluces que debemos sentir muy cerca los responsables políticos y a los que nos debemos en nuestra labor diaria”, apuntó el responsable de Emigración, quien explicó que casi el 65% de ellos, unas 200.000 personas, son andaluces que nacieron ya en su lugar de residencia actual, “lo que nos indica el grado de establecimiento permanente de las familias en cada uno de esos territorios”.

La mayor presencia de andaluces en el exterior se da en la zona de Europa, con casi el 50% del total, y en América con un 46% del total. “Ahí es donde tenemos nuestro especial foco de atención sin olvidar, ni mucho menos, el resto de los territorios y personas”, afirmó Millo.

El responsable de Emigración del Gobierno de Andalucía se sumó a tres reivindicaciones que se hicieron en el Pleno con carácter general y que son la necesidad de incrementar la representatividad de los CRE, y “para ello hay que hacer un esfuerzo en dar a conocer su existencia, sus funciones y su papel”; mejorar la dotación de los cuerpos consulares, “dignificar la situación del personal laboral, pero también apostar de manera decidida por la digitalización”; y también “creo que hay que recuperar el derecho a participar en las actividades del Imserso” porque es una “injusticia” que, cumpliendo el requisito de la edad, no puedan participar.

Millo también pidió una mayor flexibilidad horaria de los consulados en el momento en que hay elecciones. “Ampliar esos horarios y no limitarlos al horario laboral sería una buena manera de favorecer el poder ejercer el derecho a voto porque los españoles en el exterior no tienen derecho a que las empresas para las que trabajan les den tiempo para ir a votar”.

Enric Millo asegura que “el objetivo final es volver a hacer atractiva Andalucía para conseguir el retorno” de los andaluces en el exterior