2010
Crónicas
El busto, una cabeza de Antonia Minor, estaba en una casa de subastas muniquesa

La Policía de Baviera entrega en el Consulado de España en Múnich un busto romano robado en 2010 en Cádiz

Munich-Busto recuperado
Imagen del busto recuperado.
Redacción, Munich -

España ha recuperado este jueves en Alemania un busto romano robado en 2010 en la localidad gaditana de Bornos. La Policía Criminal de Baviera ha entregado la pieza –una cabeza de Antonia Minor– a las autoridades españolas en el Consulado de España en Múnich.

Crónicas
Con él se puede acceder a 187 de los 195 países del mundo que reconoce la ONU

El pasaporte español se mantiene entre los cinco más poderosos del mundo desde el año 2010

Redacción, Madrid -

El pasaporte español es uno de los más poderosos del mundo, según revela el índice Henley, que estudia los distintos pasaportes del mundo en base a los datos proporcionados por la Autoridad de Transporte Aéreo Internacional (IATA).

Crónicas
Un total de 16.910 entraron en 2018 en el país, mientras que 12.870 lo abandonaron

El número de españoles en Alemania desciende por primera vez desde 2010 y se sitúa en 176.020 personas

E. F., Vigo -

La emigración a Alemania constituyó una de las preferencias de los españoles dispuestos a buscar en el exterior una salida laboral a los periodos de crisis desatados en España desde la época franquista. Tanto es así que en 1973 se llegó a alcanzar la cifra de 287.000 personas de origen español residiendo en ese país.

Galicia
EL GOBIERNO CONSIDERA QUE 2015 TIENE QUE CONSOLIDARSE CON TASAS DE CRECIMIENTO AúN MAYORES

La economía gallega creció un 0,4% en 2013 y registró su mejor comportamiento desde 2010

Redacción, Santiago -

El Producto Interior Bruto (PIB) de Galicia registró en el año 2014 un incremento del 0,4% en términos interanuales, por lo que registró su mejor comportamiento desde el año 2010. Así lo reflejan los datos de contabilidad trimestral publicados por el Instituto Galego de Estatística (IGE).

Rodolfo Alonso

Me tocó conocerlo, hace no pocos años, en una de esas librerías que honraban Buenos Aires, no dedicada al castellano sino a otras lenguas europeas, entre ellas el portugués, y que fueron barridas –como tantas iniciativas loables– por el maremoto de la banalidad globalizada. Aún de espaldas se parecía al Quijote, y no sólo por el talante humanista y gentil: era alto, más que delgado, casi cenceño.

Hemeroteca