Opinión

María Teresa Alí y la gentileza argentina de Balcarce

Isaac Otero | 28 de octubre de 2013

“Balcarce te invita a disfrutar de la Naturaleza, la aventura y el dulce sabor de su afamado ‘Postre’. Al sudeste de la provincia de Buenos Aires se ubica la ciudad de San José de Balcarce, que se enmarca dentro de un paisaje de sierras milenarias que integran el ‘Sistema de Tandilia”, nos relata María Teresa Alí, joven balcarceña, Técnica Superior en Turismo, amiga y compañera de Martita di Marco Beguiristain y sobrina de Susana Berta Beguiristain Salinas, originaria del pueblito vecino de Los Pinos, perteneciente a esta hermosa y fértil Municipalidad de la pampa húmeda argentina.

“En esta ciudad de 148 años y de alrededor de 45.000 habitantes el aroma de los tilos añejos predomina en los cuatro ‘boulevares’ que encuentran su centro en el ‘Monumento a la República’, que se erige en la Plaza Libertad, donde el arquitecto Francisco Salamone dejó plasmado el art decó –prosigue María Teresa Alí en su carta del 11 de octubre del presente 2013–. Muy cerca de allí se encuentra el Centro Cultural y Tecnológico ‘Museo del Automovilismo Juan Manuel Fangio’, el cual fue dedicado al quíntuple campeón mundial de ‘Fórmula 1’, por lo que lleva su nombre”. Porque, en efecto, éste es uno de los puntos más visitados de Balcarce dentro de un nivel internacional, dado que en él se puede conocer el historial de este mítico corredor de autos –célebre en su apelativo “el chueco Fangio”– bajo el punto de vista cronológico, exhibiéndose sus trofeos y autos utilizados en las más diversas y múltiples competiciones deportivas. Si vamos hacia el sur –y casi en la planta urbana– se halla la Sierra ‘La Barrosa’ que nos brinda un espectacular mirador de toda la ciudad, en cuya ladera gozosamente nos recibe el ‘Autódromo Juan Manuel Fangio’. “En esta Sierra ‘La Barrosa’ es de destacar la floración de retamas hacia el mes de octubre –nos recuerda María Teresa Alí– que, con su color amarillo y su aroma particular, contrasta con la rusticidad de las rocas.

¿Quién sería capaz de dejar pasar por alto el bellísimo ‘Parque Municipal Cerro el Triunfo’, donde se nos regalan el ‘Museo Histórico Municipal’, la Capilla de la Virgen de Fátima, además de juegos para niños y pista de atletismo, entre otras actividades lúdicas? He ahí la ‘Fiesta Nacional del Automovilismo’, celebrándose en el mes de febrero, enaltecida por recitales folclóricos de prestigiosos artistas internacionales en el Anfiteatro y con la coronación de la Reina y Princesas. ¿Y cómo no rememorar la espléndida ‘Laguna La Brava’, límpido espejo de agua de 430 hectáreas, emplazado en medio del denominado ‘cordón de la Sierra Brava’? En este paraíso sureño de luz y armonía se puede practicar la pesca, el deporte del ‘kayak’ o realizar pacíficas ‘cabalgatas’ entre el sosiego y la musicalidad del paraje.

¿Y qué expresar, si entablamos relación con el afamado ‘Postre Balcarce’, emblema representativo de la ciudad, pionero de su marca originaria, de su exquisitez y gloria del paladar del buen ‘gourmet’? Nuestra amiga balcarceña asimismo nos refresca la memoria: Balcarce fue partícipe de la 3ª edición de la Etapa Argentina del ‘Tour de France’ durante los días 27, 28 y 29 de septiembre, con los ciclistas profesionales y ‘amateurs’ transitando por los caminos que ensalzan Mar del Plata, Balcarce y Miramar.

Más acciones:

Crónicas de la Emigración en la red

Boletín de noticias

Si quiere recibir información actualizada de Crónicas de la Emigración, envíenos su correo electrónico.
Suscribirse al boletín

Hemeroteca