Opinión

Ferrol, la bella ventana al mar

Isaac Otero | 23 de diciembre de 2013

Ferrol o una bella ventana al mar. La capital departamental recibe el permanente cobijo de su Ría. De origen militar durante el siglo XVIII, la ciudad, perteneciente a la provincia de A Coruña, exhibe su arsenal militar e igualmente el espíritu “racional” mediante el Barrio de la Magdalena en ‘cuadrícula’ y estructurado alrededor de las plazas de Armas –hoy sede del Ayuntamiento y Administración Local– y de ‘Amboaxe’. Desde la década de 1970 se construyen las novísimas barriadas de Caranza y Esteiro. El 7 de enero Ferrol honra a su patrón San Xiao. El 18 de marzo –en ‘a Noite das Pepitas’– las rondallas recorren sus calles al anochecer. La Semana Santa es Fiesta declarada “de interés Tusístico Nacional”: el Jueves Santo, la procesión del Cristo de la Misericordia; el Viernes Santo, la procesión del Santo Entierro y por la noche la célebre procesión, entre otras, ‘dos caladiños’, y el Lunes de Pascua, la romería de la ermita de Chamorro o de Nuestra Señora ‘do Nordés’. Y a lo largo del mes de agosto, las fiestas de la Ciudad de Ferrol, que rematan el 31, día de San Ramón.

Entramos en la Concatedral de San Xiao, de estilo ‘neoclásico’, segunda mitad del siglo XVIII, de gran valor en cuanto a su arquitectura, tallas y pinturas. Luego nos dirigimos a la Iglesia de San Francisco, a la Iglesia ‘da Nosa Señora do Perpetuo Socorro’, a la ‘Capela da Nosa Señora das Dolores’ y a la ‘Capela da Nosa Señora das Angustias’. Admiramos el edificio de estilo ‘modernista’, al igual que el del Casino, obra del arquitecto Ucha. La restaurada ‘Casa do Patín’. Los ‘Xardíns de Herrera’, donde se yergue el obelisco de Churruca, envidiable ‘belvedere’.

Si deseamos ambientarnos en el ‘numen’ cultural y artístico, no podremos pasar por alto el ‘Ateneo Ferrolán’, en la calle Magdalena, y la ‘Aquaciencia’ con su parque didáctico, en el Parque ‘Raíña Sofía’. Entre los Museos, el de la ‘Sociedade Galega de Historia Natural’, en la calle Méndez Núñez, el Museo Naval, en el Arsenal Militar, el ‘Castelo de San Felipe’ y el ‘Arsenal Naval y Cuartel de Dolores’. ¿Playas y deportes náuticos? Arenales de Doniños –acompañado de un espléndido lago costero–, en Covas: O Vilar, A Fragata, Santa Comba, Ponzos y Sartaña, San Xurxo, Esmelle…

¿Quién podría olvidarse del elegante ‘Teatro Jofre’, correspondiente a un estilo ecléctico de 1871? ¿Y la fecundidad de los ‘itinerarios’ que se pueden llevar a cabo desde la ciudad ferrolana? En primer término, la ruta ‘Tierra de castillos’. He ahí a los afamados condes de Andrade. Desde Ortigueira llegamos a Moeche: el castillo del siglo XV, testigo del ataque de los campesinos que, hastiados del trato que les otorgaba Nuño Freire de Andrade –‘o Mao’–, se levantaron en armas contra su señor. Surgía así la denominada revolución de ‘Os Irmandiños’, a fin de terminar con aquellos que los humillaban con impuestos. Es el castillo de Nogueirosa. Después, por el valle alcanzamos los pies del Pico Ferreira: un sarcófago antropomorfo, que, al decir de sus cercanos habitantes, se trata de ‘la cama de San Vicente’. Dentro de la iglesia de la serena Ferreira, la estatua del propio San Vicente, encadenado porque, según la tradición, cuando estaba libre, ascendía todas las noches a dormir en su ‘cama’, y era preciso ir a recogerlo por la mañana. Como era algo muy incómodo, la solución: las cadenas. Luego, ‘a fonte de San Paio’ y el asiento del ‘rei mouro’. Narahío y sus subterráneos. La torre y la calle Real. La segunda y tercera ‘ruta’: los secretos de ‘La otra banda’ y ‘Tras los pasos de los ingleses’.

Más acciones:

Crónicas de la Emigración en la red

Boletín de noticias

Si quiere recibir información actualizada de Crónicas de la Emigración, envíenos su correo electrónico.
Suscribirse al boletín

Hemeroteca