Opinión

El escudo y la rosa de Mos: el mejor regalo de su belleza

El escudo y la rosa de Mos: el mejor regalo de su belleza

Mos. O mellor agasallo es el título de la hermosa publicación editada por la Diputación de Pontevedra e impresa por ‘Táktika Comunicación’ en Vigo, 2013. Con maquetación y diseño –bajo la forma de álbum geométricamente reducido y cuadrado– de las alumnas trabajadoras del O.E. Alfacuca III pertenecientes al ‘concello de Mos’, la fotografía responde a la autoría de Gala Fernández y de F. Javier Baquero, alumnas trabajadoras del O.E. del ayuntamiento mosense y de Alfacuca III.
“Estimados lectoras e lectores, é unha grande honra para min abrirlles a fiestra con vistas ao municipio de Mos que representa este libro, un álbum de imaxes que percorre cada unha das dez parroquias mosenses, profundando nos recunchos máis hermosos deste Concello”, escribe, al frente del presente volumen y a manera de prólogo, Nidia María Arévalo Gómez, alcaldesa de Mos. “Desexo que durante a contemplación das fotografías que poderán ver ao longo das seguintes páxinas –prosigue la alcaldesa mosense– sintan que pasean polos nosos montes e carballeiras, que se refrescan nos nosos ríos e fontes e que visitan os nosos monumentos históricos”.
Parroquias de Cela y de Mos, de Pereira y de Petelos, de Sanguiñeda y de Tameiga, de Guizán y de Torros, de Dornelas y de Louredo. ¡Diez parroquias de singular belleza y donosura! Tan pronto gozamos del ‘dolmen’ en el monte de Cela como de su iglesia de San Pedro. El crucero, la fuente en el atrio de la iglesia y la estatua en recuerdo de Don Perfecto. La capilla de San Cosme y los caballos de Herville. La imagen de la Virgen de las Nieves y el Parque ‘A Lagoa’. En Mos, la parroquia propiamente dicha, sentimos la emoción ante el Pazo de los Marqueses de Mos y su Fuente de los Peregrinos. Admiramos el escudo de los Marqueses y los alrededores del Pazo. Nos arrodillamos al pie del crucero ‘da Rúa’. He ahí el Parque Forestal de Trabazos y el ‘sendeiro do Louro’. También el ‘Penedo da Lapiñeira da Fraga’. La capilla y la Fuente de Santa Marta. ¡Oh antigua iglesia de Santa Eulalia! El tesoro del Parque ‘da Penacova’. Y las megalíticas piedras del Monte Salgueirón. 
Avistamos el ‘sendeiro dos Muíños da Salgueira’ de la parroquia de Pereiras. La ‘Fonte do Couso’ y la parroquia de San Miguel. Los ‘Cristos’ de Casalmorto y ‘da Boa Viaxe’, o ‘Cristo do Agro’. ‘A Capela e merendeiro’ de Santa Mariña. ‘O Cristo de Belén’ y el bello ‘peto de ánimas’ en Casalmorto. La moderna capilla de San Rafael o las vistas desde Roublín. Y de pronto, el ‘arco da vella’ –¡oh arco-iris!– en Eiró. Nos hallamos ahora ante la ‘Casa do Concello’ en Petelos. He aquí la visión de la iglesia de San Mamede y la antigua Casa Rectoral. ‘O muíño da Porteliña’ y su fuente. La capilla de San Mauro y el ‘Monte da Cruz’. Reverenciamos el crucero de barro y el ‘peto das ánimas Santa Ana’. Acto seguido, la parroquia de Sanguiñeda con su excelente Parque y la iglesia de Santa María. El ‘lavadoiro’ y ‘a fonte do Cancelo (Ansar)’. El ‘Cristo do Agueiro’ y el río Louro a su paso por Cerqueirás. Ya en la parroquia de Tameiga, las ‘costoias’ y la capilla de San Eleuterio y la capilla ‘Peña de Francia’. La iglesia de Santa María en la parroquia de Guizán. El ‘miliario’ romano y la rosa, flor-símbolo de Mos. En la parroquia de Torroso, su ‘castro’ y su iglesia de San Mamede. La capilla de San Xoán y la ‘ponte de pedra’ en Ghamil. Y las parroquias, en fin, de Dornelas y Louredo, con Santa Mariña y San Salvador, respectivamente.

El escudo y la rosa de Mos: el mejor regalo de su belleza