Opinión

El Escudo del ‘Cavallero de Bouzas’ en Las Platerías

Henos ante el escudo del ‘Cavallero de Bouzas’, asimismo nombrado ‘Cabaleiro das Cunchas’. “El otro documento irrebatible aportado, en este caso pétreo, está situado en uno de los lugares preferentes de la simbología Xacobea: “Las Platerías”. Está escondida pero presente. Olvidada joya que llegó a nuestro poder gracias al historiador Francisco Singul”, escribe Paulino Freire Gestoso en su libro El Cavallero de Bouzas. Un héroe, olvidado, en la Ruta del Apóstol a Galicia, capítulo X, ‘Gráficas Planeta’, Vigo, 2006.
El Escudo del ‘Cavallero de Bouzas’ en Las Platerías

Estoy observando esta representación que aporta incentivos para asentar aquella “Leyenda-Milagro” relatada por Leandro Carré Alvarellos, lingüista y escritor. Incuestionable en la vigencia plena en la vida religiosa, así como en la devoción de los creyentes. Este Escudo, y su ubicación, manifiesta, pues, su relieve conceptual. En su parte superior, el Escudo es una gran Concha de Vieira, que atestigua el primordial símbolo que acoge la escena del Milagro. En su centro, la Nave: “que el cielo les tenía prevenido, por lo cual entraron gozosos en ella, y levantando las Velas empezó la nave a rizar las ondas con tan feliz viaje, que en siete días dio fondo en la ciudad de Iria Flavia”.

Si ahora nos detenemos en la parte inferior de la barca, veremos cómo el ‘Cavallero de Bouzas’ abre el mar que tenía apresado y retorna a la vida con decisión. Su caballo viene adornado por las conchas que, desde ese instante, serán santas. Contemplo, orlando el Escudo en la parte inferior, la reproducción de una reducida agrupación de casas, o “lugar”, la cual evoca la representación que de la Villa de Bouzas antaño se hacía. Ello resulta, desde luego, muy relevante en cuanto a su coincidencia.

“En la historia de nuestros días –señala el admirado Paulino Freire– este maravilloso Escudo ha sido tomado por la Cofradía del Cristo de los Afligidos de Bouzas para realizar el Medallón con el cual se distingue, como ‘Cavallero de Bouzas’, a las personas que más se hayan destacado en la defensa del Patrimonio, Tradiciones y Hecho Diferencial de la Villa de Bouzas”. No sería fútil recordar que este acto se suele llevar a término el viernes anterior al tercer domingo del mes de julio: el día de las Fiestas del Cristo de los Afligidos de Bouzas, declaradas, por cierto, de “Interés Turístico de Galicia”. ¿Un anhelado deseo de la Cofradía del Cristo, fundada en 1648? ¡Escenificar esta leyenda el martes del Cristo en la propia playa boucense!

“Queremos, al final de este día, promover una peregrinación hacia Compostela –subraya estusiásticamente Don Paulino Freire–, pues esta fecha es siempre próxima al 25 de julio, día del Patrón de Galicia y de las Españas”. La representación de este Escudo, a un costado, escuchando las aguas de los caballos en su hermosa fuente, de la plaza de Las Platerías, hace patente la Leyenda-Milagro que, en su época, debió de ser uno de los apoyos fundamentales en que se sustentó el desarrollo del “Universo Xacobeo”. ¿No sería, pues, ésta la causa de que el “Camino Portugués” se desviara de su ruta natural y, alargando el Camino, pasara por Vigo y, como es natural, por Bouzas? He ahí el reconocimiento del “Camino Portugués” por la costa.

El Escudo del ‘Cavallero de Bouzas’ en Las Platerías
Comentarios