Opinión

Los dibujos de negros en Cuba y Nueva York. Obras en Argentina

“Desde os EE.UU., onde fora coa encomenda política de dirixirse á colonia española, sobre todo á galega, para recadar fondos para a República, Castelao trasladaríase temporalmente a Cuba, convidado pola ‘Hermandade Galega’. O seu obxectivo era acadar apoios á causa republicana e axudar ao sector galeguista nas eleccións ao ‘Centro Galego’ da Habana. Entre novembro de 1938 e febrero de 1939 percorrerá a Illa de un extremo ao outro”, escribe el profesor Xosé Manuel Castaño García en el imprescindible libro titulado Esenciais. Castelao no Museo de Pontevedra. Colección, Diputación de Pontevedra, con diseño y maquetación correspondiente a ‘Táktika Comunicación’, Pontevedra 2021.

Los dibujos de negros en Cuba y Nueva York. Obras en Argentina

He aquí “Os debuxos de negros e outras creacións realizadas en Cuba e Nueva York”. En Cuba Castelao pronuncia la conferencia ‘Galicia e Valle Inclán’. Publica en la Revista Bimestre Cubana el dibujo de la cabeza del escritor Valle Inclán en su lecho de muerte, que asimismo se nos muestra en el Museo. El escritor había fallecido en Santiago de Compostela el 5 de enero de 1936. Por entonces realizó un apunte de su imagen, siendo uno de los portadores de su ataúd en el entierro del cementerio de Boisaca. Los ‘Dibuxos de negros’ nos presentan a personas, dibujados a pincel y tinta china: hombres y mujeres discriminadas están cantando y bailando.

A su regreso, en ES.UU. concluye esta serie. Delante de nosotros, ‘Negriño en Nueva York’. Amigo de grupos de Harlem, defiende a estas personas tan marginadas. No en vano fue nombrado Presidente de Honor de la ‘Federación Mundial de Sociedades Negras’. Finalizada la Guerra Civil española, Castelao no puede retornar a España, al perder la condición legal de diputado para residir en EE.UU. Con la ayuda de su amigo y protector Rodolfo Prada, se dirige a la Argentina; pero no lo logrará hasta el 28 de junio de 1940, esto es, al año siguiente. Merced a su condición de antiguo residente –había emigrado durante su infancia– parte de Nova York a bordo del buque ‘Argentina’.

Consideramos ahora en el capítulo titulado ‘Os meus compañeiros e outras obras no exilio arxentino’. El 18 de julio de 1940 desembarcó en Buenos Aires, siendo recibido entusiásticamente por un gran gentío, al igual que aconteciera en el puerto de Montevideo, donde había sido saludado por la colectividad gallega. He ahí uno de los cuadros de la serie ‘Faunalia’: un dibujo a lápiz con una escena de romería; nenos xogando e, sobre todo, casi llenando la última fila de la pared de la segunda sala del Museo: los dibujos de una serie que él mismo tituló ‘Os meus compañeiros’. Contemplamos ‘A familia do cego’, ‘Cegos á porta da Hermida’, para después admirar ‘Como na parábola de Pieter Brueghel’ y ‘O Cego’. Ahora bien, ¿por qué este conjunto pictórico? El hecho es que obedece a dolencias oculares que padecía. Entre 1914 y 1927 tuvo una crisis que estuvo a punto de perder la visión. Castelao no podía negar la inspiración debida al pintor holandés Pieter Brueghel; en concreto, en el cuatro ‘A parábola dos cegos’. Durante su estancia en París –viaje de 1921–, Castelao pegó una postal de este cuadro en la página 32 de su ‘Diario’.

Henos ante ‘Fauno’, técnica mixta y papel, de 1941. En Buenos Aires, para la colección infantil y juvenil ‘Billiken’, ilustró algunos libros, además de pintar los murales del restorán ‘La Casa de la Troya’.                                                                                                                                                                                                                                                          

Los dibujos de negros en Cuba y Nueva York. Obras en Argentina
Comentarios