Opinión

‘Cruces de pedra’ y ‘Álbumes de guerra’ de Castelao, en Pontevedra

“O estudo das cruces e cruceiros centrou o interese de Castelao como investigador da arte popular de Galicia ao longo de moitos anos, ata a publicación definitiva da súa obra As cruces de pedra na Galiza, editada en 1950 en Bos Aires”, señala el profesor Xosé Manuel Castaño García en el libro Esenciais. Castelao no Museo de Pontevedra. Colección, coordinación editorial de M.ª Ángeles Comesaña Martínez, con diseño y maquetación realizada por ‘Táktika Comunicación’, Pontevedra, 2021.

‘Cruces de pedra’ y ‘Álbumes de guerra’ de Castelao, en Pontevedra

Necesario es recordar que acerca de estas etapas el Museo de Pontevedra alberga los trabajos preparatorios. Junto a ellos, un sinnúmero de apuntes y notas manuscritas, además de conferencias, correspondencias y bosquejos previos. Asimismo, los dibujos definitivos que ilustrarían sus páginas; el libro escrito a máquina con correcciones y, al cabo, uno de los ejemplares especiales firmados por el autor. Ahora estoy contemplando los dibujos a lápiz y papel de ‘Álbum de Bretaña’ de 1929. ¿Y cómo no destacar el hecho de que éste fue el tema de su discurso de ingreso en la Real Academia Galega, del cual conserva el Museo diversos documentos?

En 1929, a fin de aliviarse del dolor y la tristeza a causa de la inesperada muerte de Alfonsiño, su único hijo, en 1928, Castelao lleva a término, al lado de su esposa, un viaja a Bretaña con el propósito de estudiar, merced a una nueva beca de la Junta de Ampliación de Estudios, las cruces del noroeste geográfico de Francia, tan pleno de similitudes con Galicia.

Sobre esta labor llevada a cabo por Castelao durante cuatro meses, el Museo custodia como oro en paño la ‘memoria manuscrita’ presentada en ese mismo año de 1929 y la dilatada correspondencia  –más que nada, postales– que mantuvo con sus amigos. He aquí el acervo de 50 dibujos del Álbum de Bretaña, así como los 128 dibujos que ilustraron el libro As cruces de pedra na Bretaña, publicado en 1929 por el ‘Seminario de Estudos Galegos’.

Tras haber contemplado el ‘Mosteiro de Acibeiro’, 1924, carbón y papel, al igual que ‘Estela de Ouzande’, en A Estrada: “estela antropomorfa’ que se transformaría en el motivo de una de sus muchas ‘viñetas humorísticas’, me detengo ante la figura del artista como ‘cartelista’. Carteles publicitarios que nos muestran la huella dejada por su viaje de 1921 por tierras de Francia, Bélgica y Alemania. He ahí el cartel que anuncia en 1922 su libro Un ollo de vidro y aquel que realizó para dar a conocer el diario Galicia, inspirado en la figura de ‘cuatro ojos’ que él tanto admiraba de la pintora rusa Natalia Gonchorova, dentro de la exposición de artistas rusos que visitó París en 1921. También, uno de los carteles de 1936 a favor del Estatuto de Autonomía, en el cual aparece la vaca a punto de ser ordeñada.

En cuanto a los álbumes de guerra, digamos que es otra singular colección. En las elecciones de 1936 Castelao fue elegido diputado por la coalición Frente Popular de la que formaba parte el Partido Galeguista. Galicia Mártir y Atila en Galicia son los tres álbumes de guerra que él así tituló. Observamos ‘A derradeira lección do mestre’, ‘Superviventes’ y ‘¡Queiman, rouban e asadinan no teu nome!’.

‘Cruces de pedra’ y ‘Álbumes de guerra’ de Castelao, en Pontevedra
Comentarios