Opinión

Castelao, el pensador y activista político de Galicia

“Ademáis da súa actividade como artista e escritor, Castelao realizará a partir de 1931 unha intensa actividade política que o levaría de ser un dos líderes do galeguismo a converterse no grande referente do nacionalismo galego no exilio”, afirma el profesor Xosé Manuel Castaño García en el admirable libro cuyo título responde a Esenciais. Castelao no Museo de Pontevedra. Colección, Diputación de Pontevedra, 2021. Con la coordinadora editorial –bajo la férula del director del Museo José Manuel Rey García– de Mª Ángela Comesaña Martínez, su diseño y maquetación corrió a cargo de ‘Táktika Comunicación’ de Vigo.

Castelao, el pensador y activista político de Galicia

Consideramos el período que comprende desde su presentación a diputado en las elecciones a las Cortes constituyentes que tuvieron lugar el 28 de junio de 1931. Fecha en la que logró el escaño, hasta las elecciones celebradas el 18 de febrero de 1936. Nuevamente sale elegido como candidato del Frente Popular por la provincia de Pontevedra. De todos aquellos aconteceres el Museo alberga fotografías de mítines así como diversos actos. Asimismo, de propaganda electoral, insignias, cartas. También anteproyectos del Estatuto, recortes de prensa y apuntes manuscritos de intervenciones parlamentarias e impresiones políticas. Resaltemos los artículos que publicó mostrando su pensamiento político.

He aquí el ‘Mitín de Lira’, 5 de febrero de 1933. “Insignias da Segunda República e do Partido Galeguista que pertenecieron a Castelao”. Una placa de plata en la cubierta nos adentra en sus trece hojas con 270 firmas. El acto de homenaje celebrado en Lugo el 19 de julio de 1932. Ante nosotros, lo más granado de su pensamiento a la vez que ‘testamento político’: el ejemplar manuscrito del libro que publicaría en 1944 bajo el título de Sempre en Galiza; pero que, inicialmente, se iba a titular Co pensamento posto en Galiza. Recordemos que en aquella ‘Galicia ideal’ –denominada así en Buenos Aires por Castelao– publicó artículos en diferentes revistas, protagonizando numerosos actos. Presidió el ‘Consello de Galicia’ desde su creación en 1944, resaltando las referencias al Estatuto de Autonomía de Galicia y a la muerte, por ejecución, del líder del pensamiento galleguista Alexandre Bóveda.

He ahí los lentes y estilográfica que pertenecieron a Alfonso Daniel Rodríguez Castelao. Designado ministro en el Gobierno de la República, se halla en París en 1946. Un año después –debido a la dimisión de su presidente José Giral– pierde su cargo. Rotas sus esperanzas de retornar a Galicia, Castelao embarca en Marsella rumbo a Buenos Aires en el buque ‘Camapa’, el trasatlántico en el que realizará el viaje de ida, colmado de ilusión al restablecerse la República. Castelao falleció en Buenos Aires el 7 de enero de 1950 en el sanatorio del ‘Centro Gallego’. Aquel cáncer de pulmón, ya sin posibilidad de cura, había comenzado en París, una vez confirmado el año anterior.

Me detengo ante la fotografía de ‘Castelao na Biblioteca do Centro Ourensán de Buenos Aires’ de 1949. ¿Y cómo olvidarnos de esa fotografía en el cementerio argentino de ‘La Chacarita’? El 9 de enero fue enterrado –despedido por una muchedumbre emocionada– en el ‘Panteón Galego’, hasta que, décadas después, regresase a San Domingos de Bonaval en Santiago de Compostela.

Castelao, el pensador y activista político de Galicia
Comentarios