Opinión

‘Breve historia de la Argentina’, de José Luis Romero

“En 1965 apareció en la editorial ‘Eudeba’ la primera edición de Breve historia de la Argentina, que Boris Spivacow le encargó a mi padre: un cuaderno, de grandes páginas, con muchas ilustraciones y una viñeta de Schmidl sobre fondo rojo en la tapa. Era un producto típico de aquella notable empresa editorial, tan característica de los años de la década de 1960. El texto concluía en 1958; con su cruce de optimismo e incertidumbres, su fe en el desarrollo de la democracia, la libertad y la reforma social, y sus dudas acerca de la era ‘plutocrática’ que se incubaba, es un testimonio de aquel formidable proyecto social de modernización cultural, tan desdichadamente concluido”, escribe Luis Alberto Romero en su ‘Prefacio’ –­febrero de 1997– al frente de la obra paterna, editada por ‘Fondo de Cultura Económica de Argentina’, 9ª reimpresión, Buenos Aires, 2009.

‘Breve historia de la Argentina’, de José Luis Romero

Luis Alberto Romero nos relata cómo, al poco de ver la luz, la Universidad fue intervenida y el libro desapareció de la venta. Su padre, entonces, comenzó una extensa gestión para recobrar sus derechos. Hacia 1973 lo logró, con la ayuda profesional de Horacio Sanguinetti. Algo después, acordó con Juan Carlos Pellegrini su reedición actualizada en ‘Huemul’. “A principios de 1977 murió mi padre –prosigue Luis Alberto Romero–. En aquel año, en el que la catástrofe del país se sumaba a mi desventura personal, Fernando Vidal Buzzi, a cargo de ‘Huemul’, me propuso llevar adelante la proyectada reedición, agregando un último capítulo”.

Preciso es recordar que su padre José Luis Romero en 1975 había agregado un capítulo final a su libro Las ideas políticas en la Argentina, acerca del período 1955-1973. Basándose en sus ideas, y también en sus palabras, a su hijo no le pareció mal escribir ese capítulo final, el XIV. “Al fin y al cabo –agrega su hijo– era como una de aquellas batallas que el Cid ganaba después de muerto”. En la Argentina habían acontecido sucesos extremadamente graves entre 1973 y 1992. “Yo acababa de terminar mi Breve historia contemporánea de la Argentina –continúa Luis Alberto Romero–, y me pareció que podría ofrecer un resumen digno, que cubriera el período hasta 1993”.

“Hoy en esta nueva versión, he revisado el texto original y he completado el capítulo XV, pues lo ocurrido en los últimos tres años, sin duda, hace más claro lo que en 1992 era sólo una institución”. No sería baladí decir que por aquel entonces su padre se dedicaba a la Historia Antigua. Tan sólo tangencialmente había penetrado en la historia argentina, sobre todo como parte de su activo compromiso en la lucha intelectual y política de aquellos días”.

Así, pues, la elección de Daniel Cossío Villegas –y la previa recomendación de Pedro Henríquez Ureña– fue para su padre un honor y, a la vez, un desafío. Las ideas políticas en la Argentina de José Luis Romero se ha convertido en un “verdadero clásico”. A partir de ese momento, su relación con el ‘Fondo de Cultura Económica Argentina’ –mejor diríamos, con Arnaldo Orfilia Reynal y María Elena Satostegui–fue muy intensa. En esa editorial vieron la luz La Edad Media, El desarrollo de las ideas en la sociedad argentina del siglo XX y La experiencia argentina, un acervo de artículos y ensayos sobre su país.

‘Breve historia de la Argentina’, de José Luis Romero
Comentarios