Opinión

‘50 Años del Rocío de Vigo’, testimonio y homenaje

“La historia de vuestra parroquia es como la historia de vuestras familias. Tiene nombres, tiene caras, está llena de recuerdos maravillosos y también guarda algunos momentos tristes que la fe os ha ido ayudando a superar”, leemos esta cita textual de monseñor Luis Quinteiro Fiuza, obispo de Tui-Vigo, en el pórtico del espléndido libro titulado 50 años del Rocío de Vigo, editado por la parroquia de Nuestra Señora del Rocío de la misma ciudad del Olivo, con diseño y realización a cargo de ‘Táktika Comunicación’, Vigo, 2022.

‘50 Años del Rocío de Vigo’, testimonio y homenaje

Con el proyecto y dirección de Santi Vega, la comunicación social corresponde a Alberto Cuevas y Carolina Buceta, además de la foto-portada de Ramón Vega. He aquí los escudos episcopales de D. José Delicado Baeza –época de la creación de esta parroquia viguesa– y de D. Luis Quinteiro Fiuza, pastor de la diócesis de Tui-Vigo en el momento presente. “La celebración de los cincuenta años de la fundación de catorce parroquias en nuestra Ciudad de Vigo es un acontecimiento que nos llena de profunda alegría. Entre estas parroquias creadas de nuevo está la vuestra de Nuestra Señora del Rocío”, escribe el obispo Luis Quinteiro Fiuza en su texto ‘Caminemos juntos’.

La hermandad ‘Nuestra Señora del Rocío’ mantiene la viva llama de la devoción a María con diversas actividades durante todo el año. La novedosa arquitectura del templo –firmada por el inolvidable Desiderio Pernas– fue uno de los instantes creativos experimentados en la segunda mitad del siglo XX en Vigo. “Se alegra mi espíritu en Dios, mi Salvador” es el título escrito por Santiago M. Vega López, en la actualidad párroco de Nuestra Señora del Rocío de Vigo. Hermosa historia “1970-2020” que cristaliza en esta obra de gran formato, generosamente ilustrada, además, por emocionadas fotografías colmadas de testimonios y gratificante “saudade”. Particularmente imprescindible es el “Coloquio del Reverendo D. Emilio Velasco Baz, párroco fundador de ‘Nuestra Señora del Rocío’ con su feligrés Alberto Cuevas”, firmado por monseñor Alberto Cuevas Fernández, sacerdote y periodista.

“Donde hay madre no está ese mal terrible de sentir que no le pertenecemos a nadie, ese sentimiento que nace cuando comienza a desaparecer la certeza de que pertenecemos a una familia, a un pueblo, a una tierra, a nuestro Dios” –texto del Papa Francisco, en Puerto Maldonado, 19, enero de 2018– nos introduce en la lectura del artículo ‘La Virgen del Rocío, la Esposa del Espíritu Santo’, de Mónica Pérez-Mosso. Si deseamos conocer el origen del milagro y tradición, la historia de mayor aceptación y arraigo se halla en el antiguo ‘Libro de Reglas’ de la actual Hermandad Matriz de Almonte, en Huelva, de 1758: “Entrado el siglo XV de la Encarnación del Verbo Eterno, un hombre que apacentaba su ganado, había salido a cazar, hallándose en el término de la Villa de Almonte en el sitio que llaman de la Rocina…”.

‘El Rocío, camino a Jesús’ es el bello trabajo con que nos ilustra Ángel Marzoa, párroco de San Miguel de Ponteareas, recordándonos que, asimismo, es la Virgen del Espíritu Santo, la Virgen de Pentecostés, por lo que se la invoca con el título de ‘Blanca Paloma’. En el vigués barrio de Coia se canta el ‘Himno a la Virgen del Rocío’, con la misa, procesión y ‘Salve Rociera’.

‘50 Años del Rocío de Vigo’, testimonio y homenaje
Comentarios