Opinión

Los primeros triunfos deportivos de Juan Manuel Fangio

| 14 de septiembre de 2011
Si evocamos los primeros pasos de Juan Manuel Fangio en el universo del motor, habrá que considerar el año 1939, cuando debuta de manera oficial como piloto aquel día 27 de marzo en el Circuito de Necochea con un ‘Ford V8 motor ‘38’, montado sobre un chasis ‘34 color rojo que adquiere con el apoyo de unos cuantos amigos. Se clasifica de tercero en la segunda serie tras marcar el quinto tiempo en la general. Larga en punta en la final, pero en la clasificación logra el séptimo. Dos años después, en octubre de 1940 –luego de 9.500 quilómetros de competición por Argentina, Bolivia y Perú– gana su primera carrera en Turismo de Carretera (T.C.). Se trata del Gran Premio Internacional del Norte: Buenos Aires-Lima-Buenos Aires, siendo acompañado por Héctor Tieri. Aquel ‘Chevrolet 1940’, color verde, nº 26, había sido adquirido con el producto de una rifa en la cual el auto era el primer premio. Así se clasifica Campeón Argentino de T.C. y constituye el primero para la historia con la firma ‘Chevrolet’ . Ahora se inicia el duelo con Oscar Gálvez en el T.C. ‘Chevrolet vs. Ford-Fangio’, Fangio vs. Gálvez.
Desde 1940 los triunfos de Fangio con la casa ‘Chevrolet’ son muy numerosos: el Gran Premio Presidente Getulio Vargas, en Brasil; las Mil Millas Argentinas; el Circuito Mar y Sierras; Premio Ciudad de Rosario; el Gran Premio Ciudad de Montevideo; el Gran Premio Primavera, en Mar del Plata; la Doble Vuelta de la Ventana, Argentina; Vuelta Pringles; Premio Otoño, Circuito de Palermo, Buenos Aires; 100 Millas Playas Necochea; Vuelta de Entre Ríos, Argentina; Premio Ciudad de Mercedes, Uruguay; Premio Jean-Pierre Wimile, Circuito de Palermo, y Premio Fraile Muerto, Belle Ville, Córdoba, Argentina.
Es inevitable afirmar que el ‘Chueco’ Fangio –con cinco títulos en la ‘Fórmula 1’– sostiene el ‘récord’ de efectividad en lo que concierne a competencias ganadas. Finalizada la Segunda Guerra Mundial, comenzaron las competiciones internacionales de “coches no convencionales”. En 1949, a sus 37 años, Juan Manuel Fangio alcanzaba su primera victoria en Europa; durante esa misma temporada conseguiría otras seis más. Fangio asombró a todo el mundo y logró un volante en ‘Alfa Romeo’ para la primera temporada oficial de ‘Fórmula 1’. En ese primer año consiguió tres victorias, si bien tuvo que abandonar en las otras tres, por lo que terminó subcampeón por detrás e su compañero de equipo Giuseppe ‘Nino’ Farina.
En 1951 Fangio alcanzó el primero de sus cinco títulos mundiales. El pentacampeón argentino y Ascari llegaron empatados a la última carrera en el Circuito de Pedralbes, en Barcelona. Los ‘Ferrari’ eran más rápidos y consumían menos que los ‘Alfa Romeo’; no obstante, la inteligente estrategia elegida por los ingenieros del argentino le otorgaron la victoria y el primer Mundial. Al año siguiente, en 1952, Fangio sufrió el accidente más grave de su trayectoria profesional. Al otro día de haber corrido en Belfast, tenía que competir en Monza, mas perdió las conexiones y se vio obligado a conducir toda la noche desde París. Llegó a media hora de que empezase la carrera y –como declararía él más tarde– “a las dos estaba en Monza, a las dos y media en la grilla de salida y a las tres en el hospital”. Después de este accidente en el que se lesionó el cuello, no tuvo otra solución sino la de renunciar a toda la temporada.
Más acciones:

Crónicas de la Emigración en la red

Boletín de noticias

Si quiere recibir información actualizada de Crónicas de la Emigración, envíenos su correo electrónico.
Suscribirse al boletín

Hemeroteca