Opinión

La bananización de Galicia

La pensadora judeo-alemana Hanna Arendt tituló su libro sobre el juicio del asesino nazi-alemán Adolf Eichmann en Israel: ‘Eichmann en Jerusalem: reportaje sobre la banalidad del mal. Eichmann’, que fue declarado culpable y ahorcado, basó su defensa en una serie de lugares comunes disparatados, prejuicios, medias verdades y poco nivel cultural e intelectual.
La bananización de Galicia
La pensadora judeo-alemana Hanna Arendt tituló su libro sobre el juicio del asesino nazi-alemán Adolf Eichmann en Israel: ‘Eichmann en Jerusalem: reportaje sobre la banalidad del mal. Eichmann’, que fue declarado culpable y ahorcado, basó su defensa en una serie de lugares comunes disparatados, prejuicios, medias verdades y poco nivel cultural e intelectual. La imagen de cultura, preparación-formación, rigor que se tenía de los alemanes en su conjunto, como pueblo, se vino abajo con los asesinatos planificados desde el propio Estado alemán en la segunda guerra mundial y muy especialmente al conocer a fondo a los principales dirigentes de la llamada “nación más culta” de Europa, de los que Eichmann era un claro ejemplo.
Si bien en Galicia no hemos banalizado el mal sí hemos ‘bananizado’ el país. Relegando el idioma a su mínima expresión (una mezcla entre queda-bien y folclórica) y olvidando aquella famosa cita de Castelao: “se somos galegos é por obra e gracia do idioma”. ¿Qué imagen de Galicia damos en nuestra TVG? Los hijos y nietos de descendientes… ¿vienen a Galicia o a un campamento? ¿Es que aquí sólo se come? ¿Galicia no existe en inverno? ¿No es “atractiva”? ¿Por qué pretender vender una Galicia de sol y playa… si somos diferentes?
El gobierno de Manuel Fraga Iribarne ideó un mamotreto sin finalidad y caro (estamos endeudados varias generaciones) llamado ‘Cidade da Cultura’. ‘Cidade’ ya la teníamos (Compostela) y cultura también (nuestra lengua y nuestras obras, colectivas como pueblo, o individuales). No es de extrañar que los que nos gobiernan, pretendan hacer partidos de ‘Copa Davis’ en la Cidade da Cultura y el exalcalde socialista Xosé Antonio Sánchez Bugallo un teleférico para ir a… ¿ver los partidos?

La bananización de Galicia