Opinión

“Movilidad exterior” de emprendedores con “espíritu aventurero”

El 16 de abril, en la sesión de control al Gobierno en el Pleno del Congreso, la diputada del PSOE María González Veracruz preguntó a la ministra de Empleo y Seguridad Social por las medidas que piensa tomar su Ministerio ante la “tragedia cada día mayor” que constituye el “exilio económico” que sufren los jóvenes españoles ante la falta de trabajo.

“Movilidad exterior” de emprendedores con “espíritu aventurero”

El 16 de abril, en la sesión de control al Gobierno en el Pleno del Congreso, la diputada del PSOE María González Veracruz preguntó a la ministra de Empleo y Seguridad Social por las medidas que piensa tomar su Ministerio ante la “tragedia cada día mayor” que constituye el “exilio económico” que sufren los jóvenes españoles ante la falta de trabajo.
“Es verdad que muchos jóvenes, y no tan jóvenes, han salido de España en busca de oportunidades por la crisis; eso se llama movilidad exterior. Pero esa realidad no empezó ayer: 50.000 jóvenes emigraron con el anterior Gobierno socialista”, dijo la ministra María Fátima Báñez García, que ha apuntado además que esa idea de movilidad va unida a la idea de “intercambio” y añadió que también hay ciudadanos europeos que viven en el Estado español (tomando el sol en la playa).
Recientemente, diciembre de 2012, en la presentación del informe de la Organización Internacional de las Migraciones (OIM) la secretaria general de Emigración, Marina del Corral Téllez, afirmó que “la emigración de jóvenes españoles no se debe sólo a la crisis económica, sino a la globalización y al impulso aventurero de la juventud”.
Esta absurda equiparación de la emigración (que siempre es forzosa sino dejaría de ser emigración) con la movilidad laboral es propia de todos los cargos políticos tanto del PSOE como del PP (otro punto de unión más) que han pasado por puestos de responsabilidad política en Trabajo y en Emigración.
Ni Leire Pajín Iarola, ni Bibiana Aído Almagro, ni el hijo de Manuel García-Margallo ni la hija de Rodrigo Rato Figuredo o de José María Aznar López, que residen todos en el extranjero, son emigrantes. Los comunitarios de los que habla la ministra Báñez García que residen en el Estado español tampoco son emigrantes, la mayor parte de ellos, alemanes y británicos jubilados en la Costa del Sol o en Canarias, están aquí porque tienen dinero y les da la gana, gran diferencia con los jóvenes y no tan jóvenes que abandonan el Estado español, sin dinero y forzados por la situación porque la desesperación no les da más alternativas.

“Movilidad exterior” de emprendedores con “espíritu aventurero”