La partida de Emigración para gastos de funcionamiento se eleva a 800.000 euros, el doble que en 2020

La Xunta se convierte en la tabla de salvación de las entidades del exterior en tiempos de coronavirus

Las entidades gallegas del exterior están más necesitadas que nunca de ayuda institucional para hacer frente a sus gastos corrientes en estos tiempos de pandemia, que ha frenado en seco la actividad social y recaudatoria que venían realizando. En este contexto, la Secretaría Xeral de Emigración ha salido en su auxilio, en el pasado ejercicio y en el actual, incrementando las partidas para su funcionamiento y para hacer frente a las graves secuelas que el Covid-19 está dejando en estas instituciones, principalmente en el plano económico. 
La Xunta se convierte en la tabla de salvación de las entidades del exterior en tiempos de coronavirus
CG Castellon-DIA DE GALICIA 11
Socios y directivos del Centro Gallego de Castellón, durante la celebración del Día de Galicia.

Las entidades gallegas del exterior están más necesitadas que nunca de ayuda institucional para hacer frente a sus gastos corrientes en estos tiempos de pandemia, que ha frenado en seco la actividad social y recaudatoria que venían realizando. En este contexto, la Secretaría Xeral de Emigración ha salido en su auxilio, en el pasado ejercicio y en el actual, incrementando las partidas para su funcionamiento y para hacer frente a las graves secuelas que el Covid-19 está dejando en estas instituciones, principalmente en el plano económico. 

Es por ello que, a la hora de distribuir el presupuesto para los distintos programas, Emigración está incidiendo de manera especial en el apartado de gastos de funcionamiento de centros, que se inscribe dentro del Programa de ayudas en favor de las entidades gallega en el exterior, uno de los dos que este departamento de la Xunta tiene en marcha para colaborar en el sostenimiento de las instituciones del exterior. Así, un total de 800.000 euros de los 1,2 millones de que está dotado dicho programa van destinados a sufragar parte de estos gastos. 

Se trata del segundo año consecutivo en el que la partida para el funcionamiento de los centros de la diáspora se ve incrementada por el departamento que dirige Antonio Rodríguez Miranda (este año, el doble con respecto al año anterior), quien lo justifica por la merma de la capacidad económica de estas entidades, que, debido al coronavirus, se han visto en la obligación de cerrar sus restaurantes y dejar reservado solo al ámbito telemático las actividades que venían realizando de forma presencial hasta el estallido de la pandemia y con las que obtenían algunos ingresos para ayudar al sostenimiento de estas instituciones.

Además de subvenciones para gastos de funcionamiento, el Programa en favor de las entidades gallegas en el exterior incluye ayudas para otros dos apartados: proyectos culturales, sociales, de acciones formativas y proyectos promovidos por la juventud, con un presupuesto de 300.000 euros; y acciones de promoción del Año Santo Xacobeo 2021, dotado con 100.000 euros.

A este programa, Emigración suma el dirigido a presar a los centros apoyo infraestructural y adquisición de equipamientos, para el que destina los 575.000 euros restantes del total de 1.775.000 euros presupuestados por la Administración gallega para este tipo de ayudas a los centros. Este otro programa contempla, por una parte, la concesión de ayudas para obras, adquisición de instalaciones y conservación del patrimonio cultural, por valor de 375.000 euros, y, por otra, para la mejora de dotaciones y equipamientos de carácter inventariable, para lo que se reservan 200.000 euros.

Casi 140 solicitudes

Casi 140 solicitudes de ayudas llegaron a la Secretaría Xeral en el presente ejercicio para estos dos programas; la mayoría, procedentes de centros gallegos situados en otras comunidades autónomas españolas, así como en Argentina, Cuba, Brasil y Uruguay. Las demandas se centran en la acometida de reparaciones, habilitaciones y reforma de interiores y exteriores, así como en la compra de equipación diversa. También se dispone de una partida para la adquisición de aplicaciones informáticas que faciliten, por una parte, la relación con la Administración en lo que respecta a la presentación y justificación de subvenciones, y, por otra, a la actualización de los documentos disponibles.

El secretario xeral de Emigración se reunió el pasado mes de febrero por videoconferencia con los más de 200 miembros de las entidades de Europa y América que cuentan con la acreditación de ‘galeguidade’ para informarles acerca de la nueva línea de ayudas destinadas a la conservación del patrimonio, mejora de equipamientos y reforma de instalaciones de estos centros.

El objetivo de estas ayudas, según apuntó Miranda, consiste en colaborar con las entidades para su adecuación a la época actual de pandemia en lo que respecta a material informático, mobiliario específico, termómetros digitales, equipos médicos y materiales de protección contra el virus, entre otros.

El presidente de ‘O Aturuxo’ califica las ayudas de “imprescindibles”

Entre los beneficiarios de estas subvenciones se encuentra el Centro Galego de Castellón, ‘O Aturuxo’, presidido por Xosé Filgueira, quien destaca la importancia de las mismas para colaborar con las entidades del exterior en un momento tan crítico como el actual, ya que, de lo contrario, “algunas desaparecerían”, asegura.

En su caso, este año tiene previsto acometer obras para aumentar la potencia energética en las instalaciones del Centro, que rondarán los 6.000 euros, de ahí que considere las ayudas “imprescindibles”, porque “es algo que tenemos que hacer, sí o sí, y lo que nos venga, nos va a ayudar”, remarca. Tanto a esta como a las restantes entidades, estas subvenciones les vienen como “agua de mayo”, porque estas instituciones tienen gastos corrientes que afrontar, incluso en un caso como el de ‘O Aturuxo’, que cuentan con instalaciones propias, pero que tiene que afrontar cada mes o cada cierto tiempo el pago de facturas como las de luz, agua, material de oficina y pequeñas obras. 

Asimismo, las actividades de tipo cultural, folclórico o de promoción del Xacobeo que se llevan a cabo en su seno, necesitan de inversiones. Amparadas estas por las subvenciones del Gobierno gallego, “nos cubren una cantidad de gastos de funcionamiento y de material irrealizable de otro modo”, asegura Filgueira.

Cursos de gallego, de cocina típica de la región, de palilleiras, de gaitas y percusión, de baile tradicional y de canto, así como conciertos, conferencias, reuniones y citas gastronómicas, exposiciones y cursos de informática, son algunas de las actividades que venían desarrollando de forma presencial antes de que se desatara la pandemia.

Es tradición, además, celebrar la fiesta de Reyes, y los días dedicados a los Mayos, a las Letras Galegas, a Galicia, a Rosalía, a San Juan, así como el Carnaval, el Magosto en la Noite do Samaín, la Calçotada galega y la rúada dos callos.

Entre los proyectos programados para este año, el presidente de ‘O Aturuxo’ pone el acento en el festival ‘Música nos camiños’, dedicado al Xacobeo 2021, que incluye conciertos de música folk representativa de las distintas comunidades autónomas españolas, con el propósito de mostrar la música tradicional a través del Camino de Santiago.

El presidente del Lar Gallego de Sevilla las considera “fundamentales” 

Si Xosé Filgueira califica estas ayudas de “imprescindibles”, el presidente del Lar Gallego de Sevilla, José Antonio Otero, las considera “fundamentales” y “absolutamente necesarias” para mantener abiertas unas instituciones que con la pandemia han tenido “muchas dificultades”, dice. En su caso, tienen la “suerte” de que la entidad dispone de local propio, lo que supone una ventaja a la hora de afrontar costes, pero hay gastos fijos, como el agua, la luz, seguros o los impuestos, que es necesario cubrir mensualmente y que, debido a las circunstancias, sería imposible hacerlo por la falta de ingresos. 

El Lar Gallego de Sevilla tiene arrendado el servicio de bar y cafetería, y en el último año y medio no cobró el alquiler a sus arrendadores, o solo una parte, debido a que permaneció cerrado o semiabierto a causa de la pandemia. Tampoco realiza actividades de tipo social o cultural de manera presencial por los mismos motivos, lo que supone una pérdida de liquidez importante para hacer frente a los gastos. 

El “apoyo abierto y puntual” que les presta la Secretaría Xeral de Emigración, así como el “material y asesoramiento” que pone a su servicio supone para el presidente del Lar una ayuda “impagable”, por lo que no pueden más que “estar agradecidos”.

La llegada de las vacunas y el control cada vez más efectivo del virus gracias al uso de mascarillas y de las medidas de protección podrían suavizar los efectos de la pandemia y, con ello, la vuelta de la actividad diaria a un nivel aceptable que permita organizar actos sociales, culturales y deportivos. En ese horizonte tiene la mirada puesta el presidente del Lar sevillano, que este año pretende realizar una serie de actividades relacionadas con el Xacobeo en este Año Santo Compostelano y con el mundo cultural y el folclore que necesitan de cierta estabilidad para llevarlas a cabo.

Exaltación del Xacobeo

Para exaltación del Xacobeo, Otero Fernández se propone, allá por el mes de octubre, implicar a los alcaldes de los municipios de Andalucía y Extremadura por los que transcurre el Camino de la Plata en la participación en una romería gallega, a celebrar en un parque céntrico sevillano dedicado a la comunidad del noroeste, para hacer en torno a ella un encuentro de las regiones relacionado con este magno acontecimiento gallego, que se conmemora cada cierto tiempo. Para ello, están contando con la colaboración de los organizadores del Xacobeo 2021, que le envían documentación suficiente, y del resto de casas inscritas en la Federación de Centros Gallegos en Andalucía, Extremadura y Ceuta.

El presiden del Lar, quien lleva en el cargo desde poco antes del estallido de la pandemia en España, asegura que, en todo el tiempo transcurrido desde el estallido de la pandemia, las entidades del exterior se han tenido que “reinventar” y llevar a cabo sus actividades de manera virtual. 

Pese a todo, la pandemia no les ha impedido el pasado año celebrar en un teatro sevillano el festival folclórico ‘Fai un sol’ –inaugurado un año antes–, en el que sobresalió la actuación del cantautor Amancio Prada, berciano de nacimiento, aunque embebido de cultura gallega, así como de un grupo llegado de Irlanda.

La publicación de la revista ‘Anduriña’, la programación de un club de lectura, talleres de cocina y de música son algunas de las restantes actividades que organiza el Lar Gallego de Sevilla habitualmente y para lo que cuenta con lo contemplado en los programas de la Secretaría Xeral de Emigración para colaborar con los centros del exterior.

Al igual que en el pasado ejercicio, este año, según informa de manera reiterada la Secretaría Xeral de Emigración, se podrán acoger a las ayudas pensadas para estos programas en favor de las entidades gallegas en el exterior y de apoyo infraestructural y adquisición de equipamiento todas las instituciones gallegas, sin diferencia por su tipología: centros colaboradores de la ‘galeguidade’, centros de estudio y cultura gallega, así como federaciones de entidades y redes sociales.

La Xunta se convierte en la tabla de salvación de las entidades del exterior en tiempos de coronavirus