EL ARTISTA COMPOSTELANO DIO UNA CONFERENCIA EN LA CASA DE GALICIA EN MADRID

Xosé Azar ofreció una interpretación más optimista del poema ‘Negra sombra’ de Rosalía de Castro

| 13 de mayo de 2015, 17:19
1
Xosé Azar y Ramón Jiménez, durante la conferencia.

El filósofo, poeta y artista compostelano afincado en Madrid Xosé Azar mostró “una revolucionaria interpretación” del inmortal poema de Rosalía de Castro en la conferencia ‘Negra sombra, fondo y trasfondo’ que ofreció en la Casa de Galicia en Madrid.

Azar, que es autor de las obras ‘Rosalía erótica y existencial’, ‘Rosalía desde una poética integral’ y de ‘A outra Rosalía’, aportó, después de recitar el poema con otra entonación, una visión diferente, con una interpretación más optimista a la habitual.

La presentación del acto corrió a cargo del coordinador de Actividades Culturales de la Casa, Ramón Jiménez, quien destacó en sus palabras que “la conferencia de Xosé Azar es una celebración también del Día das Letras Galegas, por cuanto se centra en el estudio del poema ‘Negra sombra’, de Rosalía de Castro, escritora a la que se debe la gran fiesta del idioma del 17 de mayo”.

Jiménez recordó también la faceta de escultor del ponente, discípulo de Asorey en la escuela de Artes y Oficios de Santiago, antes de trasladarse a Madrid y licenciarse en Filosofía en la Complutense y doctorarse más tarde en la Autónoma, “con un trabajo titulado ‘Vida masculino/femenina’, en el que profundizaría ampliamente después a lo largo de los años”. Como escultor, la Casa de Galicia ofreció al público una selección de sus obras en diciembre de 2013, “una exposición que rebosaba lirismo por doquier; tal era la delicadeza de sus obras que más que pesados bronces semejaban poemas esculturales, la materia y el espíritu fundidos”, señaló Jiménez.

Xosé Azar, partiendo de su teoría del (des)entrañamiento o (des)ajuste de la integración del infante y –sobre todo– la madre como origen de la obra de arte vital o esencial, como lo demuestra en poetas y filósofos como Baudelaire, Poe, o Schopenhauer, ve la negra sombra rosaliana como “expresión sufriente pero también gloriosa de su creación poética” y lo demostró haciendo ver que el poema “tiene estructura de llamarada”, como también ocurre en “la noche oscura de San Juan de la Cruz, su hermana”.

Azar explicó que “Negra sombra es una invasión; hay una primera ola, es la primera estrofa, contenida por el deseo de la agonista de que la cosa no pase a mayores; una segunda estrofa en la que la ola rompió ya el dique; una tercera en que no hay más que la vida que ella trae. Y una última que es sabiduría y totalidad y confianza de cara al futuro”. Y así lo dejó patente en la lectura final del poema.

Más acciones:
MÁS NOTICIAS
  • Colección Crónicas de la Emigración

Boletín de noticias

Si quiere recibir información actualizada de Crónicas de la Emigración, envíenos su correo electrónico.
Suscribirse al boletín

Hemeroteca