FUE UNA CONFERENCIA SOBRE EL EMIGRANTE GALLEGO FRANCISCO VILLAMIL

El ‘Obradoiro de Cultura Galega Manuel Curros Enríquez’ en Cuba celebró su primer ‘Faladoiro’

En el salón ‘La Coruña’ de la sociedad Naturales de Ortigueira, el ‘Obradoiro de Cultura Galega Manuel Curros Enríquez’ celebró su primer ‘Faladoiro’, en el cual el presidente del Instituto de Historia de Cuba, René González Barrios, impartió una brillante conferencia sobre el mayor general Francisco Villamil, emigrante gallego que era dueño de un trapiche azucarero en la provincia de Las Villas y poseía 20 esclavos que lo operaban, le dio la libertad a los mismos.

El ‘Obradoiro de Cultura Galega Manuel Curros Enríquez’ en Cuba celebró su primer ‘Faladoiro’
O galego mambí
Álvarez Fuentes recitando el poema 'O Galego Mambí'.

En el salón ‘La Coruña’ de la sociedad Naturales de Ortigueira, el ‘Obradoiro de Cultura Galega Manuel Curros Enríquez’ celebró su primer ‘Faladoiro’, en el cual el presidente del Instituto de Historia de Cuba, René González Barrios, impartió una brillante conferencia sobre el mayor general Francisco Villamil, emigrante gallego que era dueño de un trapiche azucarero en la provincia de Las Villas y poseía 20 esclavos que lo operaban, le dio la libertad a los mismos, igual gesto que el padre de la Patria, Carlos Manuel de Céspedes, y con una nutrida tropa se presentó a la lucha por la independencia cubana, participando en numerosos combates, hasta el combate de Hato Potrero, donde recibió una herida que, infectada, al final le condujo a la muerte en agosto de 1873.

La actividad comenzó con los himnos nacionales de Cuba, España y Galicia. Seguidamente, el bardo de la colectividad gallega, Manuel Álvarez Fuentes, recitó su poema ‘O Galego Mambí’ y dijo en sus palabras introductorias, reseñando lo expresado por el insigne escritor Xosé Neira Vilas en su libro ‘Galegos que coitaron pola independencia de Cuba’: “Alguien le preguntó un día por qué se había incorporado a aquella lucha siendo gallego, y él le contestó: “Soy gallego, pero gallego cubano”, y continuó diciendo Álvarez Fuentes: “Y es verdad hay hombres que tienen dos patrias y él tenía dos patrias: Galicia en la que nació y Cuba por la que murió”. En otra parte, expresó: “Martí en su discurso ‘Con todos y para el bien de todos’ dijo: “¡por la libertad del hombre se pelea en Cuba, y hay muchos españoles que aman la libertad! A los que no saben que esos españoles son otros tantos cubanos, les decimos ¡Mienten!”.

Por su parte, el destacado historiador René González Barrios, en su conferencia, aportó datos sobre la trayectoria del general mambí Francisco Villamil, sobre su vida, nacido en 1833 y muerto en agosto de 1873 en un campamento insurrecto. Los combates en que participó: ataque al pueblo de La Esperanza, quema de los fuertes de Arroyo Pulido y Antonio Abad, a principios de 1869. El 16 de marzo de ese año combatió junto a Carlos Roloff en Potrerillo, el 21 de abril atacó y tomó la ciudad de Trinidad y el 24 de noviembre acompañó a Salomé Hernández en el combate de loma de Suazo, ese mismo año atacó y ocupó el poblado de Ranchuelo  y combatió exitosamente en Trilladera y el Jobo. En enero de 1870 lo inició luchando contra dos columnas en Naranjo y Limones. Estuvo operando en Sancti Spíritus y Camagüey, fue nombrado jefe de la división Sancti Spíritus, todo el año 1871 estuvo bajo las órdenes del presidente de la República de Cuba en Armas, Carlos Manuel de Céspedes, el que lo calificó de leal, en julio del propio año combatió contra una fuerte columna en Trinidad de Olano donde fue herido.

Un decreto de Céspedes del primero de mayo de 1872 dio a conocer: “el brigadier Villamil, designado por el gobierno para el mando de las fuerzas de Las Villas y herido también en acción, es español de nacimiento, lo que da más valor a su patriotismo cubano…que ameritan el prestigio del ascenso a Mayor General”.

A su muerte, en un campamento mambí, en 1873, desde Nueva York el periódico ‘La Independencia’ apuntó: “Ha muerto a la edad de 40 años. La patria agradecida a sus importantes servicios, le reserva una página brillante en la historia de su guerra de independencia”.

El presidente de ‘Pontedeume y su partido Judicial’ y director-fundador del boletín digital, Felipe Cid Domínguez, trajo al auditorio lo escrito por Xosé Neira Vilas en su libro ‘Historias de la Emigración’ sobre este valiente gallego, héroe de la independencia.

Seguidamente, el presidente del Centro Unión Orensana de La Habana habló a los presentes de su viaje a Galicia a recibir de manos del secretario xeral de Emigración, Antonio Rodríguez Miranda, el XXXI Premio Celanova ‘Casa dos Poetas’, de la Fundación Curros Enríquez, por el compromiso de esa institución con Galicia.

Para finalizar se efectuó una actividad cultural en la que bailó el pequeño Addiel Estévez Bermúdez ‘Torero’ y el conjunto de bailes gallegos de ‘Naturales de Ortigueira’ bailó tres muiñeiras.

Estuvieron también presentes en la actividad Julio Santamarina, presidente de la Federación de Sociedades Españolas; Ela Méndez Martínez y Juan Antonio Orallo, vicepresidenta y presidente de Naturales de Ortigueira; Juana Caridad Fernández Pérez, presidenta de las Sociedades Comarcales; Domingo Regueiro, presidente de ‘Ferrol y su Comarca’, además de otros presidentes de sociedades gallegas y los destacados artistas gallegos Aurora Pita Alonso y Manuel Valella Piñón, así como la profesora Arantxa Fernández Crespo.

El ‘Obradoiro de Cultura Galega Manuel Curros Enríquez’ en Cuba celebró su primer ‘Faladoiro’