Puso la experiencia de Galicia al servicio de las restantes administraciones

Miranda reprocha al Gobierno la falta de colaboración para atender las necesidades de los residentes en el exterior en la pandemia

El secretario xeral de Emigración de la Xunta, Antonio Rodríguez Miranda, reprochó con dureza a la Administración del Estado la falta de “relación” y “contacto” con las comunidades autónomas para ofrecer ayuda a los que la necesitaban durante el periodo de pandemia y, concretamente, a los gallegos que residen fuera. Unos gallegos, dijo Miranda, que “han sufrido mucho en todo este tiempo” y de los que “hemos estado cerca”, tanto de ellos como de las “entidades”, a las que “no podíamos abandonar ni dejar caer, porque son nuestros elementos de apoyo”.

Miranda reprocha al Gobierno la falta de colaboración para atender las necesidades de los residentes en el exterior en la pandemia
Intervención Miranda copia
Rodríguez Miranda, durante su intervención en el I Pleno del VIII Mandato del Consejo General de la Ciudadanía Española en el Exterior.

Las entidades en el exterior “son nuestros ojos y nuestras manos”, dijo el secretario xeral , porque “con los recursos que ponemos somos capaces de llegar a  cubrir las situaciones de necesidad” que se detectan. Pero “nos hemos sentido solos”, reprochó a los representantes de la Administración  del Estado y del Gobierno que en la tarde de ayer se dieron cita en el I Pleno del VIII Mandato del Consejo General de la Ciudadanía Española en el Exterior (CGCEE).

En presencia del secretario de Estado de Migraciones, Jesús Perea, y del director general de Migraciones, Santiago Yerga, Miranda lamentó no haber recibido en todo ese tiempo de pandemia “ninguna comunicación” a pesar de que desde Galicia estaban dispuestos a trabajar “mano a mano para solucionar los problemas del exterior”.

En Galicia se ha “echado mano” de los fondos Covid que el Estado destino a las comunidades autónomas para atender a la población del territorio español para prestar servicio también los ciudadanos en el exterior, dijo. Y ahora que se da por terminada la pandemia, “Galicia va a seguir trabajando por ellos”, porque la realidad evidencia que las consecuencias de la crisis sanitaria todavía perviven, dio a entender.

Por lo tanto, Miranda anunció que Galicia va a seguir trabajando en el exterior y que va a hacerlo colaborando, porque “las comunidades” no debemos sustituir al Estado”, que es el que tiene la primera responsabilidad en la materia, pero “debemos completar” su labor, reconoció.

El secretario xeral señaló algunos asuntos en los que está dispuesto a colaborar con el Estado, entre los que se refirió, en primer lugar, al voto rogado. Al respecto, aseguró que van a apoyar al Gobierno en todo lo que se refiere e ese punto, pero le pidió “celeridad”, porque la ley que se aprobó en el Congreso y que está pendiente de ser refrendada en el Senado "va a marcar un desarrollo y la aplicación de unas medidas" que necesitan ser “efectivas”.

También habló el secretario xeral de avanzar en los procesos de regulación de la nacionalidad, para suprimir “los agravios comparativos” que se puedan detectar en este apartado. Al respecto, dijo que la melodía expresada por los representantes del Gobierno en este pleno le ha sonado “estupendamente”, pero él espera también que “la letra que debe acompañar los hechos, realmente responda”.

“Cuenten con nosotros”, les dijo Miranda al secretario de Estado y al director general, al tiempo que puso de relieve que hay aspectos relevantes, como el que atañe a las prestaciones por razón de necesidad que concede  la administración del Estado que “deben conocerlas las personas” y, sin embargo, matizó, se “tiene la sensación” de que se “pueden estar escondiendo cuando más necesarias son”, dijo.

Miranda también pidió a los representantes gubernamentales que no descuiden los programas del Imserso para que los pensionistas que están en Europa puedan viajar a España, que “creo que es de justicia”, alegó, así como tampoco a los trabajadores de los consulados, que de un tiempo a esta parte organizan protestas para reclamar mejoras salariales y más medios para prestar servicio a los ciudadanos, o a los jóvenes, que necesitan de políticas que les vinculen a sus orígenes.

Respecto al retorno, les pidió que se ocupen de este fenómeno, porque "para nuestra sociedad, es una ventaja competitiva",  y en cuanto que no se puede tener el certificado digital sin tener el DNI, al y como se está difundiendo, lo desmintió, atendiendo a la información de que dispone. 

Miranda recordó al Gobierno actual que “tienen problemas importantes que resolver”, como la homologación de títulos académicos, los asuntos derivados de la nacionalidad o con la provisión de viviendas para los que retornan, así como aquellos que tienen que ver con la fiscalidad.

Convencido de que las estrategias que Galicia está empleando para colaborar con el retorno “están dando resultados”, las puso, una vez más, "a disposición" del resto de administraciones.

Miranda reprocha al Gobierno la falta de colaboración para atender las necesidades de los residentes en el exterior en la pandemia