Con apoyo de la Municipalidad, con la que firmó un convenio en agosto del pasado año

La actual Directiva del Centro Gallego de Santa Fe recupera la entidad tras permanecer dos años cerrada

El Centro Gallego de Santa Fe estuvo cerrado durante dos años, hasta que el 24 de marzo de 2012 un grupo de descendientes y nativos de Galicia se reunieron para iniciar el proceso de normalización de la entidad y proyectar la recuperación del edificio.

La actual Directiva del Centro Gallego de Santa Fe recupera la entidad tras permanecer dos años cerrada
Faustino Pereira y José Corral, durante la firma del Convenio.

El Centro Gallego de Santa Fe estuvo cerrado durante dos años, hasta que el 24 de marzo de 2012 un grupo de descendientes y nativos de Galicia se reunieron para iniciar el proceso de normalización de la entidad y proyectar la recuperación del edificio.
“Al enterarnos de que había vecinos que se quejaban por el estado del lugar, miembros de la colectividad gallega, nativos, hijos y nietos de gallegos nos empezamos a movilizar a comienzos de 2012. Lo primero que hicimos fue contactarnos con la Municipalidad, que nos ayudó con trabajos de poda y mantenimiento en general. El vínculo que establecimos derivó en la firma de un convenio, en el marco del festejo por los 93 años de historia de la institución”, señaló el presidente de la actual comisión directiva del Centro Gallego, Faustino Pereira Domínguez, según recoge el periódico local ‘El Litoral’.
El coordinador municipal del Distrito Este, Marcelo Ponce, manifestó por su parte que “la institución atravesó de alguna manera el mismo proceso que debieron enfrentar otras debido a que quienes conformaron históricamente las comisiones fueron envejeciendo y debieron cerrar”.
Recordó que “cuando vimos el estado en que se encontraba el edificio y hablamos con los vecinos del barrio, notamos un interés en recuperar la institución y nos propusimos empezar a trabajar para lograr su reapertura teniendo en cuenta su historia, la ubicación y el espacio físico con que cuenta. Fue entonces que iniciamos un contacto con los hijos de antiguos miembros de la institución y socios del centro, que se autoconvocaron en marzo, y renovaron finalmente la comisión directiva”.
Ello se produjo en junio, cuando 17 personas –siete de ellas de nacionalidad española– quedaron al mando de la entidad.

Firma de convenio
En agosto del año pasado, la Municipalidad eligió al Centro Gallego como escenario para conmemorar el fallecimiento del General San Martín. El evento le devolvió a la institución un rol protagónico en el barrio, con actividades para toda la familia que permitieron disfrutar del espacio.
Dos meses más tarde, en el marco de los festejos por el 93° aniversario de la entidad, el municipio y el Centro Gallego, por medio del intendente, José Corral, y el presidente del Centro, Faustino Pereira, formalizaron un convenio en el que ambas partes se comprometieron a “destinar sus máximos esfuerzos institucionales con el objeto de desarrollar un trabajo conjunto y coordinado para el fomento y el desarrollo del deporte, la cultura, las artes y la recreación”.
En ese marco, se acordó que la Municipalidad pudiera hacer uso de las instalaciones para la realización de actividades deportivas, culturales, recreativas, artísticas y educativas –tales como muestras, talleres, exposiciones, eventos y cursos, gratuitos y destinados a toda la comunidad– a cambio de realizar obras de mantenimiento.

Trabajos necesarios
El Centro Gallego cuenta con un gimnasio y un amplio salón equipado para eventos, biblioteca, oficinas, sanitarios y quincho. También con un amplio sector de aparcamiento que circunda el edificio central. Para la reapertura del predio, el municipio colaboró con la concreción de trabajos básicos de mantenimiento, desmalezamiento, limpieza e iluminación.
De cualquier manera, en el marco del convenio firmado en octubre pasado, se prevén distintos trabajos para embellecer la institución, como de pintura por ejemplo. Entre lo más importante por hacer, la comisión directiva considera “la renovación de los sanitarios y la reparación de los daños ocasionados por las tormentas registradas en diciembre”.
Con mucho entusiasmo, la comisión ya cuenta con varios proyectos que buscará concretar. Entre ellos, menciona la apertura de talleres culturales, de danza, idioma y patín; y la realización de celebraciones típicas; que en otro tiempo, hicieron del Centro Gallego una institución destacada de la ciudad.

“Con la ayuda de la Municipalidad, con el aporte prometido por la Xunta de Galicia, con nuestro trabajo y con la colaboración de los vecinos esperamos que el centenario del Centro Gallego, nos encuentre con la institución en todo su esplendor”, finalizó Faustino Pereira Domínguez, su actual presidente.

Actividades


En el marco de un convenio con la institución, la Dirección de Deportes y Recreación del municipio incorporó el Centro Gallego como espacio para clases de gimnasia para damas. Se dictan los lunes, miércoles y viernes, de 18.30 a 19.30, y los martes y jueves, de 9.30 a 10.30. También ofrece clases de fútbol los lunes, miércoles y viernes, de 18.30 a 19.30; recreación para niños, de 10 a 11.30; hockey los martes y jueves, de 18 a 19.30; y clases de tango los jueves de 19 a 21. Su actual biblioteca cuenta con unos dos mil ejemplares, que abordan temáticas referidas a las diferentes comunidades españolas, obras de literatura clásica e historia, atlas y diccionarios. Está habilitada para socios y público en general, los jueves entre las 16 y 18 horas.

Un lugar con historia
Los centros gallegos fueron instituciones emergentes en países que a finales del siglo XIX y comienzos del XX contuvieron a los inmigrantes provenientes de la región noroeste de España. Surgieron con fines solidarios, culturales y recreativos, a los fines de mantener vivas las tradiciones e identidad cultural de los gallegos.
La ciudad de Santa Fe no estuvo ajena a ese proceso: en 1919 nació un Centro Gallego en el barrio Candioti Sur. Años más tarde, el esfuerzo de los asociados hizo posible la construcción del edificio actual, en avenida Galicia 1357. Pero el esplendor cultural de la institución llegó de la mano de las ‘reuniones danzantes’, que convocaban todos los domingos a unos cinco mil santafesinos y a los máximos exponentes de la música popular.

La actual Directiva del Centro Gallego de Santa Fe recupera la entidad tras permanecer dos años cerrada