INTEGRANTES DE LAS AGRUPACIONES ‘XARABAL’ Y ‘XIMIELA’ PARTICIPARáN EN EL DESFILE DE SAN PATRICIO, EL PRóXIMO 17 DE MARZO

Gaitas gallegas en Nueva York

Los integrantes de las bandas de gaitas ‘Xarabal’, de Vigo, y ‘Ximiela’, de Louro (en Muros), recibieron con ilusión la invitación que les hizo llegar el delegado de Galicia del Desfile de San Patricio en Nueva York para participar, el próximo 17 de marzo, en dicho acto, el más grande de cuantos se celebran en el mundo para honrar al patrón de Irlanda.

Gaitas gallegas en Nueva York
11.ximiela_a_estrada-22
La Agrupación Folclórica ‘Ximiela’, de Louro (Muros), impulsó la gala ‘A Ruta do Sal’.

Los integrantes de las bandas de gaitas ‘Xarabal’, de Vigo, y ‘Ximiela’, de Louro (en Muros), recibieron con ilusión la invitación que les hizo llegar el delegado de Galicia del Desfile de San Patricio en Nueva York para participar, el próximo 17 de marzo, en dicho acto, el más grande de cuantos se celebran en el mundo para honrar al patrón de Irlanda. Surgido por iniciativa de un grupo de inmigrantes y militares irlandeses residentes en Norteamérica, el festival, una de las tradiciones más antiguas de la mencionada ciudad, se celebra desde 1762 y en él participan agrupaciones llegadas de distintos lugares del mundo, principalmente de Irlanda, que recorren con su música la Quinta Avenida neoyorquina, pasando por delante de la catedral de San Patricio.

Tras la participación de la banda de la Escola de Gaitas de Ortigueira en el festival de San Patricio de 2015, este año le toca el turno, en representación de España, a las agrupaciones gallegas de gaitas ‘Xarabal’ y ‘Ximiela’, que ya han comenzado a poner en marcha actividades diversas para recaudar fondos que permitan a sus miembros desfilar por Nueva York en fecha tan señalada. De momento, están a la espera de obtener respuesta de las distintas administraciones gallegas –entre ellas, la Secretaría Xeral de Emigración de la Xunta–, a cuyas puertas han llamado nada más conocer la invitación, para que les proporcionen una ayuda que les permita convertir en realidad el sueño de hacer sonar sus gaitas ante los dos millones de personas que habitualmente siguen en directo un desfile de seis horas de duración, en el que participan alrededor de 150.000 personas y que es retransmitido por canales de televisión estadounidenses.
Roberto Giráldez, presidente de la Agrupación Cultural Xarabal, considera la Quinta Avenida “un marco incomparable” para desfilar y dice que si la propuesta se hiciese realidad, sería “un sueño”. Para culminarlo con éxito, el grupo vigués ya ha puesto en marcha algunas iniciativas con el fin de recaudar fondos que permitan a los 45 integrantes de la agrupación viajar a Nueva York con motivo de la efeméride y, de paso, ofrecer un concierto en el Centro Gallego de la ciudad. Venta de rifas, de camisetas o abrir una taberna en un local de la parroquia viguesa de Bembrive con motivo de las fiestas de San Blas (que se conmemora cada 3 de febrero), son algunas de las medidas impulsadas para ese fin, a las que hay que sumar una actuación, el próximo 21 de febrero, en el Teatro Afundación Vigo, antiguamente conocido como Teatro García Barbón, en el que intervendrán músicos de reconocido prestigio, como José Manuel Budiño o Anxo Lorenzo, quienes se han iniciado como artistas dentro de la disciplina de la propia institución folclórica.
Aunque todavía tienen pendiente fijar el repertorio para ese día, el presidente de ‘Xarabal’ sí asegura que sus gaitas harán sonar el ‘Dios bendiga a América’ a su paso por el palco de autoridades.
Sobre la reunión con el secretario xeral de Emigración, Antonio Rodríguez Miranda, Giráldez aseguró que encontró en éste “mucha disposición” a aceptar sus propuestas, por lo que confía en poder contar con su colaboración para llevar a cabo una empresa que, calcula, tendrá un coste de 1.400 euros por persona, aproximadamente, contando los gastos de viaje y la estancia en el país. Sobre todo teniendo en cuenta que la agrupación también va a aprovechar la visita para ofrecer un concierto en el Centro Gallego y que esa, a su entender, es una forma de promocionar la cultura gallega más allá de las propias fronteras, lo que sería del agrado del secretario xeral, de quien dijo: “Viaja mucho a los centros y los conoce a la perfección”.
La Agrupación Folclórica Ximiela, por su parte, también ha impulsado iniciativas para recaudar el dinero suficiente que les permita estar presente en este acontecimiento, y, entre ellas, cabe destacar la elaboración de un calendario con fotografías que reflejan situaciones de épocas pasadas en Louro y del que han puesto a la venta un total de 1.000 ejemplares. A ello hay que sumar la venta de dulces hechos en casa y todo tipo de objetos promocionales de ‘Ximiela’, además de embarcarse en una gira con la gala ‘A Ruta do Sal’, que les permitió actuar los pasados días 9 y 23 de enero en el teatro principal de A Estrada y en Muros, respectivamente.
Se conoce como ‘Ruta do Sal’ el recorrido que buena parte de los conserveros catalanes realizaron por Galicia a finales del siglo XIX, concretamente entrando por Lugo y siguiendo camino hacia Santiago para, desde allí, llegar hasta A Coruña y Ferrol o a la Ría de Muros, conocida por su magnífico puerto, habilitado para importar y exportar.
En memoria de aquella corriente migratoria, que supuso un fuerte impulso para el sector pesquero, con la utilización de nuevas artes de pesca y salazón, aunque también un considerable desgaste de las materias primas, la Agrupación Ximiela de Louro ha decidido poner su nombre a un espectáculo que pretende recorrer el mismo camino de ilusiones que emprendieron aquellas gentes hasta llegar al lugar de Louro.
La directora del grupo de baile y pandereta de la entidad, María Mayo, se muestra muy ilusionada ante la idea de participar en tal encomiable evento, aunque reconoce que “es muy difícil” y que les está “costando mucho” idear iniciativas que les permitan obtener el dinero suficiente para sufragar los gastos. Tras reunirse con representantes de las distintas administraciones, reconoce que todavía no han recibido respuesta en firme, aunque dice que se comprometieron a ayudar.

Gaitas gallegas en Nueva York