DURANTE EL ACTO DE HOMENAJE POR EL 63° ANIVERSARIO DEL FALLECIMIENTO DEL INSIGNE GALLEGUISTA

El Centro Gallego de Buenos Aires recordó a Castelao y renovó esperanzas de continuidad

El Centro Gallego de Buenos Aires conmemoró el 63° aniversario del fallecimiento de Daniel Alfonso Castelao y recordó la trayectoria del reconocido intelectual, político y artista galleguista con un mensaje de esperanza en relación al futuro de la entidad hospitalaria, intervenida por el INAES hace cuatro meses, a pedido de la propia institución, ante la imposibilidad de hacer frente a sus pagos.

El Centro Gallego de Buenos Aires recordó a Castelao y renovó esperanzas de continuidad
Carlos Lablunda, durante el acto de conmemoración del 63º aniversario del fallecimiento de Castelao, en el Centro Gallego de Buenos Aires.

El Centro Gallego de Buenos Aires conmemoró el 63° aniversario del fallecimiento de Daniel Alfonso Castelao y recordó la trayectoria del reconocido intelectual, político y artista galleguista con un mensaje de esperanza en relación al futuro de la entidad hospitalaria, intervenida por el INAES hace cuatro meses, a pedido de la propia institución, ante la imposibilidad de hacer frente a sus pagos.

Durante el acto, que tuvo lugar en el hall de entrada del Centro, autoridades de la entidad, acompañadas por el presidente del Centro Galicia de Buenos Aires, José Vila, entre otros dirigentes de la colectividad, depositaron una ofrenda floral al pie del busto de Castelao.

Allí, ante una treintena de asistentes –entre los que se encontraba el expresidente Carlos Vello–, el coro del Centro Gallego, dirigido por el profesor Carlos Lage, entonó el himno de Galicia.

Luego, tras poner en valor la figura de este reconocido intelectual galleguista que emigró a la Argentina perseguido por la dictadura franquista, el actual responsable del Centro, designado por la Justicia, Carlos Lablunda, sostuvo que en estos meses de gestión pudo comprobar que “el Centro Gallego es viable, como institución y como hospital”.

En una breve intervención, Lablunda aseveró que están trabajando para que la institución “recupere la posibilidad de ser un lugar de encuentro y uno de los hospitales más importantes de Buenos Aires y, quizás, de muchos lugares de América Latina”.

Sin embargo, advirtió que, aunque el Hospital puede funcionar, “hay un problema de liquidez”, y ahondó: “por eso estoy haciendo campaña para que los socios hagan algún aporte suplementario”.

En esta dirección, el directivo apuntó que en estos momentos es imprescindible, “gestionar con inteligencia” y “cuidar el dinero”, y pidió “el apoyo” de los trabajadores, socios y demás integrantes de la comunidad gallega y española en Buenos Aires además, dijo, del importantísimo aporte que está haciendo el INAES.

En relación al acto de conmemoración, LaBlunda planteó que “es imprescindible mantener este tipo de reuniones y de actos de reivindicación de la raíz gallega porque es lo que nos une, nos hace fuertes y nos hace felices”.

En declaraciones a esta publicación, al término del homenaje, el interventor del INAES afirmó que “se están corrigiendo errores garrafales que había aquí, como por ejemplo que no se facturaba”. En esta dirección, precisó que “se está facturando”, que “se han firmado convenios con obras sociales” y que “se han reducido costos absurdos que había, como que se pagaba más al cirujano que lo que se cobraba por una operación”, ahondó.

Por otra parte, adelantó que en breve esperan reinaugurar la farmacia, en un esfuerzo por “mejorar la calidad de las prestaciones y al mismo tiempo incrementar los ingresos del Centro Gallego”, dijo Lablunda visiblemente emocionado porque él, igual que Castelao, también fue un exiliado político.

Según contó, en el año 1977 emigró a Madrid, luego de haber estado en prisión tras el golpe militar de 1976, donde residió hasta el año 2004 cuando regresó para trabajar con Alicia Kirchner.

El Centro Gallego de Buenos Aires recordó a Castelao y renovó esperanzas de continuidad