EL CATEDRáTICO DE LA UNED LE VE COMO “EL CIENTíFICO HUMANISTA MáS GRANDE DE GALICIA”

Domínguez Rey reivindica la figura de Amor Rubial en un acto en la Casa de Galicia en Madrid

“Ángel María Amor Ruibal (1869-1930) es el científico humanista más grande de Galicia y lumbrera de la Iglesia”, dijo el catedrático de la UNED Antonio Domínguez Rey en la conferencia ‘Ángel Amor Ruibal: Lingüista y filósofo’, que la Casa de Galicia en Madrid acogió este martes.

Domínguez Rey reivindica la figura de Amor Rubial en un acto en la Casa de Galicia en Madrid
Domínguez y Jiménez, vertical
Un momento de la intervención de Domínguez Rey.

“Ángel María Amor Ruibal (1869-1930) es el científico humanista más grande de Galicia y lumbrera de la Iglesia”, dijo el catedrático de la UNED Antonio Domínguez Rey en la conferencia ‘Ángel Amor Ruibal: Lingüista y filósofo’, que la Casa de Galicia en Madrid acogió este martes, coincidiendo con el centenario de la publicación del primer tomo de ‘Los problemas fundamentales de la filosofía y del dogma’, obra de referencia del destacado pensador, filósofo, lingüista y teólogo gallego.

La presentación del ponente la realizó el coordinador de Actividades de la Casa, Ramón Jiménez, quien señaló que Antonio Domínguez Rey es doctor en Filosofía y Lingüística y catedrático de Lingüística General de la UNED, además de poeta. De hecho recordó que “en esta misma sala ofreció hace dos años una lectura poética con motivo de la reedición de su libro ‘Lúa Loura”.

Antonio Domínguez Rey explicó que, pese al poco reconocimiento que Amor Ruibal tuvo en España, “su obra se divulgó, no obstante, en Italia, Alemania (tenía relación con la editorial Herder), Francia y probablemente Inglaterra (Oxford). Una revista americana se hizo eco, por ejemplo, del segundo volumen de ‘Los Problemas Fundamentales de la Filología Comparada’, impreso en Santiago y publicado en  Madrid en 1905. Es el primer lingüista español que obtiene una reseña tan reciente en Estados Unidos”, algo que según el conferenciante es una novedad pues hasta ahora se desconocía este hecho.

Domínguez Rey dijo que “Ruibal era un sabio e hizo una de las síntesis más completas del pensamiento filológico y lingüístico desde sus orígenes, en 1900, y estableció las raíces de su pensamiento filosófico y teológico desde la sistematización del lenguaje”.

Amor Ruibal estableció “un sistema de relatividad o correlacionismo ontológico”, lo que significa que “los seres del Universo dependen relacionalmente unos de otros y solo así cabe entenderlos”, no en vano decía en broma que “Einstein le había copiado”. Además, coincidió en parte con ideas de Husserl, sin saber uno de otro, y antecede en otras a Heidegger, Ortega y Zubiri”.

Domínguez Rey reivindica la figura de Amor Rubial en un acto en la Casa de Galicia en Madrid