“HAN LLEVADO LA DEUDA DEL CENTRO DE 60 A 500 MILLONES DE PESOS”, INDICÓ OSVALDO MÉNDEZ

Denuncian el vaciamiento del Centro Gallego de Buenos Aires por parte de la actual intervención del Inaes

| 22 de febrero de 2017, 15:01
Denuncia x Centro Gallego 2
Dirigentes gallegos, junto al diputado Raposo Varela, analizan la situación del Centro Gallego de Buenos Aires.

Representantes de las agrupaciones A terra y Salud y Cultura del Centro Gallego de Buenos Aires junto a la formación Castelao (no formalmente reconocida como agrupación), representantes de socios ante la asamblea de la asociación y un grupo de directivos de diversas instituciones regionales denunciaron el vaciamiento de la entidad gallega por parte de la actual intervención del Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social (INAES), que conduce Martín Moyano Barros.

Durante una reunión en la que también participó el diputado de la Ciudad de Buenos Aires Emilio Raposo Varela, el presidente de la Asociación de Empresarios Gallegos de Argentina (AEGA) y uno de los impulsores de la conformación de la agrupación Castelao, Osvaldo Méndez, definió la situación como “muy compleja, desde todo punto de vista”.

“El pasivo de la institución ha llegado a cifras alarmantes: en cuatro años de intervenciones sucesivas del Inaes dispuestas por la Justicia, han llevado la deuda del Centro de 60 a 500 millones de pesos”, indicó Méndez.

En la reunión que tuvo lugar el lunes pasado en el salón Arturo Cuadrado de la Federación de Sociedades Gallegas de la República Argentina, los directivos coincidieron al atribuir la situación “a un desmanejo, intencional o no, para que las cosas sucedan como suceden” y advirtieron de que, con un pasivo que supera los 15 millones de pesos mensuales, la deuda global del Centro Gallego sigue creciendo.

“Por encima –añadió Méndez– están tercerizando actividades que antes se realizaban en la institución, como cocina y lavandería, y se ha llegado a cometer la arbitrariedad de privar de medicamentos a socios en tratamiento oncológico”.

Asimismo, varios dirigentes coincidieron en afirmar que “están vaciando el centro para llevarlo a la quiebra”, lo que significaría, dijeron, “su desaparición lisa y llana”.

“Con el cuentito de cuidar el patrimonio cultural nos están sacando el patrimonio más preciado que es el hospital; un patrimonio muy codiciado porque posee superficie cubierta de más de 30 mil metros cuadrados, ubicado en el centro geográfico de la ciudad y con una capacidad instalada para 400 camas”, señaló Méndez.

 

 

Concentración de la colectividad este viernes

Por otra parte, en vísperas de la realización de una nueva asamblea convocada por la actual intervención del Centro Gallego de Buenos Aires, los dirigentes llamaron a toda la colectividad gallega a congregarse este viernes a las 18:30 horas, frente al Teatro Castelao (Moreno 2166 - CABA) para repudiar la realización de dicha asamblea, ya que, según explicaron, la convocatoria no cumpliría con los requisitos legales establecidos por los estatutos del Centro.

La invitación a sumarse, remarcaron, es para toda la colectividad gallega, sean o no socios.

“Tenemos que demostrarles que estamos decididos a enfrentar lo que sea –destacaron– para defender el patrimonio y la legitimidad de los socios de ser los únicos dueños del legado histórico del Centro Gallego de Buenos Aires”.

Consultado por ‘Galicia en el Mundo’ sobre su participación, el diputado porteño Emilio Raposo comentó que se acercó como legislador de la ciudad de Buenos Aires “a escuchar a los presidentes de las instituciones gallegas” que están preocupados por el rumbo de la intervención del Inaes dispuesta por la Justicia, en el manejo del Centro Gallego.

“Ellos ven, día a día, cómo la institución va aminorando sus servicios y se va achicando. Temen que detrás de todo esto haya algún mecanismo o idea de vaciamiento para hacerse del negocio de la salud y sepultar la mutual gallega”, dijo el legislador, y sentenció: “Están viendo que desde la intervención no se está cumpliendo con querer salvar la institución sino que se la está hundiendo”.

Raposo también sostuvo que comparte esa preocupación y aseguró que se ha comprometido a dialogar con el titular de la intervención y las autoridades del Inaes para informarse y acompañar a los gallegos, en la medida de las posibilidades.

El político lamentó, además, que se haya llegado a esta situación. “Lo lamento tanto por el papel de las autoridades nacionales como de las gallegas. Yo sé que las crisis están en todos lados pero creo que sería un buen homenaje a los emigrantes no dejar que este centro asistencial siga siendo diezmado y termine de esta manera, sería muy triste”, opinó.

Por otra parte, indicó que la reunión del lunes “fue sólo el comienzo” y apuntó que van a seguir en contacto, independientemente de lo que se resuelva en la asamblea del viernes.

“La idea es seguir reuniéndonos, que la colectividad gallega se ponga de pie, tanto acá como en Galicia, y hacer saber a todos que el Centro Gallego está siendo mal administrado porque llevados los años que tiene la intervención la institución no va a mejor sino a peor”, reflexionó.

Finalmente, destacó que el compromiso con el Centro Gallego no tiene que ver con ideologías políticas. “La causa –subrayó– es salvar a la mutual gallega”.

Más acciones:
MÁS NOTICIAS
  • Colección Crónicas de la Emigración

Boletín de noticias

Si quiere recibir información actualizada de Crónicas de la Emigración, envíenos su correo electrónico.
Suscribirse al boletín

Hemeroteca