COMENZÓ ESTE MIÉRCOLES EN LA CASA DE GALICIA, DONDE SE IMPARTIRÁ HASTA JUNIO

El delegado de la Xunta en Madrid dio la bienvenida a la profesora y los alumnos del curso ‘Lengua y cultura gallegas’

| 17 de octubre de 2019, 16:26
Alumnos del curso con el delegado de la Xunta, José Ramón Ónega, en primera fila, flanqueado por la jefa de Sección de la Casa, María Jesús Budiño, y la profesora Paula Cousillas
Alumnos del curso con José Ramón Ónega, en primera fila, flanqueado por la jefa de Sección de la Casa, María Jesús Budiño, y la profesora Paula Cousillas.

El delegado de la Xunta y director de la Casa de Galicia, José Ramón Ónega, dio la bienvenida a la profesora y los alumnos del curso ‘Lengua y cultura gallegas’, que se inició este miércoles 16 en las instalaciones de la Casa gracias al acuerdo de colaboración firmado entre la Consellería de Cultura e Turismo (Secretaría Xeral de Política Lingüística) y la Secretaría Xeral da Presidencia para “la realización de actividades de formación en lengua gallega en la Casa de Galicia en Madrid”.

“Retomamos hoy los cursos de gallego que tanto prestigio tuvieron en ediciones anteriores y que por avatares administrativos se interrumpieron temporalmente”, señaló Ónega, confiado en que “esta nueva convocatoria supere la aceptación inicial de las anteriores de la mano de la profesora Paula Cousillas”. El delegado recordó que “el idioma gallego ha pasado por distintas vicisitudes socio-políticas” a lo largo de la historia, que han ido “desde su aceptación más o menos parcial en el siglo XIX a su negación durante la dictadura y posterior restauración en la democracia”. “Hoy asistimos, afortunadamente, a su florecimiento y expansión, y prueba de ello es este curso que hoy iniciamos”, valoró.

Resaltó Ónega que “muy importantes y destacadas páginas de la literatura hispana están escritas en gallego siendo inolvidables no solo las que se escribieron en este país sino también en el exterior, dado que la emigración gallega alcanzó cotas muy elevadas, entre otros lugares, al continente americano, singularmente a los países de América del Sur”. Afirmó, por otra parte, que “el gallego es la lengua más dulce y musical de cuantas se hablan en el planeta” y que “donde la lengua galaica alcanzó su más alta expresividad es en el lenguaje escrito y, en particular, en la poesía”, invitando a comprobarlo leyendo “a Rosalía de Castro, a Curros Enríquez y el largo etcétera de autores gallegos que escribieron en la lengua de Rosalía”. “Se dijo certeramente que el gallego es la lengua en la que ‘os anxos lle falan aos nenos’. La lengua en la que los ángeles le hablan a los niños. Por su dulzura, su expresividad, su cadencia”, añadió.

Ónega mantuvo asimismo que el idioma gallego “ahora es un hito importante no solo para la comunicación social sino para el movimiento económico, empresarial, financiero y político” y que se halla “en pleno desarrollo”. El delegado de la Xunta finalizó su intervención deseando a los alumnos del curso un buen aprovechamiento del mismo y agradeciendo a la Secretaría Xeral de Política Lingüística y a la Secretaría Xeral da Presidencia que lo hayan hecho posible.

El curso tiene 70 horas lectivas que se impartirán los miércoles laborables, de octubre a junio. Su objetivo es la enseñanza y perfeccionamiento del idioma gallego y también la transmisión de conocimientos básicos de historia, arte, literatura y cuestiones de sociolingüística en el ámbito gallego, con la finalidad de aportar habilidades comunicativas en la lengua gallega, tanto en la expresión y comprensión oral como escrita, con un nivel de competencia que permita satisfacer las necesidades de comunicación más elementales. Los objetivos y las unidades didácticas de la programación para este nivel (A2) siguen las directrices del ‘Marco común europeo de referencia para las lenguas’.

Más acciones:
MÁS NOTICIAS
  • Colección Crónicas de la Emigración

Boletín de noticias

Si quiere recibir información actualizada de Crónicas de la Emigración, envíenos su correo electrónico.
Suscribirse al boletín

Álbumes de Fotos

Hemeroteca