Galicia decreta tres días de luto por “una de las peores tragedias marítimas de los últimos tiempos”, dijo Feijóo

Conmoción por el naufragio del ‘Villa de Pitanxo’ en Terranova, que deja por el momento 10 fallecidos y 11 desaparecidos

Galicia despertó la mañana del martes mirando al mar con la angustia y la incertidumbre que conlleva el anuncio de un desastre marítimo. Las malas noticias ponían el foco en esta ocasión en el pesquero congelador ‘Villa de Pitanxo’, del Grupo Nores de Marín, que faenaba en aguas de Terranova (Canadá), a 25 millas náuticas (460 kilómetros) de su capital, St. John’s. El buque, de 50 metros de eslora, naufragó sobre las seis de la madrugada de ese día. 
Conmoción por el naufragio del ‘Villa de Pitanxo’ en Terranova, que deja por el momento 10 fallecidos y 11 desaparecidos
OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Diputados y trabajadores del Parlamento gallego, durante el minuto de silencio por las víctimas del barco naufragado.

Galicia despertó la mañana del martes mirando al mar con la angustia y la incertidumbre que conlleva el anuncio de un desastre marítimo. Las malas noticias ponían el foco en esta ocasión en el pesquero congelador ‘Villa de Pitanxo’, del Grupo Nores de Marín, que faenaba en aguas de Terranova (Canadá), a 25 millas náuticas (460 kilómetros) de su capital, St. John’s. El buque, de 50 metros de eslora, naufragó sobre las seis de la madrugada de ese día sin que por el momento se sepan las circunstancias que rodearon la tragedia, aunque todo apunta a un fuerte golpe de mar. 

A bordo iban 24 tripulantes (dieciséis españoles –ocho de ellos gallegos–, cinco peruanos y tres ghaneses), que han corrido suerte dispar. Se sabe, hasta la fecha, que han perecido en el siniestro diez marineros (dos de ellos, gallegos) y que tres han sido rescatados con vida. Del resto de tripulantes, 11 en total, no se tienen noticias, salvo que se está rastreando la zona para tratar de localizarlos, con un despliegue de siete barcos participando en el operativo. Canadá, por su parte, envió a la zona dos aeronaves (un helicóptero CH149 Cormorant y un avión Hércules C-130), así como un barco del Servicio de Guardacostas, el CCGS Cygnus equipado con un helipuerto.

Sin embargo, son las condiciones meteorológicas (se habla de olas de entre cinco y seis metros en la zona del siniestro) las que impiden realizar las labores de búsqueda con normalidad, al tiempo que se especula sobre las escasas probabilidades de hallar a los tripulantes desaparecidos con vida, ya que el estado de las gélidas aguas de Terranova (están a 0,9 grados centígrados) haría casi imposible su supervivencia en ese medio.

Con edades comprendidas entre los 24 años y la edad de jubilación, permanecen con vida tras el naufragio el capitán, Juan Padín, y su sobrino Eduardo Rial (ambos de Cangas), así como Samuel Kwesi Koufie, natural de Ghana, pero residente en Marín. 

Entre los desaparecidos figuran uno más de Cangas, dos de Marín, uno de Moaña y otro de Bueu.

Según la información facilitada por Salvamento Marítimo español, los tres supervivientes se encuentran a bordo del pesquero español ‘Playa Menduiña Dos’, en el cual permanecen también seis de los 10 cuerpos recuperados en la zona del siniestro. Por su parte, a bordo del portugués ‘Novo Virgem da Barca’, se encuentra el cuerpo de uno de los marineros fallecidos y en el luso ‘Franca Morte’ otro; mientras que en un buque de bandera canadiense permanecen dos cadáveres de la tripulación.

Fuentes del Centro Nacional de Coordinación de Salvamento Marítimo confirmaron que el barco español emitió dos alertas a las 5.24 horas, que fueron recibidas en el Centro Nacional de Coordinación de Salvamento Marítimo (CNCS) de Madrid, pero a pesar de que las autoridades intentaron contactar con ellos en varias ocasiones nadie respondió.

Se descarta que el desconocimiento de la zona, donde hay más de 40.000 icebergs, hubiese influido en el hundimiento, ya que este barco llevaba años faenando en aguas de Terranova, concretamente en los caladeros de la Organización de Pesquerías del Atlántico Noroeste (NAFO), y conocía estas aguas a la perfección.

Salvamento Marítimo indicó que, en el momento del naufragio, había “viento, mala mar y visibilidad reducida”. Rosa Quintana, conselleira do Mar de la Xunta de Galicia, confirmó que “había muy mal tiempo y la situación era muy compleja” en el momento y lugar en el que el pesquero se encontraba faenando.

El ‘Villa de Pitanxo’ se construyó en el año 2004 y el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, aseguró este miércoles en el Congreso que el pesquero gallego era “un buque moderno teniendo en cuenta la edad de nuestra flota”. 

Tres días de luto en Galicia

La Xunta ha decretado este miércoles tres días de luto oficial por el hundimiento del ‘Villa de Pitanxo’ y se ha puesto a disposición de las familias de los afectados para ofrecerles “todo tipo de ayuda” y acompañarlos, en nombre de todos los gallegos, en estos duros momentos. 

En el discurso institucional, el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, recalcó que el suceso es “una de las peores tragedias marítimas de los últimos tiempos” y que “nadie está emocionalmente preparado para recibir una noticia tan conmovedora”.

“Cuando ocurre una tragedia como esta –prosiguió Feijóo–, las palabras parecen insuficientes y limitadas. Sin embargo, son imprescindibles para expresar lo que se siente”, ya que “son la mejor herramienta de la que disponemos para intentar paliar el inmenso dolor que provoca el adiós de un ser querido”, añadió. 

Feijóo trasladó a las familias afectadas solidaridad y lo hizo “en el nombre de los gallegos, del Gobierno, y de todas las instituciones que se dirigieron a nosotros en las últimas horas, comenzando por su Majestad El Rey”.

Feijóo confesó que los tres supervivientes tienen que ser personas “muy fuertes” porque es “muy difícil permanecer con vida” en tan adversa situación. 

La tragedia ha unido este miércoles a distintas administraciones e instituciones en minutos de silencio, convocados de forma simultánea a las 11.00 horas y que han llegado a todos los ayuntamientos gallegos e instituciones que van desde la Xunta al Parlamento de Galicia.

Asimismo, en la sesión de control al Gobierno, en el Congreso de los Diputados, también se guardó un minuto de silencio esta mañana en señal de respeto por las víctimas.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha mostrado sus condolencias en la red social Twitter.

Conmoción por el naufragio del ‘Villa de Pitanxo’ en Terranova, que deja por el momento 10 fallecidos y 11 desaparecidos