LAS 70.000 AYUDAS DIRECTAS POR NATALIDAD CONCEDIDAS DESDE 2016 ALCANZARON TAMBIÉN A LAS FAMILIAS RETORNADAS

La Comunidad gallega camina por la senda de la conciliación con ayudas a la infancia

| 11 de octubre de 2021, 12:02
12.APOIO NATALIDADE
La ‘Tarxeta Benvida’ ayuda económicamente a las familias con recién nacidos, también a las llegadas del exterior.

Procurar la conciliación de la vida familiar y laboral se presenta hoy en día como la mejor política a aplicar para fomentar la natalidad y luchar contra la despoblación, sobre todo, en las zonas del rural. Entre las medidas que la Consellería de Política Social contempla para atajar la disminución de nacimientos destacan la Tarxeta Benvida, que presta ayuda económica a familias con recién nacidos para la compra de alimentos, pañales, cunas o productos de higiene infantil y de la que se pueden beneficiar también las familias retornadas. Pero aún hay más, y a esta Tarxeta se suman la ‘Cesta Benvida’, el ‘Bono Coidado’, el ‘Bono Concilia’, ‘A Galiña Azul’ o las deducciones fiscales para la compra de vivienda con las que la Xunta se ha propuesto impulsar el crecimiento demográfico.

El Gobierno gallego pretende convertir a Galicia en el lugar ideal para formar una familia y sus políticas en materia social parecen encaminadas a lograr ese objetivo. Con programas de ayudas diseñados por la Consellería de Política Social, específicamente pensados para fomentar la natalidad y la conciliación, en los últimos cinco años, un total de 70.000 familias gallegas y retornadas recibieron ayudas directas por el nacimiento de su bebé. 

Iniciativas como la ‘Tarxeta Benvida’ han contribuido a ello, al igual que la ‘Cesta Benvida’, el ‘Bono Coidado’, ‘A Galiña Azul’, las ‘Casas niño’ o las ‘Escolas infantís’. Otras como las ayudas para la conciliación por maternidad o paternidad o las deducciones fiscales para la compra de vivienda están igualmente pensadas para fomentar la natalidad en una comunidad pionera en aprobar una Ley de Impulso Demográfico (que entró en vigor en febrero de este año) con la que equilibrar la disminución de la fecundidad, fenómeno que afecta hoy en día a todas las sociedades avanzadas, pero que en Galicia se presenta más acusado en las últimas tres décadas, con “valores particularmente reducidos”, según recoge la propia ley.

El texto define como impulso demográfico la adopción de un conjunto de medidas dirigidas al “desarrollo sostenible y al logro del equilibro territorial y social, de modo que se creen contornos favorables para el asentamiento de la población, el desarrollo saludable y el bienestar de la infancia...”, y que “...facilite el retorno de los gallegos residentes en el exerior y la atracción de nueva población” al territorio gallego.

Entiende, asimismo, como población gallega residente en el exterior aquella a la que el “Estatuto de autonomía de Galicia otorga derechos políticos, así como a su descendencia”, y define como retornados a “las personas gallegas y nacidas en Galicia que residiendo fuera de España retornen a la Comunidad Autónoma gallega”, así como “sus cónyuges o personas con unión análoga a la conyugal y a sus hijos, siempre que cumplan con lo dispuesto en la ley de galleguidad”. Asimismo, incluye al resto de descendientes que así lo justifiquen.

Entre las políticas a adoptar para lograr dicho impulso destacan aquellas que tienen que ver con el empleo y la vivienda, por lo que se anuncian programas específicos para incorporar al mercado laboral gallego a la juventud, a los padres de familia con hijos en situación de desempleo, a los retornados y a aquellos que se asienten por primera vez en Galicia, y establecerá programas que faciliten su acceso a la vivienda, al tiempo que impulsará nuevos modelos residenciales para personas mayores y viviendas de calidad en el medio rural y costero no urbano que atraigan población.

Todo ello será posible incrementando la inversión en políticas de familia “con el objeto de avanzar en la creación de entornos favorables para el libre desarrollo de los proyectos familiares”; con prestaciones y ayudas familiares por nacimiento, adopción o acogimiento preadoptivo, –como las que pone en marcha Política Social– pudiendo acceder a los recursos de atención temprana, ayudando a las familias más vulnerables, mejorando la viviendas, bonificando el uso del transporte, apoyando el acceso a la educación infantil de 0 a 3 años y prestando especial consideración a las familias numerosas.

La sección segunda del capítulo V (‘Retorno y atracción de nueva población’) está dedicada al fomento del retorno de la población gallega residente en el exterior y, al respecto, recoge la importancia de afianzar los vínculos con el colectivo, de manera que se fortalezca su sentido de pertenencia a Galicia, así como de facilitarles el asentamiento en igualdad de condiciones que el resto de la población asentada en la comunidad autónoma. 

Un tercer punto contempla la adpción de medidas necesarias para facilitar la adecuada información, orientación y seguimiento de la persona retornada y de su familia, tanto en su país de origen como a su llegada a Galicia, para “conseguir la “plena integración”.

Para ello, se dispondrá de una unidad de gestión integral que dé a conocer a la población gallega residente en el exterior las ayudas y programas existentes y facilite información y seguimiento personalizado a las personas gallegas retornadas y a sus familias.

Más acciones:
MÁS NOTICIAS
  • Colección Crónicas de la Emigración

Boletín de noticias

Si quiere recibir información actualizada de Crónicas de la Emigración, envíenos su correo electrónico.
Suscribirse al boletín

Álbumes de Fotos

Hemeroteca