XI PLENO DEL CONSELLO DE COMUNIDADES GALEGAS

Acuerdo para promover la continuidad de las ayudas para los centros que atienden a los mayores con dificultades

El bienestar de los gallegos que están en el exterior siempre ha sido una preocupación para el Consello de Comunidades Galegas. El X Pleno no ha sido una excepción y por eso la comisión del relatorio de ‘Políticas socioasistenciales’ hizo hincapié en la importancia de promover que se sigan manteniendo las ayudas a los centros que atienden, sobre todo, a los mayores con dificultades como el Recreio dos Anciáns de Río de Janeiro o el Hogar Gallego para ancianos de Domselaar.

Acuerdo para promover la continuidad de las ayudas para los centros que atienden a los mayores con dificultades
4.Pleno 2012
Santos Gastón, en un momento de su intervención en la Comisión 'La Galicia exterior en el S. XXI' en 2012.

El bienestar de los gallegos que están en el exterior siempre ha sido una preocupación para el Consello de Comunidades Galegas. El X Pleno no ha sido una excepción y por eso la comisión del relatorio de ‘Políticas socioasistenciales’ hizo hincapié en la importancia de promover que se sigan manteniendo las ayudas a los centros que atienden, sobre todo, a los mayores con dificultades como el Recreio dos Anciáns de Río de Janeiro o el Hogar Gallego para ancianos de Domselaar.
Desde esta comisión también se pidió que la Xunta continuase colaborando con los centros de día y las entidades que prestan servicio domiciliario a los gallegos necesitados. 
Los casos del Centro Gallego de Buenos Aires y la Fundación España Salud de Venezuela también se debatieron en la comisión y se pidió que se promoviesen líneas de ayuda para los socios que se habían quedado sin cobertura y que no tuviesen asistencia en otra obra social o entidad mutual. 
Los centros gallegos de algunos países, como Suiza y Alemania, pidieron más recursos para poder atender a la creciente demanda que tienen, ya que, según explicaron, desde el inicio de la crisis son muchos los gallegos que llegan a estos países en busca de trabajo pero al no encontrarlo se encuentran en situaciones de especial vulnerabilidad. 
Esta comisión contó con la participación del presidente del Hogar Gallego para Ancianos de Buenos Aires, Rafael Gil; la presidenta de la Sociedade Recreio dos Ancianos para Asilo da Velhice Desamparada de Río de Janeiro, Regina Jallas; y el presidente de la Casa de Galicia de Montevideo, Manuel Ramos.


Casa de Galicia de Montevideo
En su intervención, Ramos recordó la historia de la Casa de Galicia de Montevideo que se constituyó en 1917 y que, tras años de bonanza, en 1998 entró en crisis. “La peor crisis de su historia”, aseguró Ramos, quien se hizo cargo de la entidad en 2005. Con una deuda de 40 millones de euros y el personal sin cobrar, la Casa de Galicia estaba abocada al cierre, pero la ayuda de la Xunta y la paciencia de los acreedores hicieron que la entidad saliera adelante. “Estamos a un paso de dejar la Casa de Galicia, la institución más grande de la emigración, sin deudas y con un presupuesto nivelado”, aseguró.

Acuerdo para promover la continuidad de las ayudas para los centros que atienden a los mayores con dificultades