EL PSOE OBTIENE 123 DIPUTADOS Y PP Y CIUDADANOS, CON 66 Y 57, RESPECTIVAMENTE, SE QUEDAN LEJOS DE LA OPCIÓN DE FORMAR GOBIERNO

Pedro Sánchez gana las elecciones y se sitúa cerca de reeditar el pacto que lo aupó a La Moncloa

| 29 de abril de 2019, 10:53
Pedro-Sanchez-victoria-PSOE-Ferraz_EDIIMA20190429_0084_20
Pedro Sánchez saluda a los militantes y simpatizantes del PSOE para celebrar la victoria electoral.

El PSOE deberá liderar la gobernabilidad en España después de que la formación que encabeza Pedro Sánchez consiguiera incrementar en 38 el número de diputados de la última cita electoral, en diciembre de 2016. Con 123 escaños, los socialistas se sitúan en primer lugar en la Cámara, seguido del PP, que se estrelló en esta convocatoria al perder 71 representantes y obtener tan solo 66, y de Ciudadanos, que consiguió 57, lo que supone 25 más que en 2016. Podemos, con 42 (pierde 3), casi mantiene la representación en el Congreso, en el que por primera vez se da entrada a Vox, la formación de ultraderecha que estaba llamada a ser el revulsivo de estas elecciones. ERC sube de 9 a 15 diputados y JxCat logra 7, uno más que PNV, que sube uno. Bilbu obtiene dos más y se sitúa en cuatro.

El partido socialista comenzará desde este lunes a barajar las posibilidades que se le abren para gobernar España, después de conseguir dar la vuelta a los resultados de los comicios de 2016, donde aparecía hundido, con tan solo 85 de los 350 diputados que componen la Cámara, frente a los 137 que había obtenido el PP de Mariano Rajoy.

La formación que lidera Pedro Sánchez logró este domingo electoral 123 diputados (el 28,70% de los votos) una mayoría holgada, aunque alejada de la mayoría absoluta (176) que se requiere para gobernar en solitario, lo que le obligará, bien a pactar con las fuerzas que le auparon a La Moncloa gracias a una moción de censura para derrocar a Rajoy, bien a limar rencillas con Ciudadanos, que consiguió 57 diputados (15,84%) para obtener el favor de la formación naranja, con quien obtendría la mayoría suficiente para alcanzar el poder evitando dar entrada en el ejecutivo a los independentistas.

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, negó en más de una ocasión su intención de pactar con Sánchez tras los comicios, y su Comité Ejecutivo llegó incluso a acordar por unanimidad eludir cualquier acuerdo con Sánchez.

“Ningún voto a Ciudadanos servirá para que Sánchez sea presidente del Gobierno”, dijo el número dos del partido, José Manuel Villegas, tras el acuerdo de la Ejecutiva. Pero en política, “donde dije ‘digo’, digo ‘Diego”, y los resultados ponen en bandeja un pacto PSOE-Ciudadanos que solo el tiempo dirá si al final se fragua.

De optar por esta opción, en terreno de nadie quedaría Podemos, que logró 42 escaños (11,94%), y que durante la campaña acarició la posibilidad de pactar con el PSOE y obtener más de una cartera ministerial con la que dejar su impronta en España.

El gran perdedor de la noche electoral fue el PP de Pablo Casado, que perdió 71 diputados y con 66 (el 16,68% de los votos), se queda sin posibilidades de formar gobierno con las otras potenciales fuerzas aliadas: Ciudadanos y Vox. Esta última formación política, calificada como de ultraderecha, se perfilaba como el revulsivo de la derecha en estas elecciones, a las que concurría por primera vez, pero con tan solo 24 diputados (10,26%) quedó lejos de las expectativas creadas, más allá de perjudicar a los intereses del PP que ya veía en la creación de este partido la posibilidad de fragmentar el voto de la derecha y perder la opción de hacer frente a Sánchez.

Los otros grupos con representación en la Cámara son ERC (Esquerra Republicana de Catalunyà), que obtuvo 15 diputados (6 más que en 2016); JxCat-Junt, que obtuvo 7; PNV, que logró 6, los mismos que en la anterior convocatoria; EH Bildu, que duplica el número de escaños, al pasar de dos a cuatro; Coalición Canaria, que consigue dos, uno más; Navarra Suma (NA+), que obtiene dos; y Compromís, que logra uno. 

El partido de Cantabria (PRC), consigue por primera vez un representante en la Cámara, de la que se queda fuera una vez más el BNG y también En Marea, que en estos comicios concurrió sin el paraguas de Podemos.

 

Participación

Con una participación del 75,77% (más de 9 puntos por encima del dato obtenido en 2016), lo que se puede considerar una participación récord, más de 26 millones de españoles votaron en estas elecciones al Parlamento español en la que estaban llamados a las urnas 34.799.107 ciudadanos españoles.

Más acciones:
MÁS NOTICIAS
  • Colección Crónicas de la Emigración

Boletín de noticias

Si quiere recibir información actualizada de Crónicas de la Emigración, envíenos su correo electrónico.
Suscribirse al boletín

Hemeroteca