Registró una Proposición de ley en el Congreso y una moción en el Senado

El PSOE ha presentado dos iniciativas para facilitar el ejercicio del voto de los españoles en el exterior

La portavoz socialista de Inmigración y Emigración, Esther Peña, ha puesto en valor las iniciativas socialistas presentadas en el Congreso y el Senado en relación con la supresión del carácter rogado del voto para los españoles residentes en el exterior.

El PSOE ha presentado dos iniciativas para facilitar el ejercicio del voto de los españoles en el exterior

La portavoz socialista de Inmigración y Emigración, Esther Peña, ha puesto en valor las iniciativas socialistas presentadas en el Congreso y el Senado en relación con la supresión del carácter rogado del voto para los españoles residentes en el exterior. El Grupo Parlamentario Socialista (GPS) ha recordado que ya presentó en la Cámara Baja una Proposición de ley, para introducir modificaciones en la Ley Orgánica de Régimen Electoral General (LOREG), con el fin de facilitar el ejercicio del voto de los españoles en el exterior. Además, para llevar a cabo el compromiso de ahondar en nuevos mecanismos que favorezcan la participación, el GPS ha registrado también, el pasado mes de enero, una moción en el Senado.

Esther Peña ha explicado que en la iniciativa registrada en el Congreso “se plantea la supresión del carácter rogado del voto, incorporando la remisión de oficio –por parte de las delegaciones provinciales de la Oficina del Censo Electoral– de la documentación necesaria para el ejercicio de este derecho así como facilitar y perfeccionar el voto en urna e impulsar el voto electrónico de los españoles residentes en el exterior”.

Peña solicita a las formaciones políticas que se han pronunciado públicamente a favor de la supresión del voto rogado que “apoyen estas propuestas”. Además, la responsable socialista indica que esta modificación es “fundamental”, ya que, recuerda, “los poderes públicos deben facilitar el ejercicio de los derechos fundamentales de la ciudadanía, e insiste en que su formación es partidaria de que este cambio se haga por amplio consenso”.

La diputada del PSOE ha recordado igualmente que tras la reforma efectuada por la Ley Orgánica 2/2011, de 28 de enero, por la que se modifica la Ley Orgánica 5/1985, de 19 de junio, del Régimen Electoral General, “la participación de los españoles residentes en el exterior en los procesos electorales ha resultado escasa y acusadamente inferior a la registrada en anteriores comicios. Un hecho que se explica en que esa modificación supuso la reimplantación del carácter rogado del voto de los inscritos en el censo de electores residentes ausentes”, añadió.

Además, durante su intervención en el pleno del Consejo General de la Ciudadanía Española en el Exterior (CGCEE), la portavoz socialista mostró el compromiso concreto de su grupo con los españoles en el exterior con iniciativas concretas en aras de la defensa de los derechos de la ciudadanía en el exterior, como la modificación de la Ley de Nacionalidad para acoger los supuestos que no se aplicaron en la ley de Memoria Histórica, el mantenimiento de derechos de los residentes en Reino Unido, el pago de las pensiones de los retornados de Venezuela así como la exigencia de aplicación de los Presupuestos Generales del Estado para los programas de ayudas que el Gobierno en 2016 dejó de implementar.

“La configuración del Parlamento actual es una oportunidad para que los grupos apoyen esta proposición de ley socialista para suprimir el voto rogado y hacer justicia con los ciudadanos españoles en el exterior”, concluyó. 

El PSOE ha presentado dos iniciativas para facilitar el ejercicio del voto de los españoles en el exterior