El apoyo de la Fundación Can Gelabert garantiza la continuidad de estos encuentros en 2023

Prevenir problemas de salud; derribar tabúes sobre la muerte y el trabajo grupal, ejes del último seminario ¡Adentro! de 2022

La localidad germana de Vallendar, en el estado de Renania-Palatinado, a unos 80 kilómetros al sur de Bonn, ha acogido el tercer y último seminario de ¡Adentro! de este 2022, que ha reunido a una treintena de participantes, de los que un 14 por ciento han asistido de manera virtual desde Alemania, Hungría, España y Bolivia. En este tercer seminario se han celebrado una veintena de grupos de trabajo y sesiones plenarias, que se desarrollan en el marco del proyecto Inter-Aktive 60+ de la Academia Española de Formación, que preside el coordinador del programa, Vicente Riesgo.

Prevenir problemas de salud; derribar tabúes sobre la muerte y el trabajo grupal, ejes del último seminario ¡Adentro! de 2022
Adentro-III Seminario Adentro 2022 Eufemio Cascón
Eufemio Cascón y una de las participantes, durante la velada lúdica.

En la inauguración de este tercer y último seminario de 2022, la representante de la Fundació Can Gelabert, Mari Carmen Salinas, anunció el más que probable apoyo de esta institución privada catalana por un año más al programa ¡Adentro!; decisión que fue muy bien acogida por los presentes.

¡Adentro! es un programa formativo orientado a la participación e implicación de los emigrantes mayores que contribuye a mejorar las condiciones de vida y la prevención de la dependencia de las personas mayores emigrantes mediante la promoción del voluntariado y la formación de personas de la tercera edad como animadores socioculturales.

Estos seminarios cuatrimestrales se organizan de manera conjunta con la Academia Española de Formación, la Confederación de Asociaciones Españolas de Padres de Familia en Alemania, la Cruz Roja Alemana, y cuenta con el apoyo de la Fundació Privada Can Gelabert, del Departamento de Formación de las Misiones Católicas de Lengua Española en Alemania y de la Dirección General de Migraciones, así como del programa GeniAL de la Confederación Alemana de Deportes Olímpicos Deutscher Olympischer Sportbund.

Salud, eje de varios grupos de trabajo

La salud fue, un seminario más, uno de los ejes comunes a varios grupos de trabajo centrados en la importancia del peso, la prevención y detección del ictus, y los caminos para motivar a personas mayores a interesarse por ella, el movimiento y el deporte. Además, se desarrollaron las habituales sesiones de gimnasia para mayores, baile para mayores, y ejercicios de movimiento y relajación, a cargo todos ellos de Eufemio Cascón; y un grupo de ejercicio y yoga para mayores, que dirigió Teresa Díaz Rivero. 

Estas sesiones de trabajo, incluidas en el proyecto Inter-Aktive60+ de la Academia Española de Formación, están orientadas, no sólo a la práctica deportiva de los participantes, sino que también promueve la activación, el fomento y ampliación de las capacidades articulares, musculares, respiratorias, óseas y de equilibrio de personas mayores, contribuyendo, por ejemplo, a la prevención de caídas. También se trabaja la coordinación, la elasticidad y la felicidad entre todos los practicantes.

Daniel Gil dirigió otra sesión en la que realizaron diferentes ejercicios que se pueden hacer en casa, adaptados para personas mayores y que pueden realizarse de pie o sentados. Tras repasar las motivaciones de los mayores para hacer ejercicio y sus beneficios para la salud, también hablaron de las actividades que resultan más interesantes para los mayores como la música, el baile, la natación, el movimiento en el agua o la bicicleta, entre otros.

Por su parte, el sociólogo y gerontólogo José María Villar dedicó el primero de sus grupos de trabajo a hablar del sobrepeso y la obesidad en las personas mayores. Para ello realizó un pequeño estudio entre los asistentes constatando que el grupo tiene sobrepeso. De hecho, la obesidad es una de las enfermedades más frecuentes, infravaloradas y menos diagnosticadas entre los mayores. Repasó los problemas que implica la obesidad como factor determinante en otras enfermedades y la importancia de realizar ejercicio al mismo tiempo que se practica la dieta, especialmente, en personas mayores.

Otro de los temas abordados por el ponente fue el ictus, una enfermedad que padece uno de cada seis mayores de 65 años, que causa el 40 por ciento de la discapacidad grave y que ocasiona más de un tercio de las muertes. En una sesión muy práctica, abogó por saber identificar rápidamente un ictus y por saber actuar ante esta enfermedad, ya que cada 15 minutos que se retrase la primera intervención médica, aumenta un 4 por ciento el riesgo de discapacidad. Villar abogó por “ponerse siempre en lo peor, para que pase lo mejor”.

La estimulación cognitiva fue el título de otro de los grupos celebrados en Vallendar, donde Daniel Gil Abascal explicó cuáles son las funciones cognitivas, la irrigación cerebral y dónde se localizan diversas funciones; y al mismo tiempo cómo interconectar unas y otras. Explicó el concepto de plasticidad neuronal y su importancia en el aprendizaje y la rehabilitación neuropsicológica; y cuáles son los diferentes tipos de memoria.

Derribando tabúes

Varios de los grupos de trabajo desarrollados se enmarcan en la intención de ¡Adentro! de derribar tabúes entorno a la población mayor y normalizar sus inquietudes, problemas y preocupaciones.

Así, el psicólogo clínico Daniel Gil Abascal dirigió un grupo de trabajo dedicado a los cuentos para reflexionar sobre la muerte; mientras que la psicóloga y jurista Mari Carmen Salinas centró otro de sus talleres en el testamento vital como vía para expresar la voluntad anticipada acerca de los tratamientos médicos.

Daniel Gil hizo uso de cuatro cuentos de origen asturiano, gallego, valenciano y mexicano protagonizados por la muerte, y cómo alguno de sus protagonistas trata de evitarla o engañarla, pero con el trasfondo de que esta resulta inevitable. Estos cuentos son una forma diferente de aproximarse a un tema tabú. En la sesión, los asistentes hablaron de lo que significa para cada uno de los participantes la muerte y sus experiencias personales sobre la misma.

En este grupo de trabajo se partió de la base de que la muerte es parte de la vida y que, habitualmente, el desconocimiento sobre qué hay después de la muerte, el peso de la responsabilidad y miedo a dejar desamparados a la familia asustan y preocupan a la persona mayor, más que la propia muerte. De esta manera, una vez se consigue cierta garantía de estabilidad e independencia de la familia, la persona mayor siente una liberación, y un estadio de paz de cara a afrontar la propia muerte.

En esta misma línea de derribar tabúes, la jurista y psicóloga Mari Carmen Salinas dirigió un grupo de trabajo sobre el testamento vital o documento de voluntades anticipadas, u otras denominaciones dependiendo de la Comunidad Autónoma que lo regula. Este documento, diferente al testamento común que todos conocemos para repartir los bienes después de la muerte, permite a una persona expresar por escrito previamente cómo quiere que se actúe sobre él mismo en caso de que no pueda expresarse personalmente debido a una enfermedad. Salinas explicó que “este documento ayuda mucho a la hora de tomar decisiones tanto a las familias como a los profesionales médicos”.

Recordó que este documento debe de estar registrado en cada país y señaló que, para su autentificación, no sólo es necesaria una traducción, sino que los requisitos sean similares. Por eso, la posibilidad de realizarlo ante notario es la más efectiva, ya que es una figura reconocida en España y en Alemania y en ambos casos queda archivado.

El testamento vital, que puede hacer un adulto o menor emancipado siempre y cuando sea de manera libre y capaz, no sólo sirve para la toma de decisiones médicas, sino que también abarca qué hacer con el cuerpo, si se permite o no la donación de órganos, o si se está de acuerdo con la eutanasia recientemente legalizada en España. Este último punto suscitó mucho debate, por motivos religiosos y éticos. A pesar de considerarse un tema tabú, los integrantes del taller participaron activamente y presentaron relatos de sus experiencia, dudas y temores al respecto.

Los ‘adentristas’ reunidos en Vallendar también pudieron asistir a un grupo de trabajo sobre el uso de las tecnologías digitales por parte de las personas mayores pensado para reducir la brecha digital entre ellos y los nativos digitales.

Un último grupo de trabajo de este eje fue el que José María Villar dirigió a cerca del maltrato al mayor, un problema que volvió a ponerse de actualidad durante la reciente pandemia de Covid 19, ya que se estima en que durante este tiempo aumentó un 84 por ciento los abusos a mayores. En este sentido, el grupo se centró en definir que es maltrato, las causas que están detrás de estas actitudes y qué se puede hacer desde los grupos como Adentro para hacerle frente.

Trabajo con los grupos

Un tercer pilar de los grupos de trabajo que constituyeron el amplio programa de este III Seminario de Adentro de 2022 fue el trabajo con los grupos.

Por una parte, el coordinador del programa y presidente de la Academia Española de Formación, Vicente Riesgo Alonso, destacó la importancia de “conocer bien la biografía propia para poder ser multiplicador: hay que saber bien quien soy yo y así poder saber bien qué hacer con las personas mayores”, base del trabajo de los ‘adentristas’. Por ello, destacó la importancia del trabajo biográfico que todos los participantes de estos seminarios deben de realizar la primera vez que acuden a uno de estos seminarios cuatrimestrales.

Así, la psicóloga y jurista Mari Carmen Salinas dirigió una sesión sobre la importancia de las competencias comunicativas del animador para el trabajo con grupos. Habló de los principios básicos de la comunicación resaltando, en especial, cómo el lenguaje no verbal (a través de gestos, expresiones, miradas, postura corporal…) y que representa un 80% de nuestra comunicación, puede expresar nuestros sentimientos mejor que las palabras.  Se expusieron y analizaron las habilidades de los multiplicadores y se reflexionó con ellos las características de las personas mayores para llegar a ellas a través de una comunicación adecuada. Finalmente, se expusieron reglas y habilidades necesarias para mejorar dichas competencias.

En esta línea abogó por una actitud asertiva para poder dirigir un grupo, fomentando valores como la atención y escucha, respeto, claridad en la comunicación, empatía autenticidad, inmediatez y proximidad, asertividad y habilidad de confrontación, entre otros.

El psicólogo clínico Daniel Gil Abascal dirigió un grupo de trabajo dedicado a la irritabilidad, y cómo afecta a la vida diaria de quien la presenta. Centrándose en las experiencias propias y cómo se han resuelto, tanto ante la propia irritabilidad como ante la de un tercero. El grupo también trató sobre estrategias a utilizar para manejar la propia irritabilidad y sobre la violencia en el entorno educativo.

Por último, el asesor socio-jurídico José Antonio Haro-Ibáñez dirigió un interesante grupo de trabajo sobre las cuestiones de la seguridad social alemana más relevantes para los jubilados. Esta sesión se centró en los recientes cambios en la Seguridad Social alemana resaltando los relativos a la cuantía de la pensión efectivos a partir del 1 de julio –fecha en la que Alemania revisa sus pensiones–. Este año, el incremento fue de un 6,12 por ciento. Este incremento implica, también, un incremento similar en la cotización anual al seguro de pensiones, que supone ahora mismo 36,02 euros por año.

En un segundo término se informó sobre la nueva regulación de los ‘minijobs’, trabajos con un máximo de 10 horas semanales y unos ingresos de hasta 520 euros mes desde el pasado 1 de octubre, fecha desde la que el salario mínimo interprofesional se estableció en 12 euros hora.

Al hilo de esto, varios participantes plantearon múltiples malentendidos sobre esta especial forma de relaciones laborales en la que el trabajador no paga por los ingresos ni impuestos ni seguridad social excepto un fijo de 3,6 por ciento del salario al seguro de pensiones. Esto resulta especialmente importante para algunos trabajadores extranjeros residentes en Alemania ya que también estos años de cotización los pueden ayudar a alcanzar la cotización mínima en otros países, como, por ejemplo, los 15 años en España.

Como es habitual en el último seminario de cada año, la sesión del sábado concluyó con una animada velada en la que casi todos los participantes expusieron alguno de sus talentos.

Prevenir problemas de salud; derribar tabúes sobre la muerte y el trabajo grupal, ejes del último seminario ¡Adentro! de 2022